La ultraderecha pasa de la presión a la amenaza para impedir que la izquierda gobierne en España

La ultraderecha pasa de la presión a la amenaza para impedir que la izquierda gobierne en España
Ampliar
lunes 06 de enero de 2020, 12:40h
La ultraderecha pasa de la presión a la amenaza para impedir que la izquierda gobierne en España
Tomás Guitarte el diputado deTeruel Existe presionado en el Congreso e insultado con pintadas en su tierra. La ministra Teresa Ribera denuncia amenazas e insultos para que vote 'no' en la investidura. El general dirigente de Vox en Mallorca descontento con Sánchez pide que los poderes del Estado impidan la investidura del líder del PSOE por pactar con ERC. Hermann Tertsch pide la intervención del Ejército y arrimadas pide un Judas solicialista que traicione la voluntad reflejada en las urnas por los españoles después de unirse a Abascal y Casado en la cascada de insultos a quien les ha ganado este año pasado en cinco ocasiones
La ultraderecha pasa de la presión a la amenaza para impedir que la izquierda gobierne en España

¿Hasta dónde esta dispuesta a llegar la derecha?

Nadie lo sabe, pero lo único cierto es que a pesar de los insultos, acosos, persecuciones y amenazas, los partidos de izquierdas no parecen dispuestos a ceder al chantaje que sufren desde la banca, los empresarios y la iglesia.

Teruel Existe ha salido en defensa condenado 'las presiones antidemocráticas' a su diputado en el Congreso, Tomás Guitarte, y ha exigido 'respeto frente al acoso de algunos medios de comunicación y en redes sociales'. Así mismo denunció la aparición de "pintadas" en su municipio, en su comarca y en su región por su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez.

En un comunicado, Teruel Existe DICE QUE CUANTO HA PACTADO lo está haciendo "con absoluta transparencia" y que nada ha cambiado de lo que dijeron durante la campaña , que facilitaría la gobernabilidad a quien contase con suficientes apoyos para formar gobierno para intentar acabar con el bloqueo político que piden los ciudadanos.

Teruel Existe ha instado a quienes están alentando las presiones a respetar "el orden democrático y a trabajar "por la convivencia y la igualdad" y ha exigido respeto a aquellos que "están intentando alborotar el clima social y político con sus campañas desestabilizadoras en las redes sociales."

Guitarte no es el único acosado y vilipendiado, los casos se pueden contar por decenas. Otra de las acosadas ha sido la ministra Teresa Ribera que ha recibido mensajes amenazantes buscando que vote 'no' en la investidura. Dicho mensaje que le llegó por e-mail puede verse en Twitter después de que ella misma lo colgara en la red y la ciudadanía comprobara hasta donde está dispuesta a llegar la derecha y ulraderecha.

El mensaje a la ministra de Transición Ecológica se las trae: "¿Pero cómo puedes ser tan puta para apoyar la investidura de un traidor?"

No es casualidad el caldo de cultivo ya se llevaba calentando alentado por extremistas como Abascal y su banda de barriobajeros cuenta cuentos dispuestos a convertir la oratoria en soflamas. Muestra de ello, una más y la última la del concejal de Cáceres, UN TAL Teófilo Amores Mendoza, que dirigiéndose a Sánchez publicó: "El gran felón merece la horca.Quisiera verlo como a Mussolini , colgado por los pies. Y a su felona igual"

El terreno ha sido abonado de antemano, el clima de crispación es un plan premeditado, primero para intentar impedir el pacto de Gobierno y ahora para intentar que fracase la investidura.
Arrimadas ha dado un paso más en la manera infame de hacer política buscando comprar a un diputado al tirar la piedra por si alguien la recoge y alentando de valiente al que solo sería traidor y así lo ha dicho en el congreso sin tan siquiera ruborizarse, de igual manera que ha llegado a través de cadena de correos anónimos encabezada con el mismo mensaje: "Hay que impedir el pacto de Gobierno con los separatistas", "recuerda que con un solo diputado que votara en contra habría un empate y la investidura caería".

Esta situación anormal en nuestra democracia está alentada por elementos facinerosos como el dirigente de Vox en Mallorca, Fulgencio Coll que ya había expresado su descontento con Sánchez en un artículo que publicó en El Mundo de Baleares bajo el título Pedro Sánchez, un problema para la seguridad nacional y en la que al estilo Tejero, pedía a los “poderes del Estado” que impidiesen la investidura del líder del PSOE si llega a pacta con ERC y a este se suma otro de igual o peor calaña democrática, su nombre Hermann Tertsch que pide la intervención del Ejército con laque los dirigentes de Vox están de acuerdo pues nadie desautoriza al indecente peticionario golpista a pesar de la gravedad de sus palabras: " Las Fuerzas Armadas para interrumpir el "obvio proceso golpista de la voladura de España como nación".

.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios