"El costo de la Armada Magallánica", por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea

'El costo de la Armada Magallánica', por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea
Ampliar

Autor de “Y sin embargo es redonda”. Magallanes y la Primera Vuelta al mundo

lunes 28 de diciembre de 2020, 10:48h
'El costo de la Armada Magallánica', por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea
'El costo de la Armada Magallánica', por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea
Lo que más atormentó a Carlos I de España y V de Alemania durante su reinado fue el desequilibrio entre el costo de sus empresas y la dotación de su Hacienda. Al desarrollo fabuloso del poderío español no acompañó nunca un grado paralelo de engrandecimiento económico.
'El costo de la Armada Magallánica', por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea
'El costo de la Armada Magallánica', por Pedro Cuesta Escudero, Doctor en Historia Moderna y Contemporánea

Para llevar a cabo sus empresas el Emperador precisó de la ayuda económica de los banqueros, a pesar de la repugnancia que les tenían el sentir general y la voz inflamada de los predicadores en los púlpitos que los anatematizaban. El desinterés por los negocios de la aristocracia e Iglesia españolas, dueñas de grandes fortunas, y la limitación manifiesta de la capacidad económica del resto de españoles, facilitó la inversión extranjera. El desdén por los negocios comerciales de la aristocracia del sur, la que radicaba en Sevilla, aunque acumularon algunos beneficios, privaron a las empresas que se organizaron a ultramar de ser financiadas con sus cuantiosas rentas. Esto tuvo grave repercusión para la economía castellana, ya que los banqueros, al no sentirse solidarios con la economía de este reino, pasaron a ser agentes de su decaimiento.

Mercaderes alemanes y flamencos, que ya tenían organizado el comercio con Amberes, acuden a Lisboa con la ilusión de hacer grandes negocios. Pero Sevilla, que goza del monopolio de Indias rivalizando en estos asuntos con la capital lusitana, atrae a esos mercaderes porque los monarcas portugueses, principalmente Manuel I “el Afortunado”, retienen la exclusiva de los monopolios públicos y sus propias naves son las que transportan las especias a Amberes, obteniendo así la Hacienda real inmensas riquezas. Esto hizo que muchos de esos banqueros retiraran sus capitales de Lisboa y los invirtieran en Sevilla, que es la ciudad que más promesas garantiza por el incremento que van tomando las empresas ultramarinas.

Uno de estos banqueros que marcha de Lisboa a Sevilla es Cristóbal de Haro. Según Navarrete era un rico mercader de Amberes; según otros autores, era genovés, aunque Adelaida Segarra, Profesora de la Universidad de Burgos, asegura que era burgalés. El caso es que tenía numerosos factores por la India controlando vastas empresas comerciales puestas al servicio de Portugal. Ello le proporcionaba un gran conocimiento sobre aquellos mares y sus riquezas.

Influencia decisiva de Cristóbal de Haro

La intervención de Cristóbal de Haro, dado su carácter de negociante y no dudar de los beneficios y de sus conocimientos de los mares de las Indias Orientales, e incluso de las Occidentales, fue decisiva para que la Corona castellana no dudara del proyecto de Magallanes de alcanzar por Occidente las codiciadas Molucas, las Islas de la Especería. Anteriormente Magallanes ya había ido a la Casa de Contratación de Sevilla con su proyecto y, aunque oficialmente es rechazado por la envergadura del mismo, el factor Juan de Aranda, a la sazón director de la Casa, previendo que sería negocio fabuloso adelantó su dinero particular para poner en contacto a Magallanes y Faleiro con los altos poderes, a cambio de la octava parte de los beneficios que se obtuvieran, según consta en el documento que les hizo firmar ante Notario. Este es un dato revelador del desarrollado espíritu picaresco de algunos oficiales de la Casa de Contratación.

Costo total de la armada------------------ 8 cuentos 751.125 maravedíes (1 cuento= 1 millón)

Aportación de S. M.----------------------- 6 “ 454.209 “

Aportación de Cristóbal de Haro------- 1 “ 880.126 “

Aportación de la Casa de Contratación------ 416.790 “

Las naos las compró en Cádiz por orden de S. M. el factor Juan de Aranda. Las construcciones navales y las flotas no estaban en manos del Estado. La navegación era una empresa privada. No por ello los soberanos castellanos se desentendieron de la política naval. A raíz del descubrimiento de América a los Reyes Católicos les empieza a preocupar la exigencia de viajes a ultramar y el desarrollo del comercio con Europa. Trazan las líneas de un programa de fomento de la construcción naval en gran escala, con notoria predilección por las naves de mucha capacidad. Todos los constructores de navíos empezaron a recibir una subvención de la Corona, al igual que eran castigados o multados los que vendían naves al extranjero, como le pasó a Juan Sebastián de Elcano, que vendió su barco y todo su aparejo a unos mercaderes vasallos del Duque de Saboya. Los que construían navíos de 1.000 toneladas recibían una subvención al año de 100.000 maravedíes mientras estuviesen en condiciones de navegar. La prima que recibían por las naves de 800 toneladas consistía en 80.000 maravedíes, los de 600 toneladas percibían 60.000 maravedíes. La Corona prefería la construcción de grandes navíos pensando en la defensa contra corsarios, pero razones económicas y técnicas explican la predilección por naves de menor tonelaje.

Eran muchas las que no llegaban a 200 toneladas y para los descubrimientos eran preferidas las menores de 100. Construir un barco pequeño reclamaba menos gastos y su navegación menos entretenimiento. Además se cargaban con más facilidad y hay que contar, también, con que la barra de Sanlúcar no permitía el paso hacia Sevilla de naves de gran tonelaje. Por otra parte las mercancías que se traían de las Indias, tesoros y especería, exigían menor tonelaje, por lo que se optaba por naves pequeñas y ligeras.

Para la escuadra magallánica se prefirió las naos o carracas a las carabelas, por ser embarcaciones cortas y redondas y, por tanto, de mejor manejo y de gran resistencia, ya que el viaje que se proyectaba iba a ser de más duración de cuantos se habían hecho hasta entonces. Las naos o carracas eran de filiación mediterránea. Cada nao tenía dos airosos y elevados castillos, su rasgo más característico, uno en la popa y otro en la proa. Ello permitía gran número de pasajeros y considerable dotación artillera, aunque no tanto como el galeón que vendrá a sustituirlos en los viajes a Indias de mediados del siglo XVI.

Hasta bien entrado el siglo XVI la artillería era tan necesaria en un barco como el flotar. Toda nave, para transportar indistintamente personas o cosas, tenía que estar dispuesta para combatir. Hasta mediados del siglo XVI ningún Estado tuvo flotas diferenciadas. No cabía hablar de dos marinas, una mercantil y otra de guerra. Los barcos mercantes tenían que navegar armados, en el sentido bélico del término.

Relación del costo que tuvo la Armada Magallánica

(Según Archivo de Indias en Sevilla, papeles del Malucco, legajo 1º de 1519 a 1547. Documento nº 86, Simancas-Malucco: Est. 1 Caj. 2, Leg. 1/1)

Nao Concepción de 90 toneles con aparejo y batel----------------------------------- 228.750 maravedíes

Nao Victoria de 85 toneles con aparejo y batel-------------------------------------- 300.000 maravedíes

Nao San Antonio de 120 toneles con aparejo y batel------------------------------- 330.000 maravedíes

Nao Trinidad de 110 toneles con aparejo y batel------ -------------------------------- 270.000 maravedíes

Nao Santiago de 75 toneles con aparejo y batel-------------------------------------- 187.000 maravedíes

(No debe confundirse la medida de capacidad en toneles con la de toneladas: los vizcaínos se daban a entender por toneles y los sevillanos de la Carrera de Indias por toneladas. Cinco toneles equivalen a 6 toneladas, o sea 10 toneles= 12 toneladas).

Las naos se carenaron en Sevilla:

Juan de Aranda se gastó para ir a comprarlas 3.750 maravedíes

Coste transporte de las naos de Cádiz a Sevilla 20.438 “

Jornales para hacer la fosa y envarar las naos en tierra 13.482 “

Jornales de los carpinteros 104.244

Jornales de los aserradores (de la tablazón y madera) y los calafates que las calafatearon 129.539 “

Costo de la madera 6.790 “

Estopa para calafatear (y repuesto para la travesía) 31.670 “

Brea, alquitrán y aceite y repuesto para la travesía 142.532 “

Sebo para ensebar y repuesto para la travesía 72.267 “

73 piezas de lonas para velas 53.852 “

Hilo, agujas, aleznas y jornales de coser velas 149.076 “

Mástiles y entenas y repuesto para la travesía 32.825 “

Esquife para nao Trinidad 37.437 “

Bombas, clavos y tachuelas 3.937 “

Remos 15.475 “

Zurrones, manguetas y para chapas de las bombas 6.563 “

6 broznas para poleas y 1 polea de broznas 9.364 “

3 gurbias 1. 285 “

8 cuadernas para varar las naves 4.204 “

Poleame y repuesto para la travesía 34.672 “

3 cucharas para la brea 3.687 “

13 barcadas de lastre 511 “

32 varas de cañamazo (para hacer sacos) 1.962 maravedíes

Jornales de ribera, mantenimiento y sueldo a la gente de las naos mientras se aderezaron 438.335 “

13 anclas 42.042 “

8 sierras y barrenas grandes y pequeñas 1.762 “

6 azadones 807 “

76 cueros de carnero para escopetas, brear y ensebar 2.495 “

Chamizo (para quemar cuando se calafatea) 570 “

Pago a los pilotos que llevaron las naos de Sanlúcar a Sevilla 4.277 “

221 quintales de cables, ajustes y orenques, jarcia labrada y 1.000 arrobas de cáñamo para

labrar jarcias y trallas de esparto 324.170 “

Esquife 48.584 “

Gasto de Duarte Barbosa de Sevilla a Bilbao para comprar 7.500 “

Gasto de viaje de Antón Semeño cuando llevó el dinero a Bilbao 24.390 “

Pago de flete de las cosas que se trajeron de Bilbao 3750 “

Gasto de viaje de las cosas traídas en barco de Bilbao 84.144 “

Gasto de viaje de las cosas traídas en carretas de Bilbao 48.500 “

58 versos, 7 falcones, 3 lombardas gruesas y 3 pasa muros (comprado en Fuenterrabía) 160.135 “

50 quintales de pólvora embarrilada (comprado en Bilbao) 104.200 “

Flete de esa pólvora 4.828 “

165 libras de pólvora (comprado en Bilbao) 5.477 “

Dados y pelotas de hierro y de piedra para la artillería 6.633 “

6 moldes para hacer pelotas para los pasamuros, falcones y versos- 3.850 “

Jornal y mantenimiento de montar la artillería 8.790 “

100 coseletes con sus armaduras de brazos, espalderas y capacetes y 100 petos con sus barbotes y casquetes (comprado en Bilbao) 110.910 “

60 ballestas con 360 docenas de saetas (comprado en Bilbao 33.495 “

50 escopetas (compradas en Vizcaya 10.500 “

1 arnés y dos coseletes con todas las piezas para el Capitán General (en Bilbao) 6.375 “

200 rodelas (compradas en Bilbao) 6.800 “

6 hojas de espada para el Capitán General (comprado en Bilbao) 680 maravedíes

95 docenas de dardos, 10 docenas de garguces, 1000 lanzas, 200 picas, 6 chuzos y

6 astas de lanzas ( comprado en Bilbao) 44.185 “

120 ovillos de hilo para ballestas, 7 piezas de dantas para mieses y gasto de

aderezar y 59 ballestas 2.499 “

Gasto de aderezar armas, 4 cuerpos para guarecerlas, 6 libras de esmeril, 3.000 tachuelas y 200 hebillas

3.553 “

80 banderas y 1 bandera real (de tafetán) y sus pinturas 25.020 “

59 frascos para espingardas, 50 rascadores y 150 varas de mecha 5.611 “

O sea que la tonelada armada sale a razón de 8.791 maravedíes.

Relación de las mercadurías para el rescate, ropas de seda y paño y otras cosas para dádivas que asciende a 1 cuento 679.769 maravedíes (Según archivo de Indias en Sevilla, papeles del Malucco, legado 1º de 1519 a 1547)

Aunque el costo detallado de cada mercancía no figura, las mercancías para el rescate son las siguientes:

20 quintales de azogue, 30 quintales de bermellón, 100 quintales de alumbre,30 piezas de paño de colores 20 libras de azafrán, 3 piezas de veintenes, plateadas, coloradas y amarillas, 1 pieza grana de Valencia 10 quintales de marfil, 2 piezas de terciopelo de colores, 200 bonetes sencillos coloreados, 200 sajías coloreadas, 10.000 anzuelos, 1.000 maravedíes de peines, 200 quintales de cobre en pasta, 10.000 mazas de matamoros amarillos, 2.000 manillas de latón, 2.000 manillas de cobre, 200 vacías de latón pequeñas, 2 docenas de vacías grandes, 20.000 cascabeles de tres clases, 400 docenas de cuchillos de Alemania de los peores, 40 piezas de bocacines de colores, 50 docenas de tijeras, 1.000 espejos chicos, 100 espejos grandes , 500 libras de cristalino (diamantes de todos los colores)

Relación de los sueldos que se pagaron

(Según Archivo de Indias en Sevilla, papeles del Malucco, legado 1º de 1519 a 1547. Documento nº 88. Casa de la Contratación Est. 41 Caj. 2 Leg. 1/1. Sevilla 1519)

Antes de zarpar se pagaron por adelantado 1 cuento 154.504 maravedíes en concepto de sueldos de 4 meses a la mayoría, aunque algunos fue de 5 y 6 meses, a los capitanes, oficiales, marineros, grumetes, pajes y sobresalientes. Esta cuenta pasó a engrosar el costo de la Armada.

Magallanes y Faleiro recibieron cada uno por adelantado, y a cuenta, 50.000 maravedíes .El sueldo de Magallanes, como Capitán General de la Armada, era de 95.000 maravedíes anuales, al par que las condiciones establecidas en las Capitulaciones, junto con Faleiro (como Faleiro no llegó a salir por cuestiones de salud sus condiciones fueron anuladas) entre ellas de Adelantados, Gobernadores de aquellas tierras e islas, con la veintena parte de renta y derechos, sacados los costos, de lo que produjeren, durante su vida y la de sus hijos y herederos de juro; se les otorgaba que pudieran llevar ida y vuelta cada año a las islas y tierras por valor de 1.000 ducados de primer coste en las naves reales.

El sueldo anual de cada Capitán de la Armada Magallánica era de 40.000 maravedíes. Así Juan de Cartagena, Capitán de la nao “San Antonio” 40,000 maravedíes en concepto de Capitán, más 70.000 también anuales por ser veedor general de la Armada. Gaspar de Quesada, Capitán de la nao “Concepción”, tenía asignado 40.000 maravedíes anuales. Luis de Mendoza, Capitán de la nao “Victoria”, tenía asignado 40.000 en concepto de Capitán y 60.000 maravedíes anuales como Tesorero de la Armada. Juan Serrano otros 40.000 por ser Capitán de la nao “Santiago”. Antonio de Coca tenía asignado 50.000 maravedíes anuales por ser Contador de la Armada. El sueldo anual de los pilotos también era de 40.000 maravedíes.

Sueldo mensual de:

Los maestres--------------------------- 3.000 maravedíes El cirujano ------ 2.083 maravedíes

Los contramaestre--- -----------------2.000 “ Los calafates ------- 1.875 “

Los lombarderos condestables ------1.875 “ El alguacil mayor ----- 1.800 “

Enrique, esclavo de Magallanes y lengua - 1.500 Los capellanes------ 1500 “

Los sobresalientes-------------------- 1.500 “ Los carpinteros ------- 1.500 “

Los toneleros ------------------------ 1.500 “ Los lombarderos------ 1.500 “

Los merinos ---------------------- 1.200 “ Los barberos -------- 1.200 “

Los despenseros --------------- 1,200 “ Los ballesteros----------- 1.200 “

Los herreros -------------------- 1.200 “ Los marineros -------- 1.200 “

Los grumetes ------------- 800 “ Los pajes-------------- 500 “

En la nao “Trinidad” fueron: 2 pilotos, 1 maestre, 1 contramaestre, 1 carpintero, 1 calafate, 1 tonelero, 1 despensero, 1 lombardero condestable, 2 lombarderos, 15 marineros, 11 grumetes, 3 pajes, además sobresalientes, criados y esclavos.

En la nao “San Antonio” fueron: 1 piloto, 1 maestre,1 contramaestre,2 calafate, 1 carpintero, 1 despensero, 1 tonelero, 1 lombardero condestable, 3 lombarderos, 13 marineros, 12 grumetes, 2 pajes, además sobresalientes, criados y esclavos.

En la nao “Concepción” fueron 1 piloto, 1 maestre, 1 contramaestre, 1 calafate, 1 carpintero,1 despensero, 1 tonelero, 1 lombardero condestable, 2 lombarderos, 10 marineros, 10 grumetes, 2 pajes, además sobresalientes, criados y esclavos.

En la nao “Victoria” fueron. 1 piloto, 1 maestre, 1 contramaestre, 1 calafate, 1 carpintero, 1 despensero, 1 lombardero condestable, 2 lombarderos, 11 marineros, 10 grumetes, 1 paje, además sobresalientes y criados.

En la nao “Santiago” fueron. 1 maestre, 1 contramaestre, 1 calafate, 1 carpintero, 1 despensero, 1 lombardero condestable, 1 lombardero, 9 marineros, 9 grumetes, 2 pajes, además sobresalientes y criados.

Relación del costo de la despensa, cobre, aparejos para pesquería, gastos de correos, cartas de marear, cuadrantes, astrolabios, compases, relojes y agujas de marear asciende a 415.060 maravedíes. (Según Archivo de Indias en Sevilla, papeles del Malucco, legado 1º de 1519 a 1547)

Este coste queda detallado de la siguiente manera:

5 ollas de cobre que pesaron 280 libras 6.165 maravedíes

5 calderas de cobre que pesaron 132 3.700 “

2 hornos de cobre que pesaron 171 libras 7.695 “

1 caldera de cobre que pesaron 27 libras 1.215 “

1 caldera grande para cocer brea que pesaron 55 libras 2.200 “

Pago a Cabrera por un suelo que hecho a una caldera de cobre, gastando 11 libras de cobre 540 “

10 cuchillos grandes 884 “

42 cuartillos de palo para dar las raciones vino y agua 516 “

8 arrobas de candelas de sebo y 20 libras de pábilo 3.440 “

89 linternas 1.430 “

9’5 libras de candela de cera labrada para bendecir las naos 495 “

40 carretadas de leñas 8.860 “

40 varas de cañamaza para manteles donde comer la gente 1.280 “

14 gamellas 476 “

1 cadena para el payol 158 “

12 fuelles con sus cañas de hierro 256 “

22’5 libras de cera e hilo para coser velas 1.530 “

12 calabozos de hierro para las despensas de las naos 768 “

5 cucharas grandes de hierro 204 “

100 galletas, 200 escudillas, 100 tajadores, 66 platos de palo, 12 morteros y 62 gamellas 5.834 “

20 lantías para lámparas 240 “

12 embudos de hoja 330 “

5 martillos 125 “

18 gamellas 995 “

1 almirez con su mano para botica 653 “

35 candados para las despensas 3.622 “

Grillones, esposas y prisiones de hierro 2.861 “

8 aferravelas de hierro 200 “

20 libras de acero para calzar los picos y otras herramientas 240 “

1 arroba de pesos de hierro marcados 297 “

50 azadas y azadones 2.400 “

20 barras de hierro y pies de cabra 1.600 “

56 picos de hierro, martillos y dos mazos grandes de hierro 2.531 “

2 farolas grandes de hierro 1.200 “

8 pares de tenazas para los despenseros 360 “

12 barrenas, 6 gabietes y 5 ganchos de batel (comprados en Bilbao) 1.224 “

49 quintales, 120 libras de hierro en barras pequeñas para los despenseros 24.938 “

128 esteras para los payoles 9.290 “

87 espuertas para sacar bizcochos de los payoles y 22 serones donde van las armas 1.349 “

2 chinchorros 8.500 “

6 anzuelos de cadena 125 “

Corchos para aderezar los chinchorros, linos y cordeles aparejados para pesquería, harpones

y fisgas (comprados en Vizcaya) 8.715 “

10.500 anzuelos 3.826 “

1 fragua con su aparejo (comprado en Sevilla) 3.000 “

Barquinas grandes, yunques y toberas (comparados en Vizcaya) 6.147 “

15 libros blancos guarnecidos (cinco para tener cuenta de los gastos de la Armada y los

otros 10 para los oficiales para sus cuentas 1.211 “

Jornal de los arrumadores que arrumaron las naves 2.635 “

2 muelas y 1 morejón para los barberos

2.125 “

5 tambores y 20 panderos 2.895 “

Ornamento y aderezo necesario para que los clérigos puedan decir Misa 16.513 “

Sueldo a los pilotos que bajaron las naos de Sevilla a Sanlúcar 3.700 “

Sueldo a los pilotos que sacaron las naos de la barra de Sanlúcar a fuera 1.985 “

Sueldo a Rodrigo de Garay por lo que sirvió a la Armada hasta que partió de Sevilla 11.250 “

Sueldo que se dio a Juan de Cueva por entender en cosas de la Armada 7.500 “

Gastos de azogue y bermellón para las badanas, baldresas y paneles de cobre (en Almadén) 12.014 “

Sueldo que se dio al hombre que vino de Portugal y se envió a la Corte 5.625 “

Lo que se dio a Juan de Cartagena para que pagara los correos idos y venidos a la Corte 45.000 “

Lo que se dio a Luis de Mendoza, Tesorero de la Armada, por lo que comprara en Canarias 15.000 “

Lo que se dio a Nuño García para comprar pergamino para hace cartas 1.125 “

12 pieles de pergamino (pagados a Nuño García) 865 “

7 cartas de marear hechas por orden de Faleiro 13.125 “

11cartas de marear pagadas a Nuño García por orden de Magallanes 11.250 “

6 cartas de marear que mandó hacer Faleiro 13.500 “

6 cuadrantes de madera hechos por Faleiro 1.121 “

1astrolabio de palo hecho por Faleiro 750 “

1 plano esférico que pagó Magallanes para S.M. 4.500 “

6 astrolabios de metal con sus pautas que se pagaron a Magallanes 4.500 “

15 agujas de marear que se pagó a Magallanes 4.080 “

15 cuadrantes de madera abroznados que se pagó a Magallanes 1.875 “

Compases dorados con su caja que envió Magallanes a S. M 476 “

Caja de cuero que mandó hacer Magallanes para el plano esférico 340 “

12 relojes de arena que compró Magallanes 612 “

2 agujas de marear 750 “

6 pares de compases 600 “

2 agujas de marear que se pagó a Nuño García 750 “

Corregimiento de una aguja de marear dañada 136 “

4 cajas grandes para 4 agujas que mandó hacer Faleiro 884 “

16 agujas de marear y 6 relojes de arena que envió Bernaldino del Castillo a Cádiz 6.094 “

Relación del costo del vizcocho, vino, aceite, pescado, carne, quesos, legumbres, toneles, botas y pipas para el vino y el agua que asciende a 1 cuento 589.551 maravedíes. (Según Archivo de Indias en Sevilla, papeles del Malucco, legado 1º de 1519 a 1547)

Este costo queda detallado de la siguiente manera:

2.138 quintales 3 libras de vizcocho (a 170 el quintal) 363.480 maravedíes

18 piezas de vizcocho 6.375 “

Alquiler de sacos para llevar los vizcochos a las naves 2.655 “

508 botas de vino (comprado en Jerez) 511.347 “

Flete de dicho vino 37.870 “

Acarreo del vino 18.428 “

Gasto de Gonzalo Díaz por los 93 días que empleó para comprar el vino 6.324 “

Guindaje de 420 pipas 3.320 “

Corchos y escorpeles y correos que se hicieron de Sevilla a Jerez sobre el vino 6.115 “

Gasto de Juan Nicolás en la compra del vino 4.970 “

Jornal de los que estuvieron de guardia mientras se cargaba el vino en Jerez y se descargaba en Sevilla 1.806 “

50 hanegas de habas, 90 hanegas de garbanzos y 2 hanegas de lentejas 23.037 “

47 quintales 5 arrobas de aceite de comer 58.425 “

200 barriles de anchoas, 176 docenas de alvarines secos y cazones 9 docenas de dentados, 63 docenas de cornudillas, 17 arrobas 23 libras de pescado vestina seco 62.879 “

57 quintales 12 libras de tocino seco 43.908 “

7 vacas (compradas en Sanlúcar) 14.000 “

3 cerdos 1.180 “

Gasto de carne de la gente que bajó a Sanlúcar 2.560 “

984 quesos (pesaron 112 arrobas 17 libras) 26.434 “

Botas pipas, toneles, aderezo de ellos, arcos de hierro para envasar el agua y el vino de la siguiente manera:417 pipas, 253 botas, 45 toneles 230. 017 “

3.293 arcos de toneles, botas, pipas 125.973 “

Rebatir algunas botas y pipas 17.558 “

Vasijas de aceite 4.925 “

75 arcos de barriles 2.625 “

250 lianas de mimbre 4.798 “

43 fajas de arcos 4.216 “

Barriles para quesos, aderezo de 11 botas y 10 pipas, 129 botijas para vinagre y otras cosas 3.511 “

21 arroba 9 libras de azúcar (a 720 la arroba) 15.451 “

200 arrobas de vinagre (comprado en Moguer) 3.655 “

250 ristras de ajos y 100 manojos de cebollas 2.198 “

19 quintales de pasas de sal y lejía 5.997 “

16 cuarterones de higos 1.130 maravedíes

12 hanegas de almendras con cáscara 2.922 “

54 arrobas 2 libras de miel envasada 8.980 “

2 quintales de carnelas pasas 750 “

3 jarras de alcaparras 1.554 “

Sal 1.768 “

3 quintales 22 libras de arroz 1.576 “

1 hanega de mostaza 380 “

Carne de membrillo 5.773 “

Cosas de botica, ungüentos, aceites y aguas destiladas 13.027 “

5 pipas de harina 5.927 “

Relación de los bastimentos que llevó la Armada Magallánica

(Nota: 4 arrobas=1 quintal, 25 libras= 1 arroba, 26 arrobas= 1 pipa; 3.446 azumbres = 1 arroba; 89.586 azumbres= 1 pipa. 12 celemines= 1 hanega.

Vizcocho: 2.174 quintales y 3 arrobas. Distribuido así: La nao “Trinidad” 519 quintales 2 arrobas y 14 libras, la “San Antonio” 434 quintales1 arroba y 3 libras, la “Concepción” 428 quintales 3 arrobas y 15 libras, la “Victoria” 493 quintales 3 arrobas y 24 libras y la “Santiago” 297 quintales 3 arrobas y 19 libras.

Queso: 28 quintales y 17 libras. Distribuido así: la nao “Trinidad” 6 quintales, 3 arrobas y 24 libras, la “San Antonio” 7 quintales, 1arroba y 6 libras, la “Concepción” 4 quintales 3 arrobas 5 libras, la “Victoria” 5 quintales y 5 libras y la “Santiago” 4 quintales y 2 libras.

Vino: 415’5 pipas. Distribuido así: la “Trinidad” 94’5 pipas, la “San Antonio” 90 pipas, la “Concepción” 89 pipas, la “Victoria” 82 pipas y la “Santiago” 60 pipas

Aceite: 118 quintales y 3arrobas. Distribuido así: la “Trinidad” 25 quintales, la “San Antonio” 26 quintales y 1 arroba, la “Concepción” 25 quintales, la “Victoria” 25 quinales y la “Santiago” 17 quintales y 2 arrobas.

Vinagre: 50 quintales. Distribuido así: la “Trinidad” 10 quintales, la “San Antonio” 12 quintales y 2 arrobas, la “Concepción” 10 quintales, la “Victoria” 10 quintales y la “Santiago” 7 quintales y 2 arrobas.

Pescado seco y bastina: 245 docenas, 4 quintales y 2 arrobas. Distribuido así: la “Trinidad” 50 docenas, 4 arrobas, la “San Antonio” 50 docenas, 4 arrobas, la “Concepción” 50 docenas, 4 arrobas, la “Victoria” 50 docenas, 4 arrobas y la “Santiago” 45 docenas, 2 arrobas.

Tocino añejo: 57 quintales. Distribuido así: la “Trinidad” 15 quintales, la “San Antonio” 13 quintales 2 arrobas 12 libras, la “Concepción” 10 quintales 1 arroba 12 libras, la “Victoria” 10 quintales 1 arroba 2 libras y la “Santiago”7 quintales 3 arrobas 11 libras.

De habas hay la misma cantidad en los cinco barcos: 8 hanegas 6 celemines

De garbanzos hay 18 hanegas en 2 botas en cada nao, a excepción del “Santiago” que solo lleva 10 hanegas en un bota.

De lentejas llevaron, la “Trinidad” y la “San Antonio” 6 celemines cada una; la “Concepción” y la “Victoria” 5 celemines cada una; y la “Santiago” 2 celemines.

De harina lleva cada nao 1 pipa.

De ajos llevaron, la “Trinidad” y la “San Antonio” 55 ristras cada una; la “Concepción” y la “Victoria” 50 ristras cada una; y la “Santiago” 40 ristras.

Miel: 13 quintales 2 arrobas 2 libras. Distribuido así: la “Trinidad” 3 quintales 1 arroba 12’5 libras, la San “Antonio” 3 quintales 2 libras, la “Concepción” 2 quintales 2 arrobas 12’5 libras, la “Victoria” 2 quintales 2 2 arrobas 12’5 libras.

De almendras con cáscara levaron 2 hanegas 8 celemines cada nao, a excepción de la nao “Santiago” que llevó 1 hanega 4 celemines,

De anchoas llevaron 150 barriles por igual en cada nao

De sardina blanca para pesquería llevaron 1 jarra con 2.000 sardinas en cada nao

De pasas de sal y lejía llevaron: la “Trinidad” 7 quintales 1 arroba 12’5 libras; la “San Antonio”, la “Concepción” y la “Victoria”, llevaron, cada una, 3 quintales 3 arrobas; y la “Santiago” 1 quintal 3 arroba 12`5 libras.

De ciruelas pasas llevaron: la “Trinidad” 1 quintal 1 arroba 3 libras; la “San Antonio” 22 libras; la “Concepción” y la “Victoria”, cada una, 20 libras; y la “Santiago”, 10 libras.

De higos llevaron: la “Trinidad” y la “San Antonio”, cada una, 4 seras con 1 quintal cada; la “Concepción” y la “Victoria” 3 seras con 1 quintal cada; y la “Santiago” 2 seras con 1 quintal cada.

De azúcar llevaron: la “Trinidad”, 4 quintales 21 libra; la “San Antonio” 3 arrobas 20 libras; la “Concepción” y la “Victoria” 20 libras cada una; y la “Santiago” 16’5 libras.

De carne de membrillo llevaron: la “Trinidad” 55 cajas; la “San Antonio”, la “Concepción” y la “Victoria” 4 cajas cada una; y la “Santiago” 3 cajas

De alcaparras solo llevaron una jarra e iba en la nao “Trinidad”.

De mostaza llevaron: la “Trinidad” 5 jarras; la “San Antonio” y la “Concepción” 4 jarras cada una; la “Victoria” 3 jarras y la “Santiago” 2 jarras.

La botica iba toda en la nao “Trinidad”.

Los ornamentos sagrados iban repartidos entre la “Trinidad” y la “San Antonio”.

Las vacas, 2 en la “Trinidad”, dos en la “San Antonio” y una en cada una de las otras.

Los tres cerdos iban en la nao “Trinidad”

De arroz llevaron: la “Trinidad” 1 quintal, la “San Antonio” 2 arrobas, la “Concepción” y la “Victoria”1 arroba 5 libras cada una y la “Santiago” 12 libras.

O sea que el pan, vino y aceite iba repartido según la gente. Salieron 265. De esta manera había vizcocho a razón de 9 quintales 17 libras por persona; de vino había a razón de 1 pipa 20 arrobas 2 azumbres por persona; es decir, que si se cuenta la travesía en 756 días la ración diaria de vino resultaba a 0`5 azumbres.

Nota 26 arrobas= 1 pipa; 3.446 azumbres = 1 arroba; 89.586 azumbres= 1 pipa. 12 celemines= 1 hanega.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios