EL INTENTO POR DESTROZAR LA SANIDAD PUBLICA EL MAYOR OBJETIVO DE LA DERECHA, artículo de opinión de Luis García Collado

 EL INTENTO POR DESTROZAR LA SANIDAD PUBLICA EL MAYOR OBJETIVO DE LA DERECHA, artículo de opinión de Luis García Collado
Ampliar
lunes 23 de marzo de 2020, 10:40h
 EL INTENTO POR DESTROZAR LA SANIDAD PUBLICA EL MAYOR OBJETIVO DE LA DERECHA, artículo de opinión de Luis García Collado

¿Está llegando el Gobierno tarde para atajar la crisis sanitaria? ¿Ha sabido reaccionar al ataque del coronavirus? ¿Es verdad que el Gobierno tenía información de cómo iba a desarrollarse la pandemia? ¿Están los expertos politizados?

 EL INTENTO POR DESTROZAR LA SANIDAD PUBLICA EL MAYOR OBJETIVO DE LA DERECHA, artículo de opinión de Luis García Collado

Éstas y otras preguntas nos asaltan continuamente desde que la crisis del coronavirus tocó a nuestra puerta, nos condenó a estar encerrados y a ver morir a nuestros vecinos mientras nada, o casi nada, podemos hacer salvo quedarnos en casa. Las caceroladas el otro día, en plena comparecencia del Presidente, muestran un profundo malestar. ¿Muestran un profundo malestar o tienen una clara intencionalidad política? Lo único que está claro es que la gente es fácilmente manipulable cuando tiene sobre la mesa más de mil muertos y cuando el miedo y la angustia atenazan sus vidas.

El Gobierno de Pedro Sánchez, y esto son datos, está poniendo sobre la mesa el mayor paquete de medidas, en nuestra joven democracia, para frenar el coronavirus. La situación que vivimos que, sin duda, se estudiará en los libros de historia, es un hecho sin precedentes y una convulsión nunca antes vivida desde la Segunda Guerra Mundial. Las medidas derivadas del estado de alarma son las medidas más restrictivas de Europa: en Francia aún no hay una reclusión como la que aquí vivimos más de una semana; en Alemania hasta hace poco había clases y no hay, salvo en Baviera, un confinamiento como España; en Inglaterra se recomienda a los pacientes con más riesgo que se abstengan de salir durante doce semanas y se han cerrado bares y restaurantes.

El paquete de ayudas económicas (200.000 millones de euros) son muy parecidos a los que adoptan los demás países, con una mayor renta per capita y con más número de habitantes (Francia 300.000; Alemania 200.000) e incluso muy superiores a las de otros (Italia 25.000 millones de euros; Portugal 9.200; Grecia 3.800). Sin embargo, al Gobierno se le dice que no está haciendo lo suficiente y se recurre, como ataque político, a la manifestación del 8 de marzo, fecha en que aún no había contagio local, en la que se podía seguir, con cierta facilidad, la trazabilidad del virus y los contagios eran todos importados. Es el 8M lo que preocupa pero no la cantidad de partidos de fútbol de la jornada, con las aglomeraciones de gente consiguientes, la cantidad de misas en España, un mitin en Vistalegre y la gente haciendo la vida normal de un país.

¿Deberían haberse tomando medidas drásticas a finales de febrero? Puede ser pero, en aquel momento, con escasos casos y todos muy bien controlados, cualquier tipo de medida restrictiva hubiese sido tomada como una mala decisión que iba a contraer la economía y que nos iba a meter de cabeza en una recesión y en una crisis mayor que la de 2008. Cualquier medida a posteriori, para quienes hacen una política carroñera, tan del gusto de la caverna mediática, es una mala actuación y una negligencia del Gobierno.

El Gobierno de Pedro Sánchez está dando respuesta acertada a las distintas necesidades que tiene nuestro país. Además de las medidas, los expertos sanitarios están gestionando una crisis sanitaria sin precedentes, siguiendo los paradigmas de la OMS, que, hace poco, felicitó al gobierno de Pedro Sánchez por su gestión sanitaria.

La comparecencia diaria de Fernando Simón da tranquilidad a los españoles, tranquilidad a la que se suma la continua intervención de los ministros y del mismísimo Presidente que está siempre presente para informar a la población.

Sin embargo, es más fácil criticar y mover a las redes desde el miedo y las entrañas para empezar un movimiento de acoso y derribo utilizando la salud pública para acabar con el Gobierno. La culpa es del Gobierno, empiezan a dejar caer el PP y VOX con Casado y Abascal a la cabeza, pero unos olvidan que fueron quienes más recortaron en sanidad y en dependencia, cuando ahora los hospitales están al borde del colapso y las residencias de ancianos dependientes son las primeras víctimas del virus (unos cien muertos y setenta y dos geriátricos madrileños afectados) y otros pasan por alto que fueron un altísimo foco de contagio por la irresponsabilidad de Ortega Smith que estuvo en Italia, que ocultó la información y que pululaba por Madrid, ya contagiado, acompañando a su madre al hospital.

La culpa es del Gobierno, dicen, pero nadie habla de que la sanidad, en los últimos años del PP, ha sufrido un golpe terrible y el mayor empobrecimiento desde que hay registros. El haber pasado de 162.538 camas en 2011 a 157.665 en 20016, el tener 804 hospitales en 2008 y quedarnos con 788 en 2016, que sólo el 5,9% del PIB se haya dedicado los últimos años a Sanidad (el 3,9% en Cataluña) frente al 7,5 % de los países europeos, que Madrid haya perdido desde 2014 más de 2.500 médicos o que hagan falta 17.000 enfermeras en Cataluña, según los datos del propio Ministerio de Sanidad, que todo eso haya mermado nuestro sistema sanitario no tienen la culpa de la situación de colapso actual, pero sí la tiene un Gobierno que está tomando las medidas más restrictivas, que ha puesto en marcha un plan económico nunca antes visto, que ha inyectado dinero a la investigación para parar con una vacuna el Covid 19, la culpa la tiene el Gobierno y la tendría cualquier gobierno del mundo que no estuviera presidido por Pablo Casado y el PP.

“El Gobierno tiene la culpa”, pero con este Gobierno y con la ayuda de todos los españoles lograremos vencer la enfermedad y remontar como siempre hemos hecho, eso sí, con una diferencia, frente a las crisis lideradas por el PP, saldremos todos juntos, sin que nadie quede atrás y sin que el sistema atropelle a quienes más dificultades económicas y sociales tienen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios