Ortega Smith, entre la mentira y la indecencia

Ortega Smith, entre la mentira y la indecencia
viernes 04 de octubre de 2019, 18:20h
Ortega Smith, entre la mentira y la indecencia

La sentencia del tribunal franquista que en Consejo de Guerra condenó a las Trece Rosas a la pena de muerte no menciona en ningún momento en la sentencia, las supuestas violaciones y torturas que les atribuye a estas mujeres el ultraderechista Ortega Smith

Ortega Smith, entre la mentira y la indecencia

"Las 13 jóvenes, fusiladas por el franquismo torturaban, violaban y asesinaban vilmente. Estaban acusadas de cometer crímenes brutales"- ha dicho el secretario general de Vox.

Sin embargo aquellas trece mujeres que un tribunal sentenció a muerte y que son conocidas como las Trece Rosas no fueron unas torturadoras, ni tampoco unas violadoras, como ha dicho Javier Ortega Smith.

La sentencia en la que el Consejo de Guerra las condenó a muerte, recuperada por Newtral deja claro que Ortega Smith miente a sabiendas de que lo hace, tanto es así que la sentencia no menciona ninguno de esos supuestos crímenes que el dirigente de la formación de extrema derecha les atribuye a estas trece ejecutadas, y que ni tan siquiera lo hace el tribunal franquista que las sentenció .

No hay nada más infame que intentar manchar la memoria de un muerto, más si cabe cuando estas trece víctimas del genocida que Vox defiende fueron asesinadas de manera vil y cobarde no distinta a como la mano derecha de Abascal lo hace.

Según la sentencia, las Trece Rosas, fueron condenadas a muerte por el Consejo de Guerra, acusadas de un supuesto "delito de adhesión a la rebelión" porque "tenían por misión hacer fracasar las instrucciones político-jurídicas de nuestro estado Nacional" y organizarse y actuar en misiones que pudieran producir actos delictivos que vulnerasen el orden social y jurídico de la Nueva España", es dicir que defendían sus ideas de las impuestas por el franquismo.

En ningún momento se hace referencia a una violación o tortura, como ha esgrimido Ortega Smith.Una condena injusta.

El delito de las Trece Rosas fue pertenecer a las Juventudes Socialistas Unificadas y luchar por la libertad.

Ellas ni siquiera participaron en el asesinato del comandante de la Guardia Civil Isaac Gabaldón que murió junto a su hija y su chófer y cuyo crimen fue atribuido a militantes de las JSU y a una supuesta red comunista en la que se incluía a las 13 jóvenes. En aquel entonces estas 13 jóvenes ya estaban en prisión. Sin embargo a Ortega Smith en su infame proceder le da igual.

Cinco días más tarde, fueron condenadas a la pena de muerte y el 5 de agosto fueron ejecutadas en el Cementerio del Este, hoy Cementerio de la Almudena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios