Al descubierto en Granada un palacio nazarí en el Albercón del Moro

Al descubierto en Granada un palacio nazarí en el Albercón del Moro
Ampliar
viernes 23 de agosto de 2019, 13:25h
Se trata de los restos de un nuevo palacio nazarí en la zona del Albercón del Moro, en Cartuja, similar al Cuarto Real de Santo Domingo según los arqueólogos

El descubrimiento ha tenido lugar durante las labores de limpieza de tierra y desbroce de maleza que se llevan a cabo en la zona de la alberca en el campus alto.

Por el momento se han descubierto los muros de la construcción.

Recordemos que en mayo de 2018, en zona del Albercón del Moro, se encontraron los restos, es un estanque de grandes dimensiones que data de época musulmana. Así mismo que la Universidad de Granada y la Empresa Municipal de Abastecimiento y Saneamiento de Granada firmaron un convenio para su restauración, ya que hasta el momento estaba siendo usado por la empresa de aguas públicas como el 'Deposito Alto del Beiro'.

La alberca data del siglo XIV,aunque no se descarta que su creación fuera anterior.

Varios registros documentales indicaban que en la zona podía haber existido un palacete.

Ahora tras las últimas excavaciones parece ser que en el lugar hubo un palacio o cármen nazarí que dataría de la misma época de la aparición de esta gran alberca o incluso anterior.

Además de los muros se han encontrado anillos y monedas.

El palacio dataría del siglo XII y habría pertenecido a lo que se conoce como el 'Pago de Aynadamar'. Tras la expulsión de los moriscos, esta zona de Cartuja fue derivando en huertos de olivos y almendros y los cármenes fueron desapareciendo.

Cuando los jesuitas compraron la finca a finales del siglo XIX, realizaron en la zona alta paseos y lugares de estancia y recreo, se construyó una piscina y una pista de tenis, se trazaron paseos con puentes, se plantaron arboledas y se construyeron glorietas, capillas, pozos e incluso un cementerio.

En tiempos de la Universidad todo el interés se centró en la zona media del Campus, con la construcción de las distintas facultades, y la parte alta queda relegada a un segundo plano con escaso mantenimiento.

En cuanto al Albercón del Moro, este fue cedido entonces en 1985 a la empresa municipal de abastecimiento de agua Emasagra, que lo conservó como un depósito para agua potable. El objetivo era volver a descubrirlo, para que recuperara su aspecto.

La Universidad de Granada ya preopara la presentación de estos restos encontrados. Les tendremos informados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios