"Málaga vibró al paso del Cristo de la Buena Muerte, patrón de La Legión, y de la Virgen de la Soledad Coronada, vinculada a la Armada" , por Jerónimo Martínez

'Málaga vibró al paso del Cristo de la Buena Muerte, patrón de La Legión, y de la Virgen de la Soledad Coronada, vinculada a la Armada' , por Jerónimo Martínez
Ampliar
miércoles 20 de abril de 2022, 18:16h
'Málaga vibró al paso del Cristo de la Buena Muerte, patrón de La Legión, y de la Virgen de la Soledad Coronada, vinculada a la Armada' , por Jerónimo Martínez

El desembarco legionario desde el “Contramaestre Casado”, la entrega de la Medalla de la Ciudad y el nombramiento de La Legión como Hija Predilecta, la entronización y el desfile llenan de contenido el emotivo Jueves Santo malagueño.

Jueves Santo 2022. Puerto de Málaga. 10,30 horas. El buque de transporte ligero de la Armada “Contramaestre Casado” comandado por el Capitán de Corbeta Alberto Rastrollo Marcos recala en el muelle adosado al Dique de Levante, procedente de Melilla con la presencia a bordo de 193 legionarios del Tercio “Gran Capitán” Primero de la Legión a cuyo frente se encuentra el Capitán Eduardo Códez Millán, con la misión de escoltar un año más al Cristo de la Buena Muerte en este día tan genuinamente malagueño. Llegada que como es costumbre sirve para escuchar “El Novio de la Muerte” desde el propio navío por la Compañía de Honores.

En el muelle espera la comitiva oficial presidida por el Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Amador Fernando Enseñat y Berea, acompañado del Almirante de la Flota, Eugenio Díaz del Río Jáudenes, el Presidente de la Junta de Andaluía, Juan Manuel Moreno, el Hermano Mayor de Mena, Antonio de la Morena, el General-Jefe de La Legión, General de Brigada Melchor Marín, doce Guardiamarinas de Segundo de la Escuela Naval Militar con un Alférez de Navío como mando y un numeroso grupo de público invitado. El Capitán de Navío-Comandante Naval de Málaga Ignacio García de Paredes Rodríguez de Austria recibe las novedades del Comandante del “Casado” para posteriormente efectuar la misma secuencia ante el Jeme por parte del CN García de Paredes.

Entre las 10.35 y 10.52 horas se produce el desembarco de la tropa a paso ligero para incorporarse al lugar designado en el recinto portuario no sin antes recitar el Credo. El primero en descender por la escala del “Casado” es el Capitán Códez, acompañado del guión de la unidad. Después lo hacen individualmente cada uno de los legionarios. La interpretación del Himno Nacional precede a la revista de la fuerza por el JEME. Instantes después comienza el desfile hacia Santo Domingo para cumplir el rito de traslado y entronización del Cristo de la Buena Muerte.

La unidad desplazada desde Melilla recorre el Muelle Adosado al Dique de Levante, Muelle Uno, Muelle 2-Palmeral de las Sorpresas, plaza de la Marina, Molina Lario, Plaza del Obispo, plaza del Carbón, Granada, Larios, Martínez, Atarazanas, Puente de la Esperanza, San Jacinto, plaza de La Legión Española hasta llegar a la plaza de Fray Alonso de Santo Tomás.

La Legión recibe la Medalla de la Ciudad por el Centenario

A las 12,20 horas La Legión accede desfilando a la plaza Fray Alonso de Santo Tomás, sede de la Congregación de Mena donde esperan las autoridades e invitados, entre ellos el Presidente andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, la Presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, el Presidente de la Congregación de Mena, Antonio de la Morena, el Alcalde de Málaga Francisco de la Torre, el Jefe del Estado Mayor del Ejército, el Almirante de la Flota, el General-Jefe de la Brigada de la Legión, el Comandante Naval de Málaga, los GG MM de la ENM, el actor Antonio Banderas y otros representantes civiles y militares, familiares e invitados a los actos programados.

Llega el momento de proceder a entregar la Medalla de la Ciudad y el nombramiento de La Legión como Hija Predilecta de Málaga con ocasión del Centenario de su fundación tras la propuesta presentada por la Concejala de Servicios Operativos, Régimen Interior, Playas y Fiestas, Teresa Porras. Con la bandera del municipio portada por un miembro de la Corporación, el Primer edil reconoce “el amor y admiración de Málaga a La Legión” que se manifiesta anualmente con su presencia en la Semana Santa. “Un orgullo para España”, expresa el Alcalde de Málaga. En nombre de La Legión interviene su máximo responsable, el General Melchor Marín Elvira para agradecer la distinción a los impulsores de la misma. El General Marín recuerda “los 100 años de servicio a España, con el compromiso de defender los intereses nacionales” refiriéndose también a la estrecha vinculación existente con Málaga que se remonta a los años 20 del pasado siglo.

Como paso previo a la entronización tuvo lugar el tradicional relevo del Estandarte del Cristo de la Buena Muerte, que durante el último año ha permanecido custodiado por el Tercio “Gran Capitán” I de la Legión, el Coronel Antonio Ferrera entrega el mismo a su homólogo del Tercio “Duque de Alba” II de La Legión, Coronel Zacarías Hernández Navarro.

Posteriormente, con una plaza atestada de malagueños, cofrades y visitantes, el Cristo de la Buena Muerte y Ánimas sale desde el interior del templo a hombros de los legionarios al tiempo que los asistentes cantaban “El Novio de la Muerte” durante el recorrido de la talla por la explanada de Santo Domingo, empleando el pulso y el hombro de la imagen del Cristo de Mena, recibiendo honores antes de acceder al interior del recinto religioso para ser depositado en el trono a los acordes de la marcha procesional “Cristo de La Legión”, de Eloy García, interpretada por la Banda de Música de la Brigada “Alfonso XIII”. La ceremonia concluye con la salida de la Compañía de Honores y Unidad de Música, que momentos antes entona el Himno de La Legión y recitar dos artículos del Credo Legionario. El reloj marca las 13,10 horas.

Procesión del Cristo de la Buena Muerte

A las 19,45 horas, entre aplausos y vivas ciudadanas parte en procesión desde Santo Domingo, en perfecto orden procesional y a los sones del “Novio de la Muerte”, el Cristo de la Buena Muerte o de Mena, advocaciones de Cristo que surgen de una talla de Cristo crucificado, original de Pedro de Mena datada aproximadamente en el año 1660, y que se conservó en la Iglesia de Santo Domingo hasta su destrucción. La cruz mide tres metros y pesa 180 kilos. El autor es Francisco de Palma. De estilo neobarroco, fue elaborada en 1941, con escultura en madera y policromada. El trono supera los cuatro metros de largo y cerca de tres de ancho. Pesa 2500 kilos y lo portan 235 hombres de trono.

El Cristo de la Buena Muerte, perteneciente a la Congregación de Mena, está estrechamente vinculado a La Legión Española desde 1928, y es su patrón y protector. A partir de 1960 se impulsó que cada acuartelamiento de la Legión tuviera una imagen de esta advocación, por lo que existen otras tallas similares. En esta ocasión va escoltado por 193 legionarios pertenecientes al Tercio “Gran Capitán” I de La Legión con base en Melilla.

La cruz mide tres metros y pesa 180 kilos. El autor es Francisco de Palma. De estilo neobarroco, fue elaborada en 1941, con escultura en madera y policromada. El trono supera los cuatro metros de largo y cerca de tres de ancho. Pesa 2500 kilos y lo portan 235 hombres de trono.

El Cristo de la Buena Muerte, perteneciente a la Congregación de Mena, está estrechamente vinculado a La Legión Española desde 1928, y es su patrón y protector. A partir de 1960 se impulsó que cada acuartelamiento de la Legión tuviera una imagen de esta advocación, por lo que existen otras tallas similares. En esta ocasión va escoltado por 193 legionarios pertenecientes al Tercio “Gran Capitán” I de La Legión con base en Melilla.

El canto del “Novio de la Muerte” se hace más vibrante en su recorrido por las calles de Málaga cuando la procesión se adentra en la céntrica calle Larios, punto neurálgico de la ciudad, donde una multitud de espectadores aplaude el paso de la imagen del protector de la Legión.

Cabe destacar como novedad la incorporación de las nuevas túnicas lisas de nazarenos en ambas secciones y la restauración de las cabezas de varal del trono del Cristo, realizada en el taller de Alberto Berdugo.

Vinculación de la Virgen de la Soledad Coronada con la Armada española

Por su parte, la Virgen de la Soledad Coronada traspasa el umbral de Santo Domingo a las 20,25 horas, contando con una amplia comitiva de la Armada encabezada por el Almirante de la Flota, Eugenio Díaz del Río Jáudenes. La salida de la Soledad tiene como fondo musical la pieza “Pasa por la Soledad”, de 1998, interpretada por la banda de música de Nuestra Señora de la Soledad, acompañando a la titular religiosa durante todo el itinerario.

La relación entre la Armada y la Virgen de la Soledad Coronada cumple ya 266 años. La vinculación se inicia en 1756, cuando los tripulantes de una fragata estuvieron a punto de naufragar. Los marineros estaban angustiados por la situación. Había una visibilidad casi nula y temían el más que probable encallamiento y choque contra las rocas próximas a la playa. Cuando parecía todo perdido avistaron entre la bruma la torre de una iglesia y una espadaña –eran las del convento de Santo Domingo. Creyeron que allí habría una Virgen y se encomendaron a ella sin haberla visto nunca.

El temporal amainó y la fragata pudo entrar felizmente en el puerto de Málaga. Los marineros atribuyeron su salvación a la milagrosa intercesión de aquella misteriosa Virgen que no conocían. Con sus mandos decidieron acudir a aquella iglesia para agradecérselo personalmente y así llegaron a Santo Domingo. Allí, en la capilla de aquella torre, se encontraron con esa Virgen, que no era otra que la Soledad, cuya cofradía era una de las más antiguas de la ciudad. Su advocación “la convierte en una institución modélica dentro de la rica trayectoria del catolicismo en Málaga”, según el historiador Elías de Mateo.

El nuevo trono fue estrenado en el 2006. El autor fue el tallista sevillano Antonio Ibáñez, que ejecutó la obra interpretando el diseño y bajo la dirección de Jesús Castellanos. El dorado correspondió a Manuel Calvo Carmona. Presenta la misma forma y envolvente del anterior trono –que diseñara el congregante Enrique Ruiz del Portal en 1941-especialmente por la circunstancia de respetar la colocación del palio ochavado, y por exigencias de la Congregación, que deseaba mantener la forma única del trono en Málaga. Tiene ocho varales.

El trono mide 4,50 metros de largo, por 3,70 de ancho, y una altura de 87 centímertros. El trono respeta esencialmente la forma del anterior en base a una riqueza en talla barroca de los elementos del cajillo.

El manto fue realizado por el bordador malagueño Salvador Oliver Urdiales tras plasmar el diseño creado por Jesús Castellanos. Fue estrenado el año 2011 después de tres años de ejecución, para los casi 200 kilos de peso, que constituyen 35 metros cuadrados sobre terciopelo negro de algodón alemán y rematado con una puntilla artesanal de 5 metros y un fleco de morilleras de 20 metros. Todo ello da lugar a un manto de grandes dimensiones: 7,20 metros de largo y 4,90 de ancho.

El amplio recorrido de la Virgen de la Soledad Coronada por el casco urbano de la capital malacitana concita un especial recogimiento dedicado a esta figura tan señera del cortejo procesional, que como viene siendo tradición fue escoltada por los doce Guardiamarinas de la Escuela Naval Militar de Marín. Virgen de la Soledad que iba decorada por un exorno floral a base de calas blancas en las ánforas y en los frisos, procedentes de Holanda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios