“La clave está en el amor”, por Sonia Mª Saavedra de Santiago

“La clave está en el amor”, por Sonia Mª Saavedra de Santiago
domingo 26 de diciembre de 2021, 09:23h

Hace unos pocos años asistí a una sesión del libro- fórum que organizaba la Biblioteca Miguel de Cervantes Saavedra de Colmenar Viejo. La obra elegida para Diciembre fue “El siglo de las luces” de Alejo Carpentier, una novela densa, magistralmente escrita, que leí como se leen las buenas obras: sin prisa.

“La clave está en el amor”, por Sonia Mª Saavedra de Santiago
“La clave está en el amor”, por Sonia Mª Saavedra de Santiago

Durante la hora y media de la reunión, se vertieron muchos e interesantes comentarios sobre la vida del escritor, sobre la revolución francesa, sobre cómo este fenómeno y el terror llegaron a las colonias del Caribe…

Como telón de fondo, la estructura de aquella larga novela se comparó con la de una composición musical e, imaginando notas que iban desde la calma absoluta al estruendo más impetuoso, llegué a casa con el sabor amargo de la decepción que impregna la historia, una decepción que se traduce en la incapacidad del ser humano de afrontar grandes cambios sin sufrir el espanto de las revoluciones que piden sangre.

¡Ojo con los vendedores de humo!, comentamos en aquella sala de lectura ¡Cuidado con el dejarse llevar! Y entonces hablamos del miedo, el miedo al futuro, el miedo al miedo, el miedo como proceso mental, el miedo que se vende como anestesia del pueblo.

Dadas las fechas en que estábamos, terminamos la tarde con un villancico. Me hizo gracia el ambiente tan familiar que se creó en torno a una pandereta, y, al son de esa canción popular, me di cuenta de que todos, a pesar de nuestras diferentes maneras de pensar, pusimos en común nuestra sonrisa, pues todos sonreíamos y cantábamos contentos aquello de “pero miran como beben los peces en el río, pero mira como beben por ver a Dios nacido”.

En las Navidades de este año las sonrisas se verán poco, pues hemos vuelto al uso de las mascarillas, pero nuestras miradas podrán ser el reflejo de esos buenos sentimientos que tanto necesitamos. Ojalá a estas alturas del siglo XXI, estemos a tiempo de caer en la cuenta de que la clave de nuestra convivencia puede estar en ese pequeño que hace más de dos mil años nació en Belén. Lo consideremos Dios, profeta o filósofo, Él tiene la clave, y la clave está en el AMOR. Os deseo a todos FELIZ NAVIDAD

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios