EL AUTOMOVIL, POLÍTICAS HOY COMO GARANTÍA PARA EL MAÑANA , por Rogelio Mena

EL AUTOMOVIL, POLÍTICAS HOY COMO GARANTÍA PARA EL MAÑANA , por Rogelio Mena
Ampliar
domingo 31 de mayo de 2020, 09:19h
EL AUTOMOVIL, POLÍTICAS HOY COMO GARANTÍA PARA EL MAÑANA , por Rogelio Mena

Tras el cierre de Nissan BCN, sin temor a equivocarnos, podemos parafrasear la letra de la conocida canción, son “Malos tiempos para la lírica”.

Es cierto que el Sector del Automóvil Español venia ya tocado por la polémica de los motores de combustión, los nuevos conceptos de movilidad, logística, energía, etc. y si faltaba algún elemento irrumpe como acelerador de la crisis el COVID-19.

Ya apuntaba en mí artículo del pasado Domingo 17 de mayo, “Confío en que esta inesperada crisis económica, una vez más, no se utilice como excusa para precarizar las condiciones sociales y laborales de los trabajadores o, aún peor, para recuperar el individualismo, versus localismo egoísta e insolidario de unos países contra otros, deslocalizando, cerrando o trasladando fábricas.” Lo hacía adelantándome a los tristes acontecimientos de esta semana.

Es verdad que trabajadores y administraciones, antes de tratar la liquidación y la mejor salida posible de los empleados, deben ser inflexibles en las exigencias de responsabilidad a la marca nipona y tratar de revertir la decisión y/o el mantenimiento de Nissan como socio industrial, así como la exigencia del cumplimiento de los contratos con todas las empresas auxiliares y de componentes, o en su defecto la búsqueda de una alternativa que garantice la pervivencia de la actividad industrial y el empleo directo e indirecto.

Todos somos conscientes de que, en general, los países más prósperos son los más industrializados; es por lo que el automóvil como industria es determinante para la economía de nuestro País; Supone el 9% del empleo nacional, con un 84% de contratos indefinidos e induce en España 1,89 millones de puestos de trabajo y factura más de 103.000 millones de euros. Es el mayor contribuidor neto a la balanza comercial, con un saldo positivo en automóviles de 14.500 millones de euros, el 18% del valor de todas las exportaciones españolas. Es el 10% del PIB nacional y el valor de la cifra de negocio del sector asciende a más de 64.500 millones de euros siendo capaz de generar un efecto de arrastre en la economía de 1,8. El sector facilita la recaudación de impuestos: 20% de esta recaudación corresponde a la adquisición de vehículos (IS, IVA...) y el 80% restante a su uso (matriculación, circulación…) suponiendo el 15% de la recaudación fiscal nacional. La industria española de automoción es un 85% más innovadora que la media nacional. En el periodo 2016-2018 el sector ha recibido 2.440 millones de euros en Inversión extranjera directa y el 7% nacional. Los fabricantes españoles han invertido sólo en 2018 cerca de 3.000 millones de euros.

Somos como País, a pesar del importante desconocimiento, el noveno productor mundial de vehículos ligeros y el segundo productor europeo de vehículos industriales y comerciales. Hasta hace poco éramos el primer productor de vehículos industriales de Europa, el segundo productor de turismos de Europa y el octavo a nivel mundial, sin olvidar el sector de componentes y auxiliar, donde contamos con multinacionales de capital español tan relevantes como Gestamp.

España debe seguir siendo competitiva en calidad, eficacia, eficiencia y productividad. Hay que recuperar los Planes de Competitividad y de apoyo al achatarramiento, seguir invirtiendo en I+D+i, poner en marcha los observatorios sectoriales en el Ministerio como instrumentos necesarios y el incremento de la colaboración y participación sindical.

Tras el COVID-19, debemos revisar todos los Planes e Informes ante la nueva realidad y responder a las inquietudes y preocupaciones sobre la situación crítica del Sector, las medidas post Covid, el liderazgo y la interlocución, etc.

El momento es clave y el Gobierno de España actual, con la Ministra Reyes Maroto al frente, estoy seguro de que van a arbitrar nuevos planes de apoyo, no solo al eléctrico, sino que debemos defender como vehículos limpios también la hibridación, gas, hidrogeno y los grandes avances en la sostenibilidad medioambiental de los nuevos motores diésel y gasolina como factores determinantes para el mantenimiento de la industria Española y el empleo en mayúsculas.

Hay que revertir la opinión negativa sobre los motores y repensar las propuestas que la realidad ya ha cambiado. Muchas políticas relacionadas con la movilidad y que alertaban sobre cambios en el sector del automóvil se han de revisar.

Cuando nos alertaban sobre la reducción del vehículo propio por el aumento del trasporte público y de cambios sustanciales en la movilidad llega el Covid 19 y se revitaliza y aconseja el uso del automóvil privado como el mejor de los instrumentos para evitar el contagio.

Finalmente, tras el jarro de agua fría de Nissan y las dificultades y crisis del Sector, también hay motivos para la esperanza y la puesta en valor como País de nuestras empresas y su mayor capital el factor humano, y en este aspecto, Renault ha anunciado que mantiene la actividad y las cuatro plantas de la marca francesa en nuestro país.

Rogelio Mena, ha sido Secretario Federal de MCA-UGT Responsable Nacional de Automoción, ahora es Responsable Nacional de ITV de UGT-FICA, ha sido Alcalde y Diputado Provincial

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios