La Asamblea Mundial de la Salud, hipócrita con el mundo, e injusta con Taiwán

La Asamblea Mundial de la Salud, hipócrita con el mundo, e injusta con Taiwán
Ampliar
domingo 24 de mayo de 2020, 11:57h
La Asamblea Mundial de la Salud, hipócrita con el mundo, e injusta con Taiwán

Este pasado 18 y 19 de mayo se celebró por primera vez de forma virtual la Asamblea Mundial de la Salud, órgano decisorio de la OMS, de la cual Taiwán, el país más exitoso luchando contra el COVID-19, ha vuelto a ser excluido.

La Asamblea Mundial de la Salud, hipócrita con el mundo, e injusta con Taiwán

La Asamblea Mundial de la Salud es un órgano decisorio de la OMS. Asisten delegaciones de todos los Estados Miembros de la OMS y se centra en una agenda de salud específica. Este año, la septuagesimotercera reunión, ha sido la primera vez en su historia que tal reunión se ha hecho de forma virtual, siendo el coronavirus no sólo el tema principal, sino también la causa por la que no se haya hecho de forma presencial en Ginebra (Suiza), donde cada año representantes de los 130 países pertenecientes a esta organización se reúnen para compartir ideas, planes y políticas.

La OMS ha estado envuelta en varias polémicas que desde luego están manchando su reputación internacional. No hace mucho, Trump dijo en una rueda de prensa que EEUU dejaría de financiar a la OMS por su falta de transparencia y por, permítanme la expresión, “lamerle el culo a China”. También es obvio su falta de humanismo al excluir, de nuevo, a 23 millones de personas que viven en Taiwán, país excluido injustamente por la presión que ejerce el gigante asiático dentro de la OMS para que este no pueda formar parte, ni siquiera un asiento como estado observador.

No sólo es una injusticia tremendamente nefasta, sino también muy incoherente, ya que Taiwán ha sido el país que mejor ha sabido manejar y controlar este virus que ya se ha cobrado la vida de más de trescientas mil personas a nivel mundial. En Taiwán, a día de hoy con 441 casos registrados de los cuales más de 400 ya se han recuperado, llevan 42 días sin registrar ninguna infección local, registrando también más de 10 días consecutivos sin también ningún caso importado, los cuales son testados en casa donde los nacionales y extranjeros con permiso de residencia tienen que llevar a cabo estrictamente una cuarentena obligatoria de 14 días tras aterrizar en el país.

Ahora la pregunta es ¿de verdad merece la pena ser parte de la OMS? Taiwán se las ha arreglado muy bien sin su ayuda, porque el no recibir información, la cual puede no ser veraz, quizás haya ayudado a Taiwán a tener tanto éxito en esta crisis al afrontar el COVID-19 de forma independiente. Esta pequeña isla del este asiático ha sido elogiada mundialmente por sus logros, siendo el modelo taiwanés un tema que ha despertado mucho interés y del que se podrían aprender muchas medidas preventivas para ganarle la batalla al virus. El hashtag #TaiwanCanHelp y #TaiwanIsHelping ha sido usado por muchos internautas que comparten en las redes sociales imágenes y artículos de cómo Taiwán está ayudando a otros países con material sanitario.

Durante esta última reunión de la Asamblea Mundial de la Salud, su director general, Tedros Adhanom, dijo lo siguiente: “el COVID-19 nos ha robado a las personas que amamos. Nos ha robado vidas y el sustento de muchas familias; ha sacudido los cimientos de nuestro mundo; amenaza con desgarrar el tejido de la cooperación internacional. Pero también nos ha recordado que, a pesar de todas nuestras diferencias, somos una raza humana y somos más fuertes juntos”. Estas palabras, manchadas por su hipocresía, se olvidan 23 millones de humanos. A pesar de que varios países, entre ellos EEUU, escribieron una carta a la OMS para que dejase a Taiwán participar, no ha sido suficiente, y de nuevo la política territorial ambiciosa de China ha sido más fuerte que el sentimiento de humanidad y completa cooperación internacional.

Gonzalo Bendito

Corresponsal de Nuevodiario.es en Taiwan

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios