EN MEMORIA DE MIS AÑORADOS VERANOS EN LA PLAYA DE LOS NIETOS, por Sonia Mª Saavedra de Santiago

EN MEMORIA DE MIS AÑORADOS VERANOS EN LA PLAYA DE LOS NIETOS, por Sonia Mª Saavedra de Santiago
Ampliar
domingo 10 de mayo de 2020, 11:40h
EN MEMORIA DE MIS AÑORADOS VERANOS EN LA PLAYA DE LOS NIETOS, por Sonia Mª Saavedra de Santiago
Cuando el gato no está, los ratones bailan y si, con la crisis que vivimos, este verano faltaran los bañistas ¿Qué será del Mar Menor? Hoy no quiero criticar gestiones ni justificar nada, pero sí dedicar mis palabras a ese acuífero, tan particular y tan nuestro que, sin embargo, ha sido el despojo de las conciencias de muchos. Alguna vez soñé con pueblecitos dispersos por este pellizco del Mediterráneo, con casas encaladas vestidas de blanco y caminos adornados de verde, malva, amarillo y azul. Hoy, en memoria de ese sueño, rindo homenaje a nuestra laguna salada:

PEQUEÑO LAGO DE SAL

Higueras retorcidas, olivos centenarios,

cactus, amapolas, margaritas y vinagretas,

aroma a tomillo y romero.

¿Dónde quedan mis recuerdos?

¿Dónde las raíces de tu tierra?

¿Dónde los pilares arraigados

que contienen el barro y purifican tu esencia?

Quiero el agua filtrada por tus firmes raíces,

no ese cieno envenenado de abono, egoísmos y fosfatos.

Eres campo y mar salado;

voz que clama en una maraña de ladrillo y suciedad.

Eres brisa acompañada de lamento

agonía de gentes que te quieren.

Somos el pueblo llano, los de siempre,

los que no ganamos,

los que queremos nuestra tierra,

sueño de nuestros abuelos,

aquellos que convirtieron sus tardes de pesca y ocio

en pequeñas casas junto a una iglesia o cerca del mar,

aquellos que sembraron anhelos de esperanza

a la orilla acogedora de un pequeño lago de sal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios