Editorial: Pedro Sánchez incumple su palabra con los autónomos

Editorial: Pedro Sánchez incumple su palabra con los autónomos
Ampliar
jueves 30 de abril de 2020, 11:06h
Editorial: Pedro Sánchez incumple su palabra con los autónomos
Ampliar
Los autónomos no pueden más. Hoy día 30 cuando sus negocios siguen aún cerrados, el Gobierno les ha vuelto a cargar la cuota de Seguridad Social, sin tan siquiera haber devuelto como prometió, el importe de la anterior ya pagado, por tener que cerrar sus negocios por cese obligado de la actividad. Recordemós aquellas palabras suyas que hoy han caído en saco roto: “No pararemos hasta que los autónomos tengan los mismos derechos que los trabajadores por cuenta ajena”.
Editorial: Pedro Sánchez incumple su palabra con los autónomos

Los autónomos que confiaron en el Gobierno, hoy se sienten defraudados y furiosos.

El ministro Escrivá dijo allá por el mes de marzo a los autónomos: "Tendrán que pagar la cotización de marzo al final de mes, luego la Seguridad Social se la devolverá".

También prometieron cotización cero, o lo que es lo mismo suspender las cotizaciones. Luego dijeron que habría ayudas económicas por el parón de la actividad. Sin embargo esas ayudas no han llegado a todos.

En aquel entonces en el que la pandemia era el mayor motivo de preocupación, confiando en el Gobierno y esperanzados a la ayuda prometida, muchos autónomos decidieron aguantar, y no darse de baja en la actividad y por consiguiente dejar de pagar las cuotas de la seguridad social.

Si bien es verdad que este pasado mes a algunos les llegó la ayuda de 900 euros no menos cierto es que a otro gran número de trabajadores autónomos que arrastran alguna cuota impagada, la mayoría de la anterior crisis, esta les ha sido denegada, encontrándose en una situación aún peor de la que tenían, ya que además de no obtener dicha ayuda han tenido que hacer frente a esas cuotas de seguridad social a pesar de no tener ingresos.

Pero a aquellos que han obtenido la ayuda de los 900 euros, la solución dada por el gobierno tampoco les satisface ya que si a dicho importe descuentas el pago de la seguridad social, el resultante es de apenas 600 euros, cantidad insuficiente para vivir.

Recordemos que los autónomos que pidieron la prestación por cese de actividad tuvieron que pedir a la Tesorería General de la Seguridad Social la devolución del dinero ya abonado. Lo que desconocían es que dicha ayuda se aplicaría tan solo a aquellos que habían tenido que suspender su actividad o que su facturación con respecto al mes anterior hubiera caído un 75%. Así si finalmente la administración concede esa ayuda, la medida tiene carácter retroactivo hasta el 14 de marzo, y por tanto la Seguridad Social devolvería esa parte de la cuota, pero no la cuota entera que tan solo afectaba a 360.000 trabajadores por cuenta propia, es decir al 11,2% del total de los autónomos.

Lo cierto y verdad es que el ejecutivo de Pedro Sánchez ha dejado en la cuneta a los autónomos que confiaron en su palabra.

"Las pymes y los autónomos están en el centro de actuación de las medidas. Se les va a beneficiar de medidas de liquidez muy importantes", dijeron fuentes gubernamentales hace apenas dos semanas al ser cuestionados por esta situación, añadiendo: " Los autónomos ya tienen la posibilidad de solicitar esos aplazamientos de sus impuestos, sin aval desde la pasada crisis".
El enfado entre los trabajadores por cuenta propía es generalizado y no les falta razón. En el BOE, vocero estatal que casi nadie lee el Gobierno informa que los trabajadores que sigan operando tendrán que abonar la cuota del mes de abril porque la moratoria en el pago de las cuotas no entrará en vigor hasta el mes de mayo, donde ya sí se podrá solicitar un aplazamiento que será cobrado posteriormente de manera prorrateada.
¿Dónde está entonces la prometida devolución?
Los autómos se sienten engañados ya que de haberlo sabido desde el principio la inmensa mayoría se hubiera dado de baja en la actividad, al menos de esta manera la merma en su ya caótica economía habría sido menor.

Hoy hemos conocido que la economía se desploma un 5,2% en el primer trimestre del año, de igual manera que se desploma para la mayoría de los trabajadores autónomos la confianza en un Gobierno con el que se sienten defraudados y engañados, ya que tras las grandilocuentes promesas hoy día 30 se han vuelto a encontar con la letra pequeña.

Para el mes de abril, el Gobierno dejó abierta la posibilidad de pedir un aplazamiento en el cobro de la cuota durante los 10 primeros días, pero, como la moratoria no entra en vigor hasta mayo, este aplazamiento incluye un interés del 0,5%.

La nueva incognita que se abría para los autónomos fue conocer quienes tenían o no derecho a la moratoria.

En cuanto al aplazamiento de la cuota de mayo también tendrá un interés del 0,5%.

Estos aplazamientos deberán ser abonados, seis meses después de hacerse la petición.

ATA, la Asociacón de Trabajadores Autónomos ha calificado la medida como engañosa y poco efectiva, ya que según dijeron "los trabajadores tendrán que pagar lo mismo, solo que unos meses más tarde".

Arruinados la mayoría de ellos, se muestran desconfiados. El anuncio hecho por el gobierno respecto a la desescalada y la vuelta paulatina a la actividad es para para la mayoría una huída hacia adelante. No todo el mundo lo ve viable. Las condiciones impuestas si bien son necesarias para evitar que se expanda la pandemía , resultan inviables para un sector bajo mínimos y muy endeudado cuyos cálculos estiman, que los gastos serán superiores a los ingresos.

Aunque estamos en Estado de Alarma y muchos negocios han tenido que cerrar por decreto, hoy de nuevo como ya sucedió el pasado martes 31 de marzo, la Seguridad Social ha hecho lo de siempre, cobrar la cuota a todos los autónomos, sin hacer distinciones por su situación y machacando de nuevo a cientos de miles de profesionales por cuenta propia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios