Editorial: La inmunidad de Juan Carlos de Borbón y Borbón pretende llevarse a la tumba, si el emérito utilizó la corona para enriquecerse

Editorial: La inmunidad de Juan Carlos de Borbón y Borbón pretende llevarse a la tumba, si el emérito utilizó la corona para enriquecerse
lunes 23 de diciembre de 2019, 12:12h
Dicen desde El Economista que la fortuna de don Juan Carlos conduce a Suiza pero que antes pasa por Mónaco y por Corinna. Y si esto es voz pópuli, ¿por qué la justicia española no lo investiga, como está haciendo la Fiscalia de Ginebra con Álvaro de Orleans, primo lejano de don Juan Carlos y presunto de testaferro de nuestro rey emérito?

La Fiscalía suiza ha puesto el ojo en varias cuentas bancarias que Alvaro de Orleans maneja en Suiza, cuentas suopuestamente ligadas a las actividades poco claras del rey emérito español que de llegar con una mano delante y otra detras, ha pasado según parece y mientras no se aclare de donde le viene la fortuna a ir con las dos abarcando cuanto encontraba a su alcance.

Informalia da ha entender que este asunto en manos de la fiscalía suiza no huele bien, siendo sinceros tampoco a la mayoría de los españoles le huele bien y menos aún entienden que la justicia española tape y mire para otro lado, ya que al hacerlo se pone a la propia justicia en duda y más en evidencia que Su Majestad no parece haber tenido el "comportamiento ejemplar" que se loe supone y del que tanto se le llenó la boca en sus discursos navideños.

Publicaba Manuel Cerdán que el príncipe de Orleans daba como domicilio de todas sus operaciones el del rey emérito es decir el del Palacio de la Zarzuela. Nada más que por esto es lógico que la Fiscalía española debiera de haber actuado y sin embargo nadie lo ha hecho, seguramente porque no se gato sino león y ningún togado se atreve a ponerle el cascabel. Claro que tampoco ningún político lo hace aunque debiera por obligación.

Lo que ahora empieza a salir era algo de antemano conocido que sin pruebas resultaba terreno minado. Ahora aunque farragoso comienza a ser transitable después de conocerse que el comisario Villarejo grabó no para hacer un bien al 'país sino para cubrirse las espaldas a Corinna Sayn Wittgenstein allá por el 2015, en su domicilio de Londres.

Corinna, esa princesa que lo fue y ya no lo es fue la compañera sentimental de don Juan Carlos. Pues bien en esa grabación desvelaba gran parte de secretos del que los españoles consideraban santo barón y ahora pícaro de playa nada impuluto pero inmune.

Según la ex, don Juan Carlos posee una cuenta en el paraíso fiscal de Suiza, pero no contenta aclara que parte de su fortuna está oculta bajo la identidad de Álvaro de Orleans de Borbón, del abogado suizo Dante Canonica y del bróker Arturo Fasana. Así mismo desveló y luego se desdijo que Juan Carlos de altruista no tiene nada, tanto es así que su amor por España más parece depender de la chequera ya que "cobró 100 milones de euros por la comisión del AVE a la Meca".

Si la Fiscalía de Ginebra está investigando en secreto al primo del Rey emérito y este es como parece su testaferro, ¿están investigando al Emérito?

Si como parece la inmunidad trae consigo impunidad, resulta difícil que creamos en quienes nos gobiernan por hacer leyes a la medida y de los jueces por no aplicar que la ley es igual para todos.

Gabriel Sánchez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios