" Las cosas que nunca dije" de Daniel Maldonado Fanego

 ' Las cosas que nunca dije' de Daniel Maldonado Fanego
Ampliar

El primer trabajo de Daniel Maldonado va dirigido a todo tipo de público

lunes 23 de septiembre de 2019, 12:37h
Un trabajo cargado de sentimiento en el que cada palabra y cada verso “escuece”

Daniel Maldonado siempre has sido un apasionado de la escritura. “Mis padres son grandes lectores y siempre me inculcaron el buen hábito de leer”, comenta el escritor, que publica su primer libro con Círculo Rojo Grupo Editorial. “Se trata de un recopilatorio de escritos antiguos y otros más actuales, que he ido seleccionando en función de lo que quería expresar en este poemario”, asegura el autor de “Las cosas que nunca te dije…”.

Inspirado en su familia, sus hijas y en la gente que, de una forma u otra, ha pasado por su vida, Daniel Maldonado comenta que su primer poemario es un libro de experiencias. “Si eres una persona que siempre tiene algo que callar este es tu libro. Es una forma de rebelarse contra uno mismo”, concluye el autor de un libro en el que cada verso y cada palabra “escuece”.

SINOPSIS:

Las cosas que nunca te dije.
Todo lo que callaste por miedo al que dirán.
Lo que nunca te atreviste a decir a nadie
En este libro, no hay hueco para lágrima fácil,
ni deja espacio para sueños.
Entra y descubre tu propio dolor,
de la mano de unos ojos
que nunca quisieron
ver…

AUTOR:

Daniel Maldonado Fanego (Madrid, 1982) fue desde niño alguien reflexivo en su afán por comprender la vida. Quizás por eso empezó a disfrutar de la escritura: tecleaba su diario en una vieja Olivetti y escribió su primer poema a los ocho años.

Como no podía ser de otra manera, comenzó rápido a crecer. Entendió que la vida es ese instante en los ojos de alguien, que las flores a veces son crisantemos y que hay palabras que arden en la garganta.

Fijó su mirada en los andares desacompasados de otros, contagiándose de su tristeza; grabó en su memoria las manos de sus mayores deseando poseer sus mismas arrugas, las mismas conversaciones que le dictaban las barras de los bares; hasta sentirse el más viejo de allí.

Hoy, después de tres alegrías y treinta seis derrotas, sus manos vomitan las cosas que nunca se atrevió a contar…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios