"Mientras unos pisaban mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida

'Mientras unos pisaban mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida

Se desata la guerra entre el PP vasco y Génova después del rapapolvos de Cayetana Álvarez de Toledo a lo que hay que sumar por el posible fichaje a nivel nacional de la transfuga socialista Rosa Díez, una apuesta personal de Casado

sábado 14 de septiembre de 2019, 11:32h

La convención en Vitoria de los populares se presenta calentita . El motivo de este cónclave es la intención de los populares de Euskadi de refundarse

'Mientras unos pisaban mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida

Sin embargo las declaraciones de la portavoz popular en el Congreso, ha provocado una serie de reacciones por parte de los dirigentes populares vascos que garantiza una reunión marcada por la desunión y las fuertes discrepancias con la dirección nacional.

Y por si fuera poco está también el coqueteo político entre Pablo Casado y Rosa Díez, la transfuga siocialista que fundo UPyD, partido que se desintegró. tras los malos resultados electorales que obtuvo.

Cayetana, la noble de Génova 13, nacida en Argentina y con poca o ninguna relación con el País Vasco y lo vivido por la clase política durante la época en la que el terrorismo campaba a sus anchas y pertenecer a un partido de corte nacional suponía estar en el punto de mira terrorista, calificó "tibieza" al PP vasco en sus planteamientos, ante lo cual el portavoz popular en la Cámara vasca, Borja Sémper, ha respondido reclamando a su compañera de filas que "rectifique" y afeándole que "mientras algunas caminaban sobre mullidas moquetas, otros nos jugábamos la vida defendiendo la Constitución".

Esto es algo que ha apoyado el presidente del PP vasco Alfonso Alonso enfrentado desde hace tiempo con Pablo Casado y que no ve con buenos ojos el acercamiento de Casado y Díez.

Otros de los que ha mostrado su malestar es Iñaki Oyarzábal, quien como el resto de sus compañeros no ve con buenos ojos un posible fichaje de la ex líder de UPyD por parte de Casado.

Así tras las declaraciones de Álvarez de Toledo en Es radio el PP vasco le recordó a la portavoz popular que fueron sus cargos públicos y no Álvarez de Toledo quienes se jugaron al vida frente a ETA.

Por tanto el congreso se presenta muy muy calentito más si cabe después de que Pablo Casado no se ha pronunciado y menos un le ha dado un tirón de orejas a la que es su mano derecha.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios