NO ES UN CRUCIGRAMA… ES UN DRAMA.

La respuesta de Puigdemont, al requerimiento del Gobierno, al que tenía que responder si declaró “Si o No” la independencia, ha sido un numerito más de la tragicomedia del President de Cataluña.

Responder a este requerimiento, con una carta como si jugara a un crucigrama, donde propone una reunión dentro de dos meses, que es una burla al “Crucigrama de la Historia”, donde no caben más respuestas que el ¡SI! ó el ¡NO!.

Deliberadamente Puigdemont se reafirma en la no aceptación de situarse en el marco de la legalidad constitucional. Y ahora la, grandiosidad del Estado de Derecho le requiere que hasta el jueves 19, tiene de plazo para responder ¡SI! ó ¡NO! al segundo requerimiento.

Puigdemont, no ha respondido al primer requerimiento, y tampoco ha respondido como debiera, porque hoy por hoy, se encuentra atrapado entre sus mentiras que le han llevado a: “O volver a la ley, o ceder a las presiones de la CUP”.

Y que Puigdemont y Cia, volviera a la legalidad constitucional, que reiteradamente le ha propuesto desde el Gobierno – que era lo correcto – aunque esa propuesta fuese, como pedir que lloviese hacia arriba, ha servido para al menos, demostrar que Puigdemont está jugando a las cartas con mentiras, engañifas y alguna fantasía, para seguir con sus trece , que no son otra cosa, que la “Proclamación de la Independencia y la República”, por encima de leyes, de la opinión de la Unión Europea, y de todos los Gobiernos del Mundo mundial, y por supuesto de la opinión legalmente expresada por siete millones y medio de catalanes. Y ante la negativa para ir al Parlamento a defender sus posiciones separatistas.

En consecuencia, el Gobierno con el apoyo del PSOE y Ciudadanos, y ante tales provocaciones se encuentra en la obligación de aplicar el artículo 155 de nuestra Constitución.

Y si el Govern de Puigdemont, dice que: “Si el Gobierno del Estado persiste en impedir el dialogo y continua con la represión, el Parlament de Cataluña podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de la Independencia que no votó el día 10 de octubre”.

Solo son palabras y mas palabras, que no dejan de ser amenazas de quien no está dispuesto a cumplir la Ley, y que volvería a ser una ilegalidad total, ya que solo valdría, si la Ley del Referéndum fuese legal y rigiese, pero el Tribunal Constitucional, la anulo, por lo que carece de base legal para ello, y que por lo tanto solo vendría a duplicar el Golpe Parlamentario del 6 y 8 de septiembre.

Y en la aplicación de las medidas que son posibles, para garantizar el orden Constitucional en Cataluña, que el Gobierno decida en el Consejo de Ministros de mañana, día 21, va depender muchas cosas. Entre ellas las reacciones de los sectores más radicalmente independentistas como Junts x Si y la CUP como protestas a las medidas que en justicia se adopten por el Consejo de Ministros.

Yo estoy convencido, que de una forma u otra, hay que anular las responsabilidades del Govern de Cataluña a Puigdemont y Cia, y proceder a la convocatoria de Elecciones, tras un periodo prudencial para desde la serenidad en la sociedad catalana, proceder a estos comicios, donde los millones de catalanes puedan decidir en una elecciones válidas, que correlación de fuerzas se necesitan para abordar la solución de los problemas reales que tiene Cataluña en su relación con el Estado Multinacional de España.

Porque no hay, ni lo va a ver, soluciones de la mano de los Junts pel Si, y la CUP, ni con las mentiras de Oriol Junqueras, Carme Forcadell, etc, etc. Hace falta, una nueva correlación de fuerzas en el Parlament y que los trabajos de la Comisión Parlamentaria propuesta por el PSOE, se traduzcan en una base de partida para la Comisión Constitucional par que se adopten las medidas de reforma de la Constitución, que entre otras, contemplen una visión poliédrica del Estado Multinacional en el Estado español.

Esa va a ser, - a mi juicio -, la hoja de ruta de los partidos políticos con presencia parlamentaria, y sus resultados, no tienen, hoy por hoy ser ya boicoteados por Pablo Iglesias, que ya ha anunciado no participar en dicha Comisión. Y es lógico, porque lo suyo es, el “aventurerismo de los sin Ley”, y el romper con la Constitución, con la que tenemos desde 1978 y con la que venga. Así entiende este profesor como: “Hay que defender España”.

Desde luego, cuando uno contempla las actuaciones de políticos con esta catadura como la de Pablo Iglesia, a mí lo que se me ocurre señalar es un convencimiento que desde hace tiempo, tengo es que: “Lo que este país necesita es una mayor cantidad de políticos en paro”.

Porque yo me he preguntado, ¿para qué sirven los diputados de Podemos, Junts pel Si, La CUP, ERC, etc., etc.? ¿Es que nos han aportado mejoras sustanciales en nuestras condiciones de trabajo, y de nuestra vida?

Busquen, busquen, que no encontraran ni una sola medida que nos beneficiaron. Solamente podemos constatar que son los Rompe-Todo, caiga quien caiga. Y de esos, ya estamos hartos los catalanes y por ende los españoles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.