Mossos acusan a Trapero de «cobarde» y de dejar solos a los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional que venían a ayudar a Cataluña

Mossos acusan a Trapero de «cobarde» y de dejar solos a los agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional que venían a ayudar a Cataluña

jueves 05 de octubre de 2017, 07:39h
Este es el comincado que han difundido por las redes.

Agentes no independentistas de la policía autonómica catalana han escrito una carta, que circula por las redes, en la que explican su postura después de la jornada del 1-O.

En el comunicado dicen sentirse "peones en manos de la Generalitat y del mayor Trapero". al que califican de " cobarde". Sienten que fueron utilizados, motivo por el cual han sido señalados como traidores por muchos españoles y, también por parte de los cuerpos de seguridad del estado.

En el documento viene encabazado por el membrete de los Mossos a la izquierda y la bandera de España en la derecha. Enn el mismo los firmantes dicen que pecaron de ingenuos por confiar en sus mandos. Defienden que los mandos de seguridad catalanes, afirmaron que acatarían las órdenes de los jueces y que ellos se lo creyeron, pero que no fue así. Aseguran que mintieron y que prepararon un operativo policial fraudulento, pensado para que los mossos independentistas pudieran ser los protagonistas con respecto de los que no lo son. "Nos encontráramos en la más absoluta incapacidad para actuar, sin importar nuestra convicción nacional, nuestras raíces, ni nuestro juramento con la legalidad vigente", dicen los agentes y aclaran que al empezar el turno se les abandonó por parejas sin coche policial y sin una emisora por agente: "A pie, más solos que la una, frente a centros de votación que ya hacía horas que estaban ocupados por centenares de personas sin que se hubieran tomado medidas para impedirlo previamente y sin necesidad del uso de la fuerza".

Lamentan el hecho de no poder ayudar a la Guardia Civil y Policía Nacional que se encontraban solos y desprotegidos durante sus actuaciones, ya que, "venían para ayudarnos".

Así mismo argumentan que se suprimieron los antidisturbios y cuando tuvieron que actuar, "fue para hacer un paripé indigno de simulacro de desalojo". Confiesan que recibieron órdenes de informar si observaban movimientos inusuales de vehículos de las fuerzas del estado y dicen " nos sentíamos espías a sueldo de la Asociación Nacional Catalana (ANC) y nos negamos a acatarlas", afirman en el documento.

Por último, cargan contra Trapero por no decir abiertamente que no cumpliría las órdenes de Fiscalía y desobedecería. Con ello, "habría salvaguardado el buen nombre del cuerpo en toda España". "Sin embargo, simuló cobardemente obedecer a los tribunales, dejando al cuerpo de vendidos y, a nosotros también".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios