CAMINO DE ÍTACA: "Remando contra el viento", por María Antonia García, Abogada

CAMINO DE ÍTACA: 'Remando contra el viento', por María Antonia García, Abogada
Ampliar
miércoles 20 de octubre de 2021, 11:15h

Me asomé al soleado cabo entre el castillo y la escultórica roca de la Aguilica.Mirando al añil plateado, y, de repente,la línea entre el cielo y el mar fue atravesada por la vela mayor y la génova de una nao.

CAMINO DE ÍTACA: 'Remando contra el viento', por María Antonia García, Abogada

Me acordé de esa hermosa y estética película de Gonzalo Suárez, “Remando al Viento”, y aunque el metraje se desarrolla mayormente en el lago Lemán, sin embargo, percibí un paralelismo entre la quietud de esa laguna suiza,y el mar aguileño de éste mes de Octubre.

Lord Bayron, invitó,en el mes de Junio,a su residencia suiza a sus amigos, Polidori, Mary Shelley, Perc Shelley y Claire Clairmont. En ese tormentoso verano, encerrados en la villa "Diodati", idearon cuentos de terror. Así es como surgió la obra del nuevo Prometeo, “Frankenstein”, de Mary Shelle y, “El vampiro” de Polidori, entre otros.

Sí aquellos jóvenes escritores asomados a un lago,crearon a partir del dolor ajeno obras universales,ahora esta hermosa costa mediterránea, como una hechicera nos traen tragedias verídicas y anónimas, pateras preñadas de dolor y esperanza y quien timonea son barqueros de la muerte, que cobran unas monedas a seres que no tendrán la gloria de ser recordados por la literatura o la plasticidad del cine, emigrantes de los que no nos acordaremos.
Cuando desde la costa visualizemos el Mare Nostrum,ocultaremos nuestros rostros,a quien rema contra el viento, contra la adversidad más absoluta. Abrimos los ojos a la belleza del barco deslizándose, a la tragedia mítica y estética, pero los cerramos el horror sórdido, desolador y ajeno de los excluidos. Nos dan miedo estos seres arrastrados a la desidia con las mareas, cuando los monstruosos, a veces, somos nosotros.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios