EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar

EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar
Ampliar
viernes 03 de septiembre de 2021, 11:52h
EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar
EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar
La Fiscalía sostiene que Juan Carlos I era un comisionista a nivel internacional gracias al status que le otorgaba la jefatura del estado y ve "indicios" de que su fortuna proviene de dichas comisiones conseguidas por su intermediación en negocios empresariales internacionales. ¿Seguirá el PSOE tras este informe bloqueando una comisión de investigación? Hacerlo nuevamente como ha venido sucediendo colocaría a Pedro Sánchez en una situación difícil para con sus votantes que entienden que esta protegiendo al emérito.
EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar
EDITORIAL: España no tuvo rey, era un simple comisionista que utilizó el puesto que Franco le regaló para enriquecerse y defraudar

Con esta nueva acusación comenzamos a perder la cuenta de las acusaciones y de los presuntos delitos cometidos por el rey, ante los que la Justicia y el Ejecutivo siguen haciendo la vista gorda ya sea evitando que se le pueda investigar, avisándole y dándole tiempo para que regularice ante hacienda lo que sale a la luz o alargando los tiempos para benepácito de la Casa Real.

Ayer conocíamos que La Fiscalía del Tribunal Supremo ve "indicios" de que la fortuna de Juan Carlos I proviene de "comisiones y de su intermediación en negocios empresariales internacionales".

Según el teniente fiscal del Supremo, Juan Ignacio Campos: "El rey emérito actuó durante años como comisionista internacional".

Esto que estaba fuera del guión establecido ha levantado una gran polvareda: A partir de este momento Sánchez, sus ministros y sus diputados están obligados a dejar de ser complices del que a vista de los hechos y acusaciones, es presuntamente el mayor golfo que ha tenido España en siglos y así dejar de proteger a un presunto delincuente que ha defraudado a esa Hacienda que según reza " somos todos".

Esta es la primera vez que el Ministerio Público se pronuncia sobre el origen de la fortuna que Juan Carlos I posee en paraísos fiscales, la misma que guarda a buen recaudo haciendo de la indecencia razón de vida.

Este rey que todavía conserva para desgracia de todos, el título de Emérito que su hijo le otorgó, no ha mericido el pueblo del que ha vivido y ha estafado presuntamente, pues como saben ustedes hay que utilizar el "presunto", ya que no existe sentencia condenatoria y lo que es peor muy posiblemente nunca la habrá porque quienes nos gobiernan no hacen otra cosa que impedir que se le pueda sentar en el banquillo.

Publica El Mundo que Juan Ignacio Campos, el fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, y un equipo de fiscales del Supremo, tienen documentación suficiente para demostrar que los fondos objeto de investigación son de procedencia ilícita, pero de ahí a que el emérito tenga que dar cuentas en un juzgado hay un abismo, la ley, por más que la Costitución lo digo y nuestros gobernantes lo voceen, no es igual para todos.

En cuanto a los delitos, qué decir. La Fiscalía advierte de la posible comisión de al menos cuatro delitos: blanqueo de capitales, contra la Hacienda pública, cohecho y tráfico de influencias, ahí es nada. Pero mientras esto sucede el emérito vive alejado del mundanal ruido " a cuerpo de rey" nunca mejor dicho, alejado, disfrutando, viviendo la vida padre, viendo como su pueblo idiota mantine la esperanza de verle devolver lo que le ha robado, mientras sueña con que nuestro presidente le "eche guevos", de un puñetazo en la mesa dando fin a la impunidad y diga a los señores del PP, de Vox y al actual rey " hasta aquí hemos llegado" , no volveremos a proteger a quien nunca mereció ocupar tan honorable pedestal y en aras de seguir soñando, veamos a uno de esos señores de toga y puñetas dejar de hacernos la puñeta a los que cumplimos la ley y le veamos cumplir con su obligación que no es otra que hacer lo que hace con los que delinquen, llamarlo a declarar.

Y como de ilusión vive el hombre y hay quien todavía cree en la justicia (cada vez menos), un día conocimos que tras la abdicación en Felipe VI en junio de 2014, Juan Carlos I perdía el privilegio de la inviolabilidad que tenía como jefe de Estado, pero la diosa Realidad nos demostró que no era así, que seguía estando protegido por los mismos que debieran haberlo acusado en lugar de tapar sus verguenzas, para verguenza de ellos.

Desde hace un año Juan Carlos permanece Abu Dabi, tras huir de España por la puerta de atrás como el ratero que atraca al que le ha dado de comer, con el permiso del Gobierno y el empujón de Casa Real. Buscaban así silenciar el escándalo y tener que evitar que diera cuentas por sus presuntos negocios irregulares. Mucho me temo que esto sea así hasta su fallecimiento con el que a buen seguro, las derechas y ultraderechas, los monárquicos, gobierno incluido sueñan para cerrar en falso un asunto que debiera de haber sentado ya a Juan Carlos en el banquillo de los acusados.

Gabriel Sánchez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios