Un submarinista de la Guardia Civil, con un bebé cuya familia se había echado al agua en Ceuta, este lunes
Ampliar
Un submarinista de la Guardia Civil, con un bebé cuya familia se había echado al agua en Ceuta, este lunes

El Ejército español se despliega para controlar Ceuta tras la entrada masiva de cerca de 6.000 inmigrantes

martes 18 de mayo de 2021, 19:12h
Varias unidades del Ejército de Tierra español se han desplegado en la madrugada del martes en Ceuta para ayudar en las labores de control de las calles de la ciudad tras la entrada de cerca de 6.000 inmigrantes, la mayoría marroquíes, por los espigones fronterizos. La llegada de personas a nado y a pie fue constante durante todo el lunes y continuaba en la mañana de este martes en la misma playa donde se han desplegado blindados. La Guardia Civil, además, reforzó su presencia en la frontera, espigones y perímetro fronterizo.
El Ejército español se despliega para controlar Ceuta tras la entrada masiva de cerca de 6.000 inmigrantes

En las últimas 24 horas, miles de jóvenes, pero también familias enteras, se han lanzado al mar ante la pasividad de las autoridades marroquíes. Entre los recién llegados se calcula que hay cerca de 1.500 menores de edad. Un hombre murió en el intento.

El Ejército ha llevado vehículos blindados a la playa del Tarajal. En el arenal hay grupos de jóvenes de pie, en el agua, frente a los militares, que han formado un cordón en la orilla. A metros de la arena, sobresalen cabezas de nadadores que no se acercan aún a la orilla. Entre los dos espigones, protegidos por rejas, cuatro blindados están dispuestos frente al vallado perimetral.

De un extremo a otro del trozo de playa que linda con la verja que da acceso al paso fronterizo hay personas exhaustas, prácticamente todas de origen subsahariano, no magrebíes. El objetivo es agrupar a los recién llegados, colaborar en la logística y ayudar a mantener la calma en estas zonas así como en otros lugares donde se está comprobando la presencia de grupos de inmigrantes marroquíes que deambulan por la ciudad.

El Ministerio del Interior ha enviado a Ceuta a 150 agentes de policía para agilizar esos trámites. El ministro ha asegurado que serán “contundentes en la defensa de las fronteras” y adoptará “todas las medidas necesarias para revertir la situación extraordinaria y excepcional”.

Una cuestión clave será qué pasará con los menores a los que no se somete a esos acuerdos de devolución. “Conforme a la ley y los tratados internacionales protegeremos a los menores”, ha asegurado el ministro.Los más pequeños permanecerán, de momento, en un campamento para menores y en las naves del Tarajal.

Francisco Poveda

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios