Marruecos hace la vista gorda ante la avalancha de inmigrantes marroquíes entrando a nado ayer en Ceuta y el gobierno español moviliza al ejército

Marruecos hace la vista gorda ante la avalancha de inmigrantes marroquíes entrando a nado ayer en Ceuta y el gobierno español moviliza al ejército
Ampliar
martes 18 de mayo de 2021, 10:09h
Marruecos hace la vista gorda ante la avalancha de inmigrantes marroquíes entrando a nado ayer en Ceuta y el gobierno español moviliza al ejército
Marruecos hace la vista gorda ante la avalancha de inmigrantes marroquíes entrando a nado ayer en Ceuta y el gobierno español moviliza al ejército
El ejército dispuesto a frenar hoy la entrada masiva de migrantes en Ceuta con tanques en la playa de El Tarajal.
Marruecos hace la vista gorda ante la avalancha de inmigrantes marroquíes entrando a nado ayer en Ceuta y el gobierno español moviliza al ejército

A nado atravesaron ayerdesde las dos de la madrugada y a las ocho de la tarde la frontera de España con Marruecos miles de personas según datos de la Delegación del Gobierno en Ceuta.

Ceuta está colapsada ante una entrada de inmigrantes como nunca antes se había visto.

La ciudad autónoma se encuentra en estos momentos desbordada por completo sin instalaciones de acogida donde albergar a tantas personas.

Agentes del servicio marítimo de la Guardia Civil se tuvieron que lanzar al agua para rescatar a algunas personas que se estaban ahogando cuando intentaban llegar a Ceuta. A pesar de ello un hombre murió en el intento cuando intentaba llegar nadando a la playa del Tarajal.

Entre los que han conseguido pisar suelo español hay más de 1.500 personas que han declarado ser menores de edad que por consiguiente pasarán a ser tutelados por el Gobierno ceutí hasta que les realicen las pruebas de densitometría.

En cuanto a los adultos serán devueltos a Marruecos. De hecho ayer España devolvío a Marruecos 300 inmigrantes de los que ayer entraron Ceuta en cumplimiento de un acuerdo firmado con Rabat en 1992 y por lo que sabemos ,en los próximos días se podrán devolver a todos los que entraron ayer en suelo español.

Lo que ayer sucedió era esperado desde hace ya días y después de que Marruecos dejara de vigilar toda la costa entre Tánger y Ceuta trasr la hospitalización en el país del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, por razones humanitarias.

Dada la situación el titulñar del Ministerio del Interior Fernando Grande-Marlaska, no tardó en tomar medidas convocando una reunión de urgencia al secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, el director general de la Policía, Francisco Pardo; la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, así como otros altos representantes del departamento para tomar la determinación de enviar 200 agentes más a Ceuta para reforzar la frontera.

De los doscientos efectivos 50 agentes que se encargaran de la vigilancia fronteriza son miembros del Instituto Armado y 150 de la Policía Nacional, que se reparten entre agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), de la Científica y de la especialidad de Extranjería y Fronteras en cuyo cometido está la aplicación del convenio firmado con Marruecos en 1992 que permite la devolución en caliente de los inmigrantes que superen el perímetro fronterizo.

Otras de las medidas ha sido echar mano al ejército que ha desplegado sus tanques el la playa del Tarajal de manera persuasiva mientras al otro lado de la verja, se ve a decenas de personas.

La Legión y Regulares, tienen como misión reforzar a las fuerzas de seguridad en el control de la ciudad además de controlar el perimetro para evitar se sigan excavando huecos entre los bloques de hormigón y las vallas de hierro ante la pasividad de los agentes marroquíes que observan lo sucedido sin intervenir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios