LA UNICA SALIDA VISIBLE: ¡ES POSIBLE!



España, es un gran país con grandes problemas por resolver, y que
se están agravando por la incompetencia y la continuidad en el
Gobierno de Mariano Rajoy.
Ante esa realidad incontestable, y después de observar en
profundidad, las resoluciones aprobadas en el 39º Congreso del
PSOE, creo que sin lugar a dudas, que estos van a estar presentes
en torno a cuatro grandes asuntos fundamentales.
La derogación de las últimas reformas laborales, el modelo
territorial del Estado, el modelo de partido y finalmente la política
de alianzas.
Y las cuatro, en mi opinión, sin restar importancia a otros asuntos
como la creación de empleo, los servicios públicos como la
sanidad, la educación, el Sistema de Pensiones, el cambio de
nuestro modelo productivo, la política fiscal, etc., etc. Van a estar
presentes de manera especial pienso.
De todas ellas, en donde en el epicentro de las soluciones se
encuentran las propuestas del PSOE, creo sin ninguna duda, que
la política de alianzas, ha sido el aspecto más polémico dentro del
PSOE, y hoy sigue siendo materia de actualidad.
Porque el objetivo de acabar con el Gobierno de Mariano Rajoy, y
que Pedro Sánchez sea el futuro Presidente del Gobierno, no va a
ser tarea fácil., al alcance de las pretendidas “Mociones de
censura” de Podemos, - la primera ya quedo demostrada su
inviabilidad -, ni la repetición de otras, que en mi opinión, siguen
presentes en las intenciones de los líderes de la formación morada.
Porque esa única y visible posibilidad, de cambiar el Gobierno, no
se puede abordar seriamente, sin tener en cuenta la aritmética
parlamentaria en nuestro país, la política de alianzas, y los
cambios de la correlación de fuerzas que se tienen que verificar
por los resultados de las futuras elecciones generales.

2

De ahí se desprende – para mí - que, de los cuatro grandes temas
que he señalado, hoy, la política de alianzas ha sido el más
polémico dentro del PSOE en los dos últimos años, y lo sigue
siendo, porque en cualquier caso esa política le sirve a la derecha
carpetovetónica de este país, arremeter contra Pedro Sánchez y el
nuevo PSOE.
Quisiera recordar a aquel “hipotético acuerdo con Podemos”,
que fue considerado por algunos de “los barones” como un delito
“De lesa majestad”, a pesar de que alguno de esos “barones”
gobiernan en su Comunidad Autónoma y en diversos
Ayuntamientos, con el apoyo directo ó indirecto de Podemos.
Y este asunto, fue el que precipitó la dimisión forzada de Pedro
Sánchez en el Comité Federal, al insinuar la posibilidad de un
acuerdo con Podemos y con los nacionalistas, para evitar el
Gobierno de Mariano Rajoy.
Es verdad, que el riesgo que corría en aquel entonces el PSOE, no
era grande, y el costo resultaba pequeño, y por el contrario los
beneficios resultaban notables, sobre todo cuando el Presidente
del Gobierno, tiene la potestad para disolver el Parlamento y
convocar nuevas elecciones.
Recordando esto, no es menos cierto que Podemos, tampoco
facilitó el acuerdo, al exigir condiciones estrafalarias, ridículas y
carentes de un mínimo sentido pragmático, como se demostró
posteriormente, lo que nos ha hecho….creo yo, “REFLEXIONAR A
TODOS”.
Aunque en la actualidad, poco hayan cambiado las cosas, y el
problema de las Izquierdas, sigue siendo el de siempre: “La
unidad de las mismas”. Los cambios en el liderazgo y el
proyecto estratégico y programático del PSOE que fue consolidado
en su 39º Congreso, es evidente que ha tenido consecuencias
políticas electorales, a tenor de los resultados de los recientes
sondeos de opinión que se han dado a conocer.
El liderazgo de Pedro Sánchez y del PSOE como la principal fuerza
de la izquierda, es ya evidente, aunque el PP sigue siendo – pese a

3

la corrupción – y la incapacidad manifiesta de Mariano Rajoy para
gobernar, el partido más votado.
Por todo ello, entiendo que, los sindicatos, el mundo de la cultura,
la Universidad y las fuerzas emergentes deben confabularse para
exigir la “Unidad de la Izquierda” en base a un programa
razonablemente progresista y de cambio.
Mientras que el PSOE, yo entiendo que no debe limitarse a lograr
acuerdos parlamentarios, de pequeños acuerdos que aunque
sirvan para cierta recuperación de lo sustraído por el Gobierno
Rajoy, en cualquier caso, le siguen sirviendo para garantizar su
estabilidad al Gobierno del corrupto PP.
Y lo que hay que acabar, es con el Gobierno de Mariano Rajoy y
del PP.
Por eso, el sentido común, nos indica que un acuerdo en el seno de
la izquierda resulta imprescindible para hacer una oposición real en
el Parlamento, y por supuesto para gobernar, y que la lucha
despiadada por la hegemonía dentro de la izquierda solo puede
producir efectos irreversibles y negativos.
Por todo ello, y sin pretender lecturas triunfalistas, pero sin caer en
la frustración permanente, creo que estamos en un momento
donde hay que organizar las movilizaciones ciudadanas, en
defensa de nuestros derechos económicos y sociales y donde en
ellas se exija la DIMISION de Mariano Rajoy.
Porque esa: “LA UNICA SALIDA VISIBLE: ¡ES POSIBLE!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.