ÚLTIMA HORA:
 El juez en contra del criterio de la Fiscalía decreta libertad provisional para Juana Rivas
Ampliar

ÚLTIMA HORA:

El juez en contra del criterio de la Fiscalía decreta libertad provisional para Juana Rivas

martes 22 de agosto de 2017, 07:54h

No tendrá que entregar los hijos al padre, a pesar del Ministerio Público que ha pedido su ingreso en prisión y la entrega de los niños después de que Rivas incumpliera la orden judicial de entregar a sus hijos a su padre.

Ayer envió una carta dirigida a Mariano Rajoy, al Fiscal General del Estado y al presidente del Tribunal Constitucional

José Luis Ruiz, titular del Juzgado de instrucción 9 de Granada, ha decretado este martes libertad provisional para Juana Rivas, la madre que se fugó con sus dos hijos hace casi un mes para evitar que estos regresaran con su padre a Italia. La fiscalía de Granada había solicitado prisión provisional sin fianza para Rivas,sobre la que pesaba una orden de detención y que se ha presentado esta mañana por voluntad propia en los juzgados de la ciudad andaluza.La Fiscalía ha pedido para Juana Rivas, que se ha entregado este martes tras casi un mes después de incumplir la orden de entregar a sus dos hijos a su expareja, prisión provisional comunicada y sin fianza.

Rivas solo ha respondido a las preguntas de su abogada y se ha negado a contestar a la fiscalía, que ha censurado su actitud. También se ha negado a indicar el paradero de sus dos hijos. La mujer llevaba 26 días ilocalizable para no entregar a sus dos hijos menores al padre, Francesco Arcuri, condenado en 2009 por malos tratos. Rivas ha jugado al despiste esta mañana y su hermana ha entrado por la puerta principal de los juzgados mientras ella entraba por otra entrada para evitar a las cámaras y la prensa. Una vez dentro del edificio, la madre de Maracena ha sido detenida y custodiada por la policía para ser llevada ante el juez.

A las puertas de los juzgados, un centenar de personas concentradas han repetido gritos a favor de Rivas: "Ningún maltratador es un buen padre". Mientras, el titular del Juzgado de Instrucción 9 de Granada, que está de guardia esta mañana, decide ahora al respecto de la situación en la que debe permanecer Rivas, si decreta su ingreso en prisión tras desobedecer sus anteriores decisiones, o por el contrario la deja en libertad con medidas cautelares. En paralelo, el juez debe decidir sobre el destino de los dos niños, que abandonaron Italia hace un año por decisión exclusiva de la madre.

Por otra parte, el Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada ha acordado este martes, como nueva medida de protección de los hijos, la retirada del pasaporte de los menores, así como la prohibición de salida de los menores del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin autorización judicial, medida solicitada también por la fiscalía, una vez oídas el lunes a las dos partes. La restitución de los menores al padre es la principal medida de protección ya adoptada, con anterioridad a la vista sucedida ayer entre la juez española y las defensas de las dos partes.

La juez ha desestimado las restantes medidas solicitadas por el padre de los menores. Son los tribunales italianos los competentes para resolver otros aspectos, como puede ser la patria potestad de los progenitores, según el TSJA.

Rivas ha contado durante este tiempo con un amplio respaldo social y político. Incluso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o la de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se han pronunciado a su favor. Pero, en los últimos días, tras el segundo rechazo del Constitucional a su recurso de amparo, crecieron las voces que le reclamaban que debía entregarse, algo que han valorado también sus asesoras, puesto que se enfrenta a la posibilidad de acabar en prisión o de perder temporalmente la patria potestad de sus hijos.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial el pasado 8 de agosto, después de que Rivas no acudiera a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores. Los hijos tienen 11 y tres años.

La mujer tampoco acudió este lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por Arcuri, que sí acudió. También se presentó la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada, María Castillo Pozo, quien, tras la comparecencia, transmitió a los medios un mensaje de la mujer de Maracena en el que consideraba que "como madre, es la única" que debe "proteger" a los dos menores de edad ante la "desprotección" que, en su opinión, están padeciendo.

Las asesoras de Rivas mantienen desde el inicio del caso en 2016 que es víctima de los "errores judiciales" que han puesto en peligro a sus hijos, como ella misma señaló en una carta hecha pública recientemente. La mujer viajó con sus hijos en mayo de 2016 a Granada desde Carloforte (Italia), donde residía con su expareja y los menores desde 2013. A los dos meses de llegar, en julio de ese año, presentó una denuncia por violencia de género contra Arcuri que acaba de llegar a los juzgados italianos, más de un año después.

Tras su marcha, y después de que le comunicara a Arcuri que no iba a volver, el padre de los niños la denunció por sustracción internacional. Tras el pronunciamiento de la justicia italiana, que resolvió que los menores debían ser devueltos con el padre, el juzgado de Primera Instancia de Granada dictó una sentencia en el mismo sentido, que después ratificó la Audiencia Provincial de Granada y contra la que el Constitucional rechazó amparar a Rivas, que acudió al alto tribunal en dos ocasiones.

Rivas y su entorno sostienen que la lentitud en la tramitación de la denuncia por malos tratos, que la juez rechazó inicialmente al considerar que quedaba fuera de su jurisdicción y debía ser denunciado en Italia, ha perjudicado a su causa porque el asunto no se ha tratado como un caso de violencia de género, pese a que la primera juez que pidió la entrega de los niños sí lo consideraba en su sentencia.

La mujer también tildó de “chapuza” el trabajo de la psicóloga de familia que atendió a los menores porque “no estaba preparada para trabajar con niños que han sufrido maltrato”, según señaló en la carta que se hizo pública. El informe de esta psicóloga, que tanto el Juzgado de Primera Instancia como la Audiencia Provincial consideraron válido, señalaba una “vinculación afectiva y segura del menor con ambos progenitores”. Uno de los argumentos esgrimidos en los distintos recursos es que el hijo mayor de Juana Rivas (el menor, de tres años, no fue analizado por su corta edad) tenía que haber sido atendido por un equipo “técnico y multidisciplinar especializado”, tal como recoge el artículo 2.5 de la Ley de Protección Jurídica del Menor, en lugar de la psicóloga de familia.

Por su parte, Francesco Arcuri, al que han dado la razón todos los tribunales hasta la fecha, asegura que su expareja se marchó “por capricho” y niega que le haya pegado “jamás” a ella o maltratado a sus hijos. Añade que aceptó la condena del año 2009 por "lesiones en el ámbito familiar", con tres meses de prisión y una orden de alejamiento de ella de un año y tres meses, para poder ver a su hijo (en esa época solo había nacido el mayor).

Fuentes del ministerio público, la Fiscalía había pedido la prisión provisional, tras la declaración de Juana Rivas, ante la negativa de la mujer a cumplir la orden judicial de entregar a sus hijos, de 11 y 3 años, a su padre italiano.

Tras la comparecencia de Rivas, el juzgado de guardia deberá decidir la situación de esta mujer.

Esta mañana, Juana Rivas, vecina de Maracena (Granada), ha sido arrestada de acuerdo a la orden vigente de detención y presentación en sede judicial acordada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Granada.

La detención se ha producido después de que la madre llegara sobre las 11.00 horas a un aparcamiento público cercano a los Juzgados de La Caleta de la capital granadina, donde ha estado acompañada entre otros por su asesora legal, Francisca Granados.

Rivas, custodiada por la Policía, ha sido introducida en los juzgados en un vehículo policial.

Juana, ha sido recibida con gritos de "Todas somos Juana".Al llegar fue detenida ya que sobre ella pesaba una orden de detención desde el 8 de agosto. El juez ha decidido retirar el pasaporte a los dos hijos. Ha llegado pasadas las 11:10 a los juzgados de Caleta, en Granada capital. Fue su su asesora jurídica y directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, la que a primera hora del día confirmó que acudiría al

Su asesora ha explicado a las puertas del juzgado que "desde el viernes a última hora hay una nueva denuncia por violencia de género" presentada en el juzgado contra el padre de sus hijos. "Los niños corren un grave riesgo, por encima de todo están estos menores", ha señalado Francisca Granados, que afirma que Juana Rivas "va a pedir ser escuchada" y que se le dé "tiempo" para demostrar que sus hijos corren peligro.

En un mensaje difundido por vía telefónica, Francisca Granados ha señalado que en esta comparecencia "más que nunca, Juana nos necesita", y "tenemos que ser muchas y muchos".

"No puede estar sola", ha agregado Granados en referencia a la situación de la madre de Maracena, contra quien el Juzgado de Instrucción número 2 de Granada dictó orden de detención y presentación en sede judicial el pasado 8 de agosto, después de no acudir a la citación prevista en el marco de las diligencias penales que la investigan por una posible sustracción de menores.

Rivas, después de más de 26 días en paradero desconocido, tampoco acudió este pasado lunes a la citación del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada para dirimir sobre las medidas extraordinarias y urgentes en protección de los menores solicitadas por el progenitor.

Se trataba de una cita en la vía civil del caso a la que sí acudió su excompañero sentimental Francesco Arcuri y padre de los dos niños, de once y tres años.También acudió la letrada de oficio de Juana Rivas en Granada, María Castillo Pozo, quien, tras la comparecencia, transmitió a los medios un mensaje de la mujer de Maracena en el que consideraba que "como madre, es la única" que debe "proteger" a los dos menores de edad ante la "desprotección" que, en su opinión, están padeciendo.

La abogada apuntó, asimismo, que no tenía noticias de si la Fiscalía adscrita al Tribunal Constitucional presentaría el recurso de súplica al que tiene derecho hasta este martes contra la inadmisión del recurso de amparo solicitado por su representada para no tener que devolver a Arcuri, residente en Italia, a sus hijos, en base a sus derechos fundamentales.

Juana Rivas se dirige ayer Mariano Rajoy, al Fiscal General del Estado y al presidente del Tribunal Constitucional a través de una carta que ha hecho llegar a la asociación de menores víctimas de la violencia de género, Avanza Sin Miedo.

Como saben Juana lleva en paradero desconocido con sus dos hijos desde el 26 de julio al negarse a entregar a los pequeños, de 11 y 3 años, a Francisco Arcuri, padre de los pequeños y condenado en 2009 por maltrato. Ayer, Juana debía haberse presentado en el juzgado, pero no lo hizo. Sobre ella recae una orden de búsqueda y captura por sustracción de menores. Ayer lunes tenia la tercera requisitoria judicial para presentarse ante el juez y ayer Avanza sin Miedo fue la encargada de difundir el mensaje de Juana dirigido al jefe del gobierno y a los estancias judiciales más importantes del Estado.

"Yo estoy haciendo lo único que puedo hacer como madre para protegerlos", dice lam de Maracena en la misiva. " "huí del infierno" en el que vivía con mis hijos"," Arcuri es un maltratador reincidente , " ahora mis hijos son víctimas de una cadena de despropósitos a nivel legalm o "me están llevando a un callejón sin salida con consecuencias irreparables para el resto de nuestras vidas son algunas de las frases que se pueden leer" antes de rogarle a los receptores de la misiva ¡Ayúdennos por favor!". Juana dice " no quiero evadirme de la ley y espero que la justicia rectifique". "En la primera sentencia la Jueza me pide que devuelva a mis hijos a nuestro verdugo aun a pesar de saber que hay episodios de violencia, eso a fecha de 14 de diciembre. Pero​ ​es​ ​que​ ​el​ ​12​ ​de​ ​Julio​ ​yo​ ​ya​ ​había​ ​puesto​ ​una​ ​denuncia​ ​manifestando​ ​el​ ​maltrato al​ ​que​ ​estábamos​ ​sometidos​ ​a​ ​diario", aclara.

"En la segunda sentencia se me vuelve a pedir que entregue a mis hijos al maltratador, pero en esa sentencia se habla de otra situación familiar y de otra niña llamada Estela, imagino que de algún caso anterior". "¿Es que todavía nadie va a ayudarnos?", pregunta. "Llevo meses de desaliento y desamparo por parte de la Justicia Española y el miedo ha vuelto a atenazar mis estómago. Yo​ ​no​ ​puedo​ ​seguir​ ​intentando​ ​protegerlos sola", asegura.

"Por eso les pido ayuda. Sé que ustedes tiene el poder y suficientes herramientas e instrumentos para usarlos a nivel nacional e internacional. Por favor ayúdenme a dar a mis hijos un futuro digno" solicita . "Escúchennos​ ​primero,​ ​antes​ ​de​ ​mandarnos​ ​de​ ​vuelta​ ​allí,​ ​solo​ ​pido​ ​eso" les dice para más adelante reprocharles, "¿para qué ha firmado España tantos tratados y leyes? El Tratado de Estambul, la Ley Integral de Violencia de Género, el Estatuto de la Víctima, el Pacto de Estado. ¿Es​ ​que​ ​todo​ ​es​ ​papel​ ​mojado​ ​para​ ​mis hijos​ ​y​ ​para​ ​mí?", se despide Juana Rivas.

La carta de tres folios que la asociación Avanza Sin Miedo califica como "última esperanza" ha sido difundida a los medios para que pongamos voz a una mujer que sigue oculta para que un maltratador no se lleve a sus hijos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios