Encuentro con un amigo

lunes 21 de agosto de 2017, 13:25h


Sábado por la mañana, me dispongo a visitar a mi viejo amigo y pirata Luis Fernado - Luisfer -,
regenta junto a su hermano Antonio una magnífica tienda de efectos náuticos en la rotonda de
entrada a Almería, zona emblemática y cordón umbilical de la ciudad tiempo ha. Efectos
Navales del Sur, más de sesenta años abierta, tres generaciones aportando experiencia y buen
hacer, tienda de bucaneros, corsarios y otras aves marinas, jajajaja.
Hacía tiempo ya que teníamos ganas de echar un rato, para bebernos unas cervezas con
pescadito en uno de los mejores bares de la capital ubicado en pescadería, quejarnos de todo,
criticar a los políticos, unos lloros y dos o tres brindis por nuestras heridas de guerra, jejeje.
Saliendo del túnel que dá acceso a Almería, miré la entrada, el puerto, el mar y la Alcazaba
cual vigía eterna de lo espectacular de esta tierra y sentí algo distinto al resto de los millares de
veces que he hecho ese mismo recorrido, sentí la fuerza del mar, de las gentes de ese barrio tan
denostado y a veces maltratado por opiniones sin conocimiento y sucesos protagonizados por
gente sin alma ni principios.
Sumido aún en ese grato desconcierto, llegué y aparqué justo en la puerta de la guarida
pirata, para los de aquí que conocemos la zona parecería algo difícil, pero no, siempre hay
aparcamientos en esa zona, entré en la tienda y tras unos abrazos, dos latas de cerveza y poco
más, se le echó una sábana al mascarón de proa y partimos rumbo al citado bar.
Dos tercios fresquitos, pota frita, caracola y atún plancha, así empezó nuestro cónclave
corsario. Tras un par de tercios y delicias de nuestro mar, miré alrededor y contemplé como
todo el bar había sido literalmente tomado por una multitud en la que la pluralidad y distinto
origen reinaban. Todos conversando en armonía, esperando turno para una mesa, en fin,
pensé:
Ahora, ¿éste barrio ya no es marginal, peligroso?, ¿hoy no roban coches?, toda pijotilandia
bebiendo cerveza junto a gente del barrio, gitanos, y conste en el mejor de los sentidos y con el

mayor respeto, gitanos, y me consta que orgullosos de serlo y payos de la chanca y pescadería.
Pues al parecer no, cuando los vips vamos de tapas buscando la mejor calidad y precio, nos
vestimos cual galán y al igual que un depredador, perdemos el miedo y lo que unas horas antes
era la jungla e incertidumbre de nuestra integridad y los bienes portables, se convierte en
nuestro espacio natural y comedero.
La hipocresía al igual que la mentira tiene las piernas muy cortas, se ve rápido y evidencia de
igual manera. No podemos hablar de barrios como éste generalizando, ésa es la manera más
cómoda para no tener que afrontar la ineptitud por parte de las autoridades de dar las
soluciones pertinentes para limpiar el barrio y erradicar lo que sobra, para parar la
delincuencia, etc...
No olvidéis que Pescadería, La Chanca, San Antón, toda esa zona, ha sido la puerta a Almería,
su sustento, cobijo de marineros llegados de otros lares, el alma que movía el cuerpo de una
ciudad dependiente de ellos, una ciudad que sin esa simbiosis bacteriana tal vez no habría
tenido el suficiente alimento para ser lo que es.
Capitán Luisfer el Gruñón reportado por tus innumerables fechorías y rapiñas, he aquí mi
humilde homenaje, mi promesa cumplí y por tanto os exijo retiréis de mi la mancha negra.
Jajajajaja, saludos piratas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.