Editorial : Casado hunde al PP con su rosario de tropiezos
Ampliar

Editorial : Casado hunde al PP con su rosario de tropiezos

jueves 11 de abril de 2019, 12:01h

La polémica por el salario mínimo ha sido la gota que ha colmado el vaso de los candidatos populares, que lejos de hablar de su programa se ven abocados a quitar hierro los errores y tropiezos de su lider en precampaña. La situación empieza a ser preocupante, tanto que el desánimo se expande entre ese sector de sus filas que le apoyó y hoy considera que se equivocaron y que Soraya Sáenz de Santamaría hubiera sido una mejor candidata.


¡A VER CON QUE NOS SORPRENDE HOY!

Esta viene siendo la principal preocupación de los candidatos populares que lejos de explicar a la sociedad las medidas de su programa electoral, se las tienen que ver con la prensa, si no desmintiendo, al menos justificando a su lider, argumentando que lo dicho por este se trata de una mala interpretación del periodista y de los medios cuando no una "fake news".

Pero si bien la costumbre de matar al mensajero se ha convertido en una táctica generalizada en un partido que tras ser condenado por corrupción dice no estarlo por haber presentado un recurso, la credibilidad empieza no solo a estar por los suelos si no a pasar factura tal y como hemos visto en las encuestas y no solo las de CIS.

El culpable principal del desaguisado es Pablo Casado, al que pareciendo alumno de Rafael Hernando, le pierde la boca .

Tal es así que su incontinencia verbal preocupa a los suyos o al menos a una parte delos suyos, a ese sector menos aguerrido de su militancia, dicho de otro modo, aquellos menos extremistas que permanecen en el partido y no se han ido a Vox.

La acusación proferida contra Pedro Sánchez de preferir “las manos manchadas de sangre” cruzó la línea de la decencia a decir de muchos de sus filas. Estas palabras sumadas a la inquina con las que las dijo, provocó estupefacción, rechazo e indignación entre los suyos que no solo no le aplauden si no que ven a Pablo Casado como un político satélite de Santiago Abascal, desde que este calificó al PP de "derechita cobarde".

Así en ese, ¡Cobarde yo! , Casado ha querido mostrar que no lo es y para eclipsar al lider de Vox, ha soltando perlas como la que soltó para atacar a Sánchez al que como poco trató de terrorista o asesino.

Lo peor es que Pablo ni se ha arrepentido , ni tampoco ha pedido perdón, menos aun teniendo por palmero al hijo de un expresidente al que la cabeza no le da para pensar y la lengua solo para añadir que "Casado estuvo suave".

Lo más relevante de esta campaña están siendo sin duda los insultos y esa forma que tiene Casdo de ver la política y que le resta credibilidad al no entonar un mea culpa en las 110 páginas con 500 propuestas de su programa, en las que esconde de manera consciente, la palabra corrupción.

Que "se le fue la lengua" como dicen los suyos en petit comité, resulta obvio. Que puede ser un error, resulta más dificil de justificar sobre todo porque lo hace tan a menudo que ya parece que el insulto es norma en él . La última vez, ayer, cuando dijo que de gobernar " bajaría el salario mínimo a 850 euros". Esta manera de romper con todo, puede ser sintoma de una enfermedad obsesiva.

Lo que está claro es que de las quinientas promesas de su programa nadie sabe nada, de ellas no se habla, algo que ha hecho renacer de entre los populares, un sector crítico que ya lamenta el error cometido al haber apostado en detrimento de Santamaría, por el recomendado de Aznar.

Sin duda, la campaña del Partido Popular está marcada por la improvisación y los desatinos de un joven vasco que ni siquiera conoce su comunidad ( desconocía que Getxo pertenece a Vízcaya), también por el nerviosismo al ver como la izquierda se separa del pelotón y como se le acercan los persiguidores hasta el punto de hacer peligrar que pueda llegar a meta en segunda posición.

Y de la sangre que ve en las manos de Sánchez al desangrado que ha hecho que con su dirección se incremente la sangría y su partido haya perdido tres millones de votos, más los que pueda perder de aquí al 28 de seguir por el camino de la improvisación.
Hoy, muchos de los que creyeron, (los más jovenes) que con Casado llegaría un soplo de aire fresco, incluso la regeneración, han vistos frustradas sus esperanzas. Muestra de ello fue esa imagen en un invernadero de Almería, acompañado por Gabriel Amat, el presidente del PP almeriense, con cerca de una treintena de casos pendientes de juzgar, con su heredero en Diputación y candidato número 1 al Congreso, al que tapa y no ha pedido aún explicación de cuanto se ha publicado de él, en Nuevodiario.es, sobre esa cuenta de libre disposición que abrió un promotor y en las que figuran las iniciales de su nombre y apellidos, de el Senador Lusi Rogelio Rodriguez Comendador, alcalde cuando la empresa Facto Almeriense era un apéndice de su alcaldía o de Juan José Matarí, al que la Gurtel también benefició supuestamente con un viaje.
Casado ha ido de error en error, primero eliminando a todos los cercanos a Mariano Rajoy para colocar en su puesto a toreros como Abellán y fichajes por su apellido que no por su valía como Suárez Illana, quién nada mas llegar metió la pata hasta el corbejón con aquello del " Neandertal" y su incursión en el aborto.

Y así cuando queda tan poco para votar, vemos un partido teledirigido por Casado al radicalismo y a un lider lleno de agresividad y nerviosismo, que tiene enfrente a un pedro Sánchez sosegado y dialogante, que para más inri les tiende la mano.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios