70 años después las oscuras conexiones de la segunda familia más rica de Alemania con el nazismo salen a la luz.

70 años después las oscuras conexiones de la segunda familia más rica de Alemania con el nazismo salen a la luz.

jueves 28 de marzo de 2019, 18:39h
Se trata de la familia Reimann, fundadores y dueños de JAB Holding, que cuenta con grandes participaciones en varias marcas internacionales. Albert Reiman nmurió en 1954 y su hijo en 1984. Ambos fueron entusiastas nazis y empleaban a trabajadores en condiciones de esclavismo.

Peter Harf, socio de JAB Holding, dijo que la familia estaba conmocionada por los vínculos con los abusos cometidos por los nazis.

Dichos abusos silenciados durante 70 años fueron revelados por el diario alemán Bild am Sonntag.

"(Albert) Reimann y su hijo eran culpables... realmente tendrían que haber ido a la cárcel", dijo Harf.

El diario Bild am Sonntag informó que "esclava"s de Europa del este eran tratadas por los nazis como una raza inferior, y fueron golpeadas y abusadas sexualmente en las instalaciones de las empresas de la familia Reimann en Ludwigshafen, en el suroeste de Alemania. Entre ellas había una criada rusa.

En la actualidad, se estima que la fortuna de la familia Reimann alcanza los €33.000 millones, lo que la convierte en la segunda familia más rica de Alemania.

JAB Holding tiene importantes participaciones en varias marcas conocidas mundialmente, incluidas las bebidas Keurig Dr Pepper, los productos de belleza Coty, el café Jacobs Douwe Egberts, la cadena de cafés y panaderías Panera y la de sándwiches Pret a Manger.

Millones de eslavos se vieron obligados a trabajar en terribles condiciones en las fábricas nazis o en las granjas, generalmente por poco o ningún pago.

Los judíos también fueron utilizados como mano de obra esclava.

Harf dijo que cuatro de los descendientes de Reimann habían encargado al historiador Paul Erker que investigara la historia de la familia en la era nazi, según publicó Bild am Sonntag.

Erker entregó un informe provisional y "nos quedamos sin palabras", dijo Harf. "Nos avergonzamos y nos pusimos blancos. No puedes ignorar nada de eso. Esos crímenes son abominables".

Otro historiador que tuvo acceso a los archivos de Reimann, el profesor Christopher Kopper, concluyó que "el padre y el hijo aparentemente no eran oportunistas políticos, sino convencidos nacionalsocialistas".

Desde la década de 1990, algunas firmas alemanas famosas, que supuestamente se beneficiaron de los abusos nazis, fueron demandadas por los sobrevivientes o sus familiares.

Entre ellas se encuentra la automotriz Volkswagen, fundada en 1937.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la firma con sede en Wolfsburg fabricó vehículos para el ejército alemán, utilizando más de 15.000 trabajadores esclavos alojados en campos de concentración.

La familia donará €10 millones (US$11 millones, aproximadamente) "a una organización adecuada" para compensar parte del daño hecho

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.