Camino de Ítaca:"A los anónimos olvidados", por María Antonia García, Abogada

Camino de Ítaca:'A los anónimos olvidados', por María Antonia García, Abogada
jueves 06 de enero de 2022, 10:30h
Camino de Ítaca:'A los anónimos olvidados', por María Antonia García, Abogada

Un protocolo que se reitera desde hace décadas como el mismo mensaje , ahora desde las redes sociales, son aquellas tarjetas de todo tipo, deseándole felicidad los próximos doce meses, con similar formato, desde la entidad bancaria, que cada vez se asemejan más al mundo paralelo de Matrix, hasta del frutero que le deseas que no lo olvides tampoco este año. Sólo quedará por felicitarle el dios Cronok, pero claro, para esta deidad, un año más en su calendario, no es nada, pues ya sabe que la relatividad del tiempo la patentaron los dioses griegos.

No obstante, y por ser agradecida, deseo buenos augurios a todas esas personas, que no son excepcionales (dentro de las que me incluyo), que andan por el mundo cubriendo con esfuerzo y torpezas las necesidades vitales, a diferencia de otras que con una simple aleteo de pestañas lo consiguen. A todos aquellos individuos honrados y olvidados, a los que las estadísticas no contemplan en las noticias, porque que no destacan en nada en concreto; y sin embargo son el pilar del bienestar cotidiano, del trabajo bien hecho, el pan recién horneado, de la ecuación resuelta desde un pupitre, de un buen corte de pelo, de una tirita en el momento y el lugar exacto. A todos ellos, que no tendrán nada más que la gloria que el recuerdo de sus parientes, a ellos les deseo que consigan esas pequeñas cosas que les hacen sentirte confortable, que transformen la frustración y que focalicen el fracaso como un peldaño más para superarse.

A los hijos de la discreción, a la gente anónima pero no mediocre: izad vuestras copas existenciales y brindad al sol, en reconocimiento de todos aquellos caminos que trazasteis , los que levantasteis puentes, trabajáis de cajeros/ as de cualquier supermercado, a quienes limpian las viviendas con una sonrisa, a todos los científicos que investigan en los discretos laboratorios para mejorar nuestras vidas o la vida en sí, a los deportistas no inmersos en el ranking de celebridades, a todos vosotros, que somos nosotros ,que laboráis la ilusión de unas vidas más dignidad y espero que más justa, actores de la vida cotidiana: Feliz Año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios