Culturilla Naval: "El Arma Submarina española y su “Ad Vtrumque Paratus”. Origen del lema", por Diego Queveo Carmona, Alférez de Navío ®

Culturilla Naval: 'El Arma Submarina española y su “Ad Vtrumque Paratus”. Origen del lema', por Diego Queveo Carmona, Alférez de Navío ®
miércoles 20 de octubre de 2021, 11:23h
Culturilla Naval: 'El Arma Submarina española y su “Ad Vtrumque Paratus”. Origen del lema', por Diego Queveo Carmona, Alférez de Navío ®
Culturilla Naval: 'El Arma Submarina española y su “Ad Vtrumque Paratus”. Origen del lema', por Diego Queveo Carmona, Alférez de Navío ®

Es tradición en los buques y dependencias de la Armada, al igual que ocurre con alguna otra institución como Universidades, Colegios Mayores, etc., el que se disponga de un “lema”, que en muchos casos suele estarlo en latín, lo que para algunos es una “lengua muerta”, aunque solo sea para demostrar que no lo es.

Culturilla Naval: 'El Arma Submarina española y su “Ad Vtrumque Paratus”. Origen del lema', por Diego Queveo Carmona, Alférez de Navío ®

Así, mientras la Universidad Politécnica de Cartagena por ejemplo usa actualmente el de “FECHOS ALLEND MAR”, por lo que respecta a legendarios submarinos que ya son historia, el S-31 “Almirante García de los Reyes”, tenía el de “NOCTE ET DIE IN PROFUNDO MARIS FUI”, el S-34 “Cosme García”, “AD NAVEGANDUM PRESTUM SUM”, el S-62 “Tonina” la que rezaba “DE PROFUNDIS DOMUN MEAN FECIT”, el S-63 “Marsopa” “PER PELAGUS SILENTER VADO”, e incluso las dos parejas de diminutos “Tiburón y Foca” que ostentaron las de “PUSILLIOR SED ET FORTIS”, o el buque auxiliar A-111 “Alerta”, que tiene la de “QUISQM IN QUO CONFIDERE”, etc., por citar sólo algunas de ellas.

Así, podríamos enumerar bastantes más, cuyos orígenes suelen estar normalmente en algún tipo de “concurso de ideas” que surge de los miembros que han formado parte de la dotación inicial de tal o cual unidad, lema que suele desaparecer para siempre cuando el buque que lo porta va al desguace, (el lema es algo que no es hereditario entre unidades), pero hoy dedicamos estas líneas a una que es sobradamente centenaria, la de la Flotilla de Submarinos de la Armada, establecida en Cartagena desde su creación en 1915.

Una vez instituida la nueva Arma mediante la “Ley Ferrándiz” y tomada la decisión de que ésta se estableciera en Cartagena, se precisó habilitar los antiguos diques de Jorge Juan como lugar de atraque de los submarinos (en el argot submarinista “fosas”), así como el edificio de la antigua “Sala de gálibos” del Arsenal para albergar la Jefatura de la misma, despachos, etc., en su parte superior y diversos talleres de maquinaria en la planta baja, obras que se prolongarían en el tiempo, no terminando hasta un lustro después, es decir,1920.

Por aquel entonces, don Mateo García de los Reyes, a la sazón primer Jefe del Arma Submarina, mandó colocar sobre el dintel de acceso a la escalera principal del edificio, formando un arco, la leyenda “AD VTRUMQUE PARATUS”, siendo desde entonces el lema de nuestros submarinos, expresión que viene a significar, por libre traducción, “SIEMPRE PREPARADOS”.

No sabemos las razones que empujarían al que llegó a ser Ministro de Marina, a adoptar esta frase en latín como lema, pero sí hemos encontrado lo que parece ser su procedencia original. Dichos orígenes nos llevan nada menos que hasta la Eneida de Virgilio, el poema épico nacional de los romanos, para muchos escritores la epopeya más grande jamás escrita que supera incluso la Ilíada de Homero, cuando aparece en su versión original escrita en latín un texto que hace referencia a la disposición del griego Sinón cuando se arriesga frente a los troyanos a vencerlos con su astucia. Para ello ingenia el que introdujesen en la ciudad el que habría de pasar a la historia como el “caballo de Troya”, o de lo contrario irían a una muerte segura, pues sólo tenían dos alternativas: vencer o morir. El párrafo en cuestión, en su lengua vernácula, textualmente dice así:

“…FIDENS ANIMI ATQUE IN UTRUMQUE PARATUS SEU VERSARE DOLOS SEJU CERTAE OCCUMBERE MORTI…”

Que traducido al castellano, significa:

“….FIADO EN SU VALOR Y DISPUESTO A UNA U OTRA COSA, LOGRAR SU PROPÓSITO O SUCUMBIR A UNA MUERTE SEGURA…”

Es posible como decimos que sea este el origen del lema del Arma Submarina, aunque tampoco se puede asegurar que lo sea en realidad, porque no hay ninguna constancia escrita en los archivos consultados (Base de Submarinos, Archivo Naval de Cartagena, o Archivo General de la Armada en Viso del Marqués, Ciudad Real), donde se ha buceado tratando de encontrar algún documento que nos asegurase el origen, por lo que no deja realmente de ser sólo una hipótesis, aunque, eso sí, con visos de que realmente sea el correcto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios