UN PASEO LITERARIO POR CALLES DE CARTAGENA, por Sonia Mª Saavedra de Santiago

UN PASEO LITERARIO POR CALLES DE CARTAGENA, por Sonia Mª Saavedra de Santiago
sábado 04 de septiembre de 2021, 10:23h
UN PASEO LITERARIO POR CALLES DE CARTAGENA, por Sonia Mª Saavedra de Santiago

El otoño es luminoso en Cartagena y su templado calor invita a pasar largas horas por sus calles. Desciendo por la Muralla del Mar y pienso en Sénder y el Cantón, la ardorosa Milagritos y el reflexivo Mister Witt. De camino hacia el Teatro Romano, milenario testigo de otros tiempos, me vienen recuerdos de la cuesta de la Baronesa y de los escalones que entonces terminaban en el pórtico de Santa María, esa antigua catedral que espera con paciencia las respuestas que el destino no le ofrece.

Voy cómoda y decido conducir mis pasos hacia la calle Mayor. Me recreo en sus escaparates, en sus fachadas modernistas, en el patio del Casino, en las alegorías de la casa Llagostera…Echo de menos “El Gran Bar”, ese lugar de vermut y almendras fritas donde cada Jueves Santo, empingorotada y con tacones, miraba de reojillo a Don Arturo Pérez Reverte antes de que el Capitán Alatriste desenvainara su espada en las páginas de un libro.

El sol se está ocultando y en la plaza de los Tres Reyes se escucha nuestro Himno Nacional, un himno que nos une en multitud hacia un mismo y apasionante destino. La bandera que a diario saluda al viandante está siendo arriada ante la puerta del Palacio de la Capitanía y en este momento de quietud y respetuoso silencio, su puerta principal muestra una elegante nobleza, guardando efemérides y secretos de una España indiferente incapaz de adivinar un futuro admirable.

Tras guiñarle un ojo al Icue, ese joven y apreciado golfillo de bronce por cuyo lado han pasado tantas y tantas generaciones, me cruzo con Carmen Conde y, allí, sentada junto a su estatua, me responden las campanas de una Iglesia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios