La cárcel, un buen lugar para la reflexión
Ampliar

La cárcel, un buen lugar para la reflexión

Forn y Sànchez dicen ahora que renunciarán al escaño si su partido insiste en la vía unilateral para la independencia.

La estancia de Joaquim Forn y de los Jordis en la cárcel parece haberlos hecho recapacitar.

Así tanto el ex-conseller como los dos diputados electos de Junts per Catalunya, han asegurado este jueves en el Tribunal Supremo que renunciarán a su escaño en el Parlament si su partido insiste en la vía unilateral como forma de conseguir la independencia de Cataluña.

Esto es algo realmente sorprendente cuando han sido ellos parte importante en la movilización del 1 de octubre tras alentar de manera descarada la nruptura unilateral de Cataluña con el Estado.

Sánchez, Forn y el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, han declarado este jueves ante el juez Pablo Llarena, que instruye la causa por rebelión, sedición y malversación contra los líderes independentistas en el alto tribunal. Según fuentes presentes en las declaraciones, los tres han renunciado, con más o menos contundencia, a seguir persiguiendo la independencia de Cataluña por la vía unilateral. Forn y Sànchez han coincidido en su intención de tomar posesión de su acta de diputado pero han asegurado que renunciarán a ella si el PDeCAT insiste en la independencia unilateral. El exconsejero de Interior, además, ha asegurado que no aceptará ser otra vez consejero de ningún departamento.

Según las fuentes consultadas, Forn ha distinguido entre su deseo de independencia para Cataluña y la labor del anterior Govern para lograrlo y la actuación de los Mossos, el cuerpo policial del que era máximo responsable político. Según su versión, él, como consejero del Interior, no dio "consignas" ni "instrucciones" a los Mossos para que facilitaran la celebración del referéndum y aseguró que los Mossos nunca dejaron de ser policía judicial. Forn ha intentado descargarse de la responsabilidad sobre la actuación de los agentes y ha asegurado que él no se implicó directamente en cuestiones "operativas" y que esta labor recaía en los responsables directos de los agentes, entre ellos, el jefe Josep Lluís Trapero.

Forn ha asegurado también que no renuncia a la independencia pero que tiene que conseguirse por vías constitucionales. Asimismo, ha admitido que participó en el referéndum del 1 de octubre aun sabiendo que era "ilegal". El exconsejero de Interior ha hablado también de la necesidad de abordar "un cambio de estrategia" y "reconsiderar" los planes que hasta ahora ha seguido el Govern.

Por su parte, Jordi Sànchez, según las fuentes consultadas, ha reconocido que, tal y como sostienen las acusaciones y el juez, “desde febrero de 2015 hubo una hoja de ruta con ANC, Òmnium, ERC y CDC" para conseguir la independencia. El expresidente de ANC ha contestado a las preguntas del fiscal y de las defensas, pero se ha negado a responder a las preguntas de la acusación popular que ejerce Vox. Según fuentes presentes en la comparecencia, Sànchez, además de admitir la hoja de ruta para la secesión, ha reconocido que el referéndum del 1 octubre no tenía efectos legales y ha asegurado que durante el procés no hubo actos “violentos”, aunque “sí vandálicos”, a pesar de que la ANC, según estas fuentes, siempre ha luchado para evitarlos Esta distinción es importante porque el delito principal del que se les acusa, el de rebelión, exige que exista violencia.

Respecto a la vía unilateral , Sànchez ha asegurado que cree que esta no es la forma de alcanzar la independencia de Cataluña, algo que algunas fuentes presentes en la declaración, interpretan como una renuncia a esta vía. Según otras fuentes, Sànchez ha dicho que “su opinión sobre la Declaración Unilateral es la misma de siempre".

En la comparecencia, la defensa de Sànchez ha reiterado su petición de que sea puesto en libertad aunque, según fuentes judiciales, no está previsto que Llarena tome hoy ninguna decisión al respecto.

Tras la comparecencia de Sànchez ha sido el turno del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que ha señalado ante el juez Llarena que el “único” referéndum válido por la independencia será el que convoque el Gobierno de España, según han señalado fuentes de las defensas presentes en la comparecencia. Cuixart, además, ha asegurado que la declaración de independencia del 27 de octubre fue “simbólica” y ha admitido que la independencia no se va a conseguir por las vías seguidas hasta ahora y que hay que buscar el diálogo y una negociación dentro de la ley. “De otra forma es imposible. Todo ha de ser de acuerdo a ley y Constitución”, ha dicho el presidente de Òmnium, según fuentes consultadas.

Según otras fuentes, Cuixart ha admitido también que los días 20 y 21 de septiembre, durante las movilizaciones contra los registros de la Guardia Civil , “ocurrió menos de lo que podía haber ocurrido”. Durante estos días se produjeron la mayoría de las “explosiones de violencia” a las que alude el juez Llarena en sus últimos autos y en los que ampara el riesgo de reincidencia delictiva de los cuatro líderes independentistas que siguen encarcelados.

Es la primera vez que los líderes de ANC y Òmnium, que han respondido a las preguntas de la Fiscalía, expone su versión sobre los hechos. Forn, Sànchez y Cuixart son, junto a Junqueras, los tres únicos líderes independentistas investigados que continúan en prisión preventiva. En el caso de Sànchez y Cuixart, están en la prisión madrileña de Soto del Real desde el 16 de octubre, mientras que Forn llegó a la cárcel de Estremera el 2 de noviembre. Los tres ingresaron en prisión incondicional sin fianza por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que entonces instruía parte de la causa por rebelión y sedición, y ante la que se negaron a contestar a las preguntas de las acusaciones.

Después de que el Supremo asumiera el caso, los tres declararon en el alto tribunal el pasado 1 de diciembre. Pero esas comparecencias, que apenas duraron 15 minutos, se centraron en las medidas cautelares impuestas a los investigados por la Audiencia Nacional y no entraron en el fondo de los delitos ni hubo un interrogatorio de la fiscalía sobre los hechos de los que les acusa.

Después de que el instructor dejara en libertad bajo fianza a seis exconsellerspero mantuviera la prisión incondicional para Forn, Sánchez, Cuixart y Junqueras al apreciar riesgo de reincidencia delictiva, las defensas de los tres primeros solicitaron que se les citara para una declaración más amplia, que es la que se celebrará este jueves.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.