EDITORIAL: De los Chopera a José Olivencia

José Olivecia junto a su padre y su hermano
Ampliar
José Olivecia junto a su padre y su hermano
lunes 09 de mayo de 2022, 08:54h
EDITORIAL: De los Chopera a José Olivencia
EDITORIAL: De los Chopera a José Olivencia
Ayer el empresario taurino almeriense José Olivencia hizo valer su buen hacer demostrando que es el único capaz de llevar público a un festejo taurino.
EDITORIAL: De los Chopera a José Olivencia

Atrás quedan aquellos tiempos en los que los taurinos rodeaban el coso almeriense para hacerse con una entrada. Corría el año 1955 cuando la Casa Chopera cerraba con la famila Cuesta un acuerdo para que los primeros asumieran la gestión. En aquel entonces con solo abrir la taquilla unos días antes del festejo la plaza se llenaba, incluso sin un cartel de figuras. Hoy ya no es así.

De unos años a esta parte la fiesta ha ido decayendo y ninguna figura a excepción de José Tomás, es capaz con su presencia, de asegurar un lleno. Muestra de ello es la pírrica asistencia que en los últimos años hemos visto en la Plaza de Toros de Almería, cuyo resultado no es otro que la merma en el número de festejos.

Ayer el torero José Olivencia, que desde hace ya bastantes años se ha venido consolidando como un empresario taurino de prestigio, volvió a llenar la plaza de toros como hacía tiempo que no se veía.

¿Suerte ? Ni mucho menos, se trata de constancia y trabajo de alguien que conoce el mundillo del toro como pocos ya que desde sus inicios, para poder torear tenía que montar sus propias corridas, aunando la faceta de torero a la de empresario.

Al margen de titulares grandilocuentes, ensalzanzo la figura de los toreros, es de justicia señalar que no ha sido la destacada rejoneadora Lea Vicens, ni el buen hacer y la toreria demostrada por Curro Díaz la que ha llevado gente a la plaza, ni el empaque de Cayetano Rivera manejando la muleta , ni el saber estar de Jesús Almería a pesar del mal bicho que le toco en suerte, tampoco el carisma del Fandi capaz de levantar al muerto en el entierro y menos aún el " reventón" que el novillero local Fran Lupión dio a decir de alguno que poco o nada sabe de toros, ya que quién ha llenado la plaza no es otro que José Olivencia, que durante dos meses se ha pateado la provincia promocionando el evento y comprometiendo a amigos y empresas.

Quizá por ello sea neceario señalar que ya va siendo hora de que se produzca ese relevo necesario en la gestón taurina del coso almeriense, si como entendemos se quiere hacer resurgir la llamada fiesta nacional.

Olivencia, respetado como empresrio por las figuras del toreo, lo es también por los lidiadores almerienses a los que no duda en colocar en los carteles, algo que sin duda le honra y aleja ese supuesto encono que suele existir entre los toreros de una misma provincia. Asimismo viene demostrando además su capacidad para llevar gente a las plazas, ya sea en Berja, Villamartín o Almería, donde cada corrida se salda con un lleno.

Tal vez por eso, el aficionado, sea de la opinión, de que ya va siendo hora que la familia Cuesta, propietaria de la plaza de Toros de Almería y José Olivencia se sienten de una vez por todas a hablar y donde cerrar un acuerdo beneficioso para ambas partes, consolidando de esta manera la continuidad de la fiesta nacional en la provincia de Almería.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios