El Consejo de administración del PITA cesa de manera fulminante a Diego Clemente como director general por incumplimiento grave del contrato

Visita al parque de José Manuel Villejas, Marta Bosquet y Diego Clemente días antes del asalto de Ciudadanos a la dirección del parque
Visita al parque de José Manuel Villejas, Marta Bosquet y Diego Clemente días antes del asalto de Ciudadanos a la dirección del parque
Trinidad Cabeo
Trinidad Cabeo
La propuesta de cese ha sido realizada desde la presidencia del parque.
El Consejo de administración del PITA cesa de manera fulminante a Diego Clemente como director general por incumplimiento grave del contrato

El Consejo de Administración del Parque Científico Tecnológico de Almería (PITA) aprobó ayer el cese de Diego Clemente Giménez por incumplimiento grave de contrato y faltar a su dedicación exclusiva

Clemente ha sido el director general del parque tecnológico almeriense durante los tres últimos años y tras el inexplicable despido de Trinidad Cabeo a la que cesaron por intereses políticos a pesar de los buenos resultados obtenidos durante su gestión, publicados por el PITA un mes antes de verse obligada a dejar la dirección.

Recordemos que Diego Clemente antes de ser director general del PITA era uno de los dirigentes sin puesto de Ciudadanos, tras haber sido diputado nacional por Almería al que los suyos se empeñaron en buscarle un puesto.

Fue de la mano del defenestrado José Manuel Villegas que junto a Albert Rivera fueron cesados por un bufette de abogados por bajo rendimiento y gracias a las presiones de este en la Junta de Andalucía en la que como saben, Ciudadanos gobierna con el PP, donde a su vez presionaron a Juan Marín para que este lo hiciese con los miembros del Consejo de Administración del tecnoparque.

El resultado no fue otro que el triunfo de Ciudadanos ante la bajada de pantalones de la parte empresarial del tecnoparque, socia mayoritaria frente a la Junta de Andalucía propietaria de apenas un tercio de las acciones.

Trinidad Cabeo fue destituida y Diego Clemente, un hombre sin experiencia en la gestión consiguió ser aupado a la dirección por criterios políticos en lugar de por criterios empresariales.

Ayer y a pesar del secretismo del gabinete de prensa aduciendo que las decisiones del Consejo de administración son secretas, alguien desde la dirección nos dio a conocer que el verdadero motivo del cese no es otro que el incumplimiento grave del contrato por falta de didicación exclusiva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios