El Madrid gana jugando mal y el Sevilla empata contra el Liverpool.

El Madrid gana jugando mal y el Sevilla empata contra el Liverpool.
jueves 14 de septiembre de 2017, 07:56h

Buena jornada para los dos equipos españoles.

Jugó Ronaldo, menos mal y se rompió Kovacic, una pena para alguien que estaba en un buen momento y se había ganado la titularidad. Lo mejor del partido, el triunfo del Real Madrid frente al Apoel y los tres puntos.

Sin embargo y a pesar de ganar el Madrid en esta nueva edición de la Champions League, no jugó bien, a los blancos les faltó calidad, frescura y la brillantez de otras veces. Ganó pero su juego fue espeso, ramplon, deslucido, por eso menos mal que sobre el terreno de juego estaba el portugués, como siempre con ganas, dispuesto a marcar la diferencia y como siempre, lo hizo.

El delantero saltó al campo como el preso que recupera la libertad. Sus ganas eran tantas que en la primera ocasión que tuvo, no la desaprovechó. Cristiano es sin duda el motor del Madrid. En la primera parte fue el único que disparo entre los tres palos .

La mala fortuna fue para Kovacic que tuvo que retirarse por una lesión muscular que le mantendrá alejado de los campos varias semanas si se cumplen los peores presagios.

Tras el receso, el Madrid no varió su actitud, su juego no mejoró pero Cristiano Ronaldo hizo el segundo, de penalti, un penalti que no fue aunque compensó otro que si fue y el colegiado no pitó.Sergio Ramos hizo el tercero y mal que bien el Madrid pasó el examen con aprobado.

Por su parte el Sevilla ha sacado un punto de oro en Anfield tras empatar 2-2 con el Liverpool

En la primera parte dominó el Liverpool que llegó al descanso con ventaja de 2-1 a pesar de que en el minuto 3, Lovren tras fallar un despeje de forma incomprensible, hiciera que Ben Yedder, muy atento, rematara en el segundo palo y el Sevilla se colocara por delante en el marcador.

En la segunda parte, el Liverpool comenzó con mucho más ritmo, y dio la sensación de que el 3-1 estaba por llegar. Sadio Mané, después de una gran media vuelta, tuvo la ocasión más clara, pero su remate se fue ligeramente arriba.

El equipo de Berizzo -que fue expulsado- entró en el tramo final de partido con mucha energía, sobre todo tras la entrada de Muriel. Una gran acción del colombiano acabó con el balon en los pies de Joaquín Correa, que tras una maniobra de gran clase, colocó el balón en la red para poner el 2-2 definitivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios