"El movimiento Paralímpico, el orgullo de lo diferente", por Rogelio Mena que fuera Alcalde, Diputado, Técnico de El Saliente y la FAAM y hoy dirigente nacional de UGT-FICA

'El movimiento Paralímpico, el orgullo de lo diferente', por Rogelio Mena que fuera Alcalde, Diputado, Técnico de El Saliente y la FAAM y hoy dirigente nacional de UGT-FICA
viernes 24 de septiembre de 2021, 10:10h
En Tokio, con 142 deportistas participantes en las Paralimpiadas, España ha logrado 35 medallas y el puesto decimocuarto. En las Olimpiadas con 320 deportistas, España ha logrado 17 medallas y el puesto vigesimosegundo en la general, nos deberíamos preguntar, ¿quiénes son los válidos y/o discapacitados?
'El movimiento Paralímpico, el orgullo de lo diferente', por Rogelio Mena que fuera Alcalde, Diputado, Técnico de El Saliente y la FAAM y hoy dirigente nacional de UGT-FICA

Confieso, que sobre todo las Paralimpiadas me han retrotraído al pasado, al recuerdo y la nostalgia de un 1992 donde como Técnico de la Asociación de Discapacitados El Saliente y de la Federación Almeriense de Personas con Discapacidad, tuve el honor de asistir, junto a una delegación de la Provincia encabezada por Matías García a la inauguración de las Paralimpiadas de Barcelona.

Las Paralimpiadas de Barcelona 92, para mí, junto a vivir un hecho histórico, significo como para muchos, la apertura de puertas y ventanas en la construcción de un País moderno y de derechos, romper con la clasista beneficencia para junto al asociacionismo trabajar por personas libres y con derechos, al margen de su discapacidad.

Cuando vivimos en una sociedad de la imagen, donde los más fuertes deciden el perfil del ciudadano modelo y las normas de conducta aceptables, y donde la productividad y los resultados priman sobre los valores, aparecen quienes quiebran la línea de lo establecido, ya sean mujeres contra la violencia de género, derechos de personas del mismo sexo, o como en este caso, hombres y mujeres con distintas capacidades, que no discapacitados/as, y colocan, a los que pretenden imponer su modelo, ante una realidad plural y diversa donde caben todos con sus respectivas capacidades, y que, como en la Paralimpiadas, demuestran más capacidad para ganar.

Cuando el sistema nos lleva a la sola productividad y rentabilidad económica y olvida valores como la solidaridad, donde parece que no importa el esfuerzo ni la superación personal del diferente, sino, la marca y el resultado, asistimos atónitos en Tokio al ver que aquellos considerados como menos válidos son los más válidos en resultados.

España, en las Paralimpiadas de Tokio ha logrado 35 medallas con 142 deportistas participantes y el puesto decimocuarto del medallero, y en las Olimpiadas, nuestro País ha alcanzado 17 metales con 320 deportistas participantes y el puesto vigesimosegundo, esta realidad irrefutable, viene en esta nuestra España ejemplo de conquistas de derechos individuales y colectivos, a preguntarnos, ¿quiénes son aquí los teóricamente válidos y/o discapacitados?

En Tokio, las delegaciones Españolas en las Olimpiadas y Palimpiadas han significado la mejor expresión de la pluralidad y el diferente, personas de otras razas, colores de piel, religiones, mujeres, mayores, jóvenes y discapacitados, que han sido y son, el mejor antídoto para el involucionismo que pretende imponer una minoría, que ha perdido la vergüenza, y cuestiona la legitimidad de todos los que no están en su modelo de sociedad, excluyendo al distinto, sean blancos y/o negros, emigrantes, mujeres o discapacitados.

Las Olimpiadas y Paralimpiadas de Tokio, a pesar de la COVID han sido un éxito para todos, y como seguidor de ambas competiciones junto a mi familia a través de TVE, hemos disfrutado de los éxitos nacionales, pero también del espíritu olímpico que busca crear un estilo de vida mezclando el deporte con la cultura, la educación y la cooperación internacional y que se basa en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto a los principios éticos fundamentales universales.

Eso han significado estas Paralimpiadas en el País del Sol Naciente, que como decían desde la organización de Tokio 2020 en la ceremonia de inauguración y recogían los medios deportivos como “Marca” “'Todos tenemos alas' que nos recordaba que, en la vida, no siempre tenemos el viento a favor. Y no hay que detenerse, como no lo hacen los deportistas paralímpicos a los que no les importa de qué lado sople el viento, no les importa tenerlo muchas veces en contra, porque aprovechan su fuerza para avanzar. Toda una inspiración para los 1.200 de millones de personas con discapacidad, pero también para una sociedad que, debido a la pandemia, ha tenido que reinventarse y levantarse. "Mientras les observamos, puede que descubramos que nosotros también tenemos alas"

Mi publico reconocimiento a todos/as los/las deportistas que han participado en las Olimpiadas y Paralimpiadas, a los que han ganado metales , diplomas y a los que no también, a los/as de distintas capacidades, a las mujeres, a los/las mayores y jóvenes, a los nacidos en España y a los de fuera que viven con nosotros, a los/as de distintas razas y color de piel, a los/as que profesan otros credos o tienen otras ideas, a todos/as, espero, se mantengan las ayudas y apoyos institucionales y en especial a los mas necesitados por su habitad rural, realidad económica y posibilidad física, psíquica o sensorial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios