Camino de Ítaca

"Ave Fénix: el poder de la resiliencia" , por María Antonia García, Abogada

'Ave Fénix: el poder de la resiliencia' , por María Antonia García, Abogada
jueves 08 de julio de 2021, 10:27h
'Ave Fénix: el poder de la resiliencia' , por María Antonia García, Abogada

El concepto de resiliencia, procede de la física de los materiales. Hace referencia a la capacidad de un material para recuperar la forma original después de haber sido doblado, estirado, comprimido o deformado de cualquier otra manera. Desde hace décadas, este término también se emplea en un sentido psicológico para nombrar la capacidad humana de resistir la adversidad y afrontarla de forma efectiva.

Creo que el término, no es una capacidad excepcional de ser humano, sino una cualidad muy extendida entre la población. También podemos apreciar la resiliencia en la colectividad, y me viene a la memoria en aquellas ciudades europeas que sufrieron los desastres de la Segunda Guerra Mundial y se levantaron. ¿Quién no recuerda aquellos planos quebrados en blanco y negro de la Viena de la posguerra en la película de “El Tercer Hombre”, dónde la ciudad deformada pervive y se resiste?, y, ¿cómo no recordar?, siendo ciudadana de la villa de Lorca, los derrumbes y heridas colectivas e individuales que mermaron el alma y la hacienda de esta ciudad tras los terremotos del 2.011, agravados al año siguiente con la riada de San Wenceslao de 2012.

Cuando un individuo ha sufrido una adversidad, a veces trágica, tiene la potencialidad de recuperar el mismo nivel de vida de antes del trauma e incluso salir fortalecido de esa experiencia adversa. Quizás la resiliencia no sea un rasgo de personalidad, pero sí un recurso para replantearse la propia existencia, para reconstruirnos hacia lo realmente significativo de nuestras vidas, ya sean en valores, en creencias, con un enfoque distinto… Esta sociedad necesita de esta actitud para superar las situaciones trágicas o dramáticas, tanto individuales como colectivas. Resistir sin quebrarse.

Ante la adversidad, nos perdemos en el lado más oscuro de nuestra existencia, caemos en el determinismo; pero también hay recursos positivos, que ni son fáciles, ni menos dolorosos, pero atemperados nos sirven para luchar como héroes griegos frente a la fatalidad y ello ya es vencer a todo aquello que nos debilita y nos cercena.

El Ave Fénix que emerge fortalecido ahora se llama Resiliencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios