EL INCOLORO CONFIDENCIAL, por Jerónimo Martínez

EL INCOLORO CONFIDENCIAL, por Jerónimo Martínez
Ampliar
domingo 14 de junio de 2020, 09:50h
TRIPARTITO EN LORCA
La plaza pública política regional y local está muy atenta al devenir político de Lorca a raíz del nuevo socio de Gobierno que probablemente se incorporará al Gobierno municipal compuesto por PSOE y C,s, emanado de las últimas elecciones municipales celebradas en 2019. Un año es el que ha bastado para que los dos Concejales de IU-Verdes, Pedro Sosa y Gloria Martín hayan hecho valer el pacto suscrito con el PSOE para que Diego José Mateos accediera a la Alcaldía de Lorca tras lograr el apoyo de C,s liderado por Francisco Morales. Una incorporación consultada entre algunos “notables” del socialismo lorquino que han querido ver como un apoyo a la necesaria gobernanza y estabilidad la presencia de Sosa y Martín, respectivamente. Por tanto, un nuevo ciclo político comienza en la Ciudad del Sol con una dirigencia tripartita hasta ahora inédita e impensable en algunas cabezas políticas del poder y la oposición, que con este movimiento del tablero se han quedado fuera de juego. Quizás tenga que ver también el viraje dado en las últimas semanas a nivel nacional por Inés Arrimadas como punta de lanza para otras posibles operaciones. El tiempo lo dirá.
EL INCOLORO CONFIDENCIAL, por Jerónimo Martínez
EL INCOLORO CONFIDENCIAL, por Jerónimo Martínez
AGUA, AGUA, AGUA…..

La política hídrica central que tiene como vértice regional el Trasvase Tajo-Segura lleva de cabeza a los regantes, agricultores, empresarios agroalimentarios y cómo no, a la clase política regional representada por PSOE y PP. Empresarios y dirigentes del PSOE no acaban de ver cuando concluirá el culebrón oficiado desde las alturas socialistas madrileñas para desesperación de los correligionarios murcianos y alegría de los dirigentes populares que se frotan las manos con la errática estrategia monclovita, cuya correa de transmisión es la Vicepresidencia de Transición Ecológica y como ariete delegado de la misma, el Secretario de Estado Hugo Morán, que a su vez cuenta con un nutrido grupo de ecologistas militantes murcianos del PSOE, incrustados en la sede de Princesa. Todo ello, para enojo supino de quienes defienden otras tesis menos extremas. Y en medio de toda esta vorágine queda el líder regional Diego Conesa, trabajador incansable donde los haya pero posiblemente cansado de los contínuos vaivenes capitalinos que, lejos de ayudar, solo sirven para aumentar el desencanto de la militancia con este tipo de decisiones. No es la primera vez que los sufridos socialistas relacionados con el agua le han hecho ver a Conesa la imperiosa necesidad de plantarse ante Madrid, señalando que el PSOE se está desplazando muy a la izquierda, abandonando el siempre necesario centro político. Para ejemplo, las recientes encuestas que le sitúan a la baja en dos diputados frente a la subida del PP.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios