‘Mi amigo el internacionalista, una historia cubana’, es una obra que te acerca a la vida de los cubanos y su visión de la misma

‘Mi amigo el internacionalista, una historia cubana’, es una obra que te acerca a la vida de los cubanos y su visión de la misma
Ampliar
viernes 06 de marzo de 2020, 12:27h

La presentación será el próximo 26 de marzo a las 19:30 horas en Madrid en un restaurante especializado en comida cubana llamado "La Colonial", situado en la calle Huertas nº 66

David Álvarez, autor de ‘Mi amigo el internacionalista, una historia cubana’ trata de acercarnos a Cuba y sus ciudadanos. “Creo que lo más atractivo del libro, además de ser la historia de muchos cubanos que se pueden ver a sí mismos en los pasajes y personajes del relato, son los diálogos. He tratado de reflejar nuestro acento y diferencia al hablar en diferentes partes de Cuba a través de transcripciones fonéticas de como hablamos, no en español, sino en ‘cubano’”, cuenta su autor. Dirigido a todo tipo de público, edades, géneros y nacionalidades diferentes, ‘Mi amigo el internacionalista, una historia cubana' es para todo aquel que desee saber cómo era la vida de muchos jóvenes cubanos en los 90. “Jóvenes sin derecho a soñar, jóvenes al quienes el comunismo corto las alas, incluso antes de saber que con ellas podrían volar”, explica David. “Lo que trato es que el lector escuche, mientras lee, nuestro hablar, nuestro ‘canta’ito’…. que se traslade a una calle cualquiera en pleno Santiago o en la Habana y escuche a su alrededor”.

Publicado por Círculo Rojo Grupo Editorial, es su primera novela que tardó mucho tiempo en confeccionarse y que le inspiró “gente, vivencias, situaciones, historias que he vivido o con las que fui confrontado en algún momento de mi vida en Cuba e incluso después de dejar la isla”, cuenta David Álvarez. Una obra en la que se encontrará cubanía y nostalgia por Cuba.

SINOPSIS

Cuando escribí Mi amigo el internacionalista, una historia cubana hace ya bastante tiempo, no lo hice pensando en un libro. Fue una forma de contar a una amiga portuguesa, que planeaba pasar sus vacaciones en Cuba, cómo vivían los cubanos. Empecé planeando una historia corta, pero terminé escribiendo muchas páginas, sin parar, como si alguien me lo estuviese dictando en silencio. Fueron varias historias cortas que resultaron en la historia de Yeyito.

Yeyito es un resumen de muchos cubanos, no solo uno. Muchos cu­banos que nacieron en los 70 y cuya juventud se vio marcada por las Marchas del Pueblo Combatiente en los 80, la caída del comunismo en Europa, la llegada de los turistas capitalistas a Cuba y la despenaliza­ción de la divisa extranjera, por la que tantos jóvenes habían terminado en prisión. La aparición de nuevos personajes en las ciudades cubanas: las jineteras, los pingueros, los alquileres y toda la industria nacional para gestionar la nueva economía subterránea en la isla.

En el libro me limito a narrar la historia sin compartir o tratar de crear opinión. Lo que pienso o pensaba entonces, sobre Cuba y el comu­nismo, no es importante en estas páginas. A Yeyito no le importaba la política y a mí tampoco. Si teníamos que gritar «Viva Fidel» en la es­cuela, lo hacíamos porque tocaba, no porque nos importara Fidel. Igual gritábamos «Abajo los yanquis» cuando tocaba hacerlo y nos íbamos, después, a escuchar en la radio emisoras de Miami y a grabar canciones para las «descargas» de los sábados. Era importante tener una versión única de las canciones de Madonna, con la voz del locutor en inglés anunciando la frecuencia, la que nadie más tenía.

AUTOR

David nació en Cuba, en Santiago de Cuba, en 1970. Hijo de comunistas, el hermano más pequeño de otros comunistas. Siempre vivió en Santiago, aunque, como un nómada, vivió su niñez en muchos barrios de la ciudad, en di­ferentes escuelas y con diferentes amigos cada vez que se mudaban a una casa nueva.

Cursó estudios universitarios también como un nómada, en tres facultades diferentes, en tres provincias diferentes, y se graduó en Pedagogía en Santiago de Cuba, como no podía ser de otra manera. Santiago es su Cuba particular, el resto de la isla podría no estar y su Cuba aún sería completa.

A los veinticinco viajó a Europa y se quedó a vi­vir en Ámsterdam. Dice que no es escritor, pero escribe, sobre todo para sí mismo, casi todos los días. Escribe sobre temas que le interesan de sociedad, de política y, sobre todo, de Cuba, donde el tiempo parece que se ha parado. Pero los cambios, por pequeños que sean, suceden a diario para bien o para mal, y casi siempre empeorando la vida del cubano de a pie.

Mi amigo el internacionalista, una historia cubana es su primer libro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios