El Banco de España estima que el PIB creció un 0,9% en el segundo trimestre
Ampliar

El Banco de España estima que el PIB creció un 0,9% en el segundo trimestre

El Banco de España estima que el PIB habría crecido un 0,9% en el segundo trimestre del año apoyado en el consumo privado, lo que supone una décima más que en el primero y dos más que en el cuarto trimestre de 2016, y el mayor alza desde el primer trimestre del año 2015.

Así figura en el Boletín Económico del organismo supervisor, publicado este jueves y que incluye el informe trimestral de la economía española, en el que destaca que el ritmo de avance de la actividad "se ha intensificado a lo largo de la primera mitad del año".

El organismo supervisor destaca que la información disponible indica que, tras la pérdida de empuje observada en los primeros meses del año, el consumo privado "habría recuperado un mayor vigor durante la primavera", apoyado en la continuación del proceso de generación de puestos de trabajo y en la prolongación de condiciones financieras favorables.

Además, la inversión en construcción podría haber acentuado también el tono positivo mostrado en el primer trimestre.

Por el contrario, el gasto en bienes de equipo habría moderado su ritmo de avance, en el entorno del 1,5%, tras mostrar un crecimiento muy elevado (+3%) al comienzo del año.

Asimismo, el crecimiento del gasto en consumo de los hogares se habría situado en el 0,7% en el segundo trimestre, frente al 0,4% del trimestre anterior, si bien el consumo habría mostrado una "evolución "más moderada" entre enero y junio de este año que en la segunda mitad de 2016.

En el caso de la inversión en vivienda, la información disponible apunta a una moderación en el avance de este componente en el segundo trimestre, tras su aceleración en el primero.

Mientras, la actividad empresarial habría continuado aumentando su ritmo de expansión, apoyada principalmente en las actividades de industria y energía y en los servicios de mercado, al tiempo que el valor añadido de la rama de la construcción habría continuado su expansión en el segundo trimestre, a un ritmo menor.

De esta forma, calcula que la contribución de la demanda nacional habría sido del 0,8% en el segundo trimestre (dos décimas más que en el primer trimestre), frente al 0,1% de la demanda exterior neta (una décima menos que en el primer trimestre).

DEMANDA EXTERIOR POSITIVA Y ACELERACIÓN DEL EMPLEO

En cuanto a la evolución del sector exterior en el segundo trimestre, el Banco de España explica que la información disponible es "escasa" y hay dificultades para identificar adecuadamente el efecto de la Semana Santa, si bien señala que las jornadas de huelga de los estibadores portuarios habrían tenido un "impacto negativo" sobre estos flujos.

No obstante, añade que los datos conocidos parecen apuntar a una "cierta desaceleración" de exportaciones e importaciones de bienes en los meses de primavera, cuyas magnitudes respectivas, junto con la información disponible acerca del comercio de servicios, apuntan en cualquier caso a que, como en los trimestres precedentes, la contribución de la demanda exterior neta al crecimiento del PIB habría sido de nuevo positiva.

El organismo presidido por Luis María Linde calcula que el empleo habría registrado un avance del 2,8% entre abril y junio, tres décimas más que en el primer trimestre del año. En términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, el empleo continuaría acelerándose con un alza intertrimestral del 0,9%, dos décimas más que en el período enero-marzo.

En el caso de la economía de mercado, el empleo también elevaría algo más su ritmo de avance, hasta el entorno del 1%.

EL IPC SE DESACELERA

Respecto a los precios de consumo, cuya tasa de variación interanual había repuntado hasta el 3% en los meses de enero y febrero, se han desacelerado significativamente con posterioridad, hasta una tasa del 1,9% en mayo, debido a los efectos base asociados al componente energético.

Según el Banco de España, no se aprecian señales concluyentes de que el repunte que transitoriamente tuvo lugar en el componente energético a partir del verano de 2016 se esté trasladando a los precios de otros bienes y servicios de consumo, ni tampoco de que la reducción del grado de holgura cíclica esté dando lugar a un aumento "apreciable" de las presiones inflacionistas.

EL IMPACTO DEL 'BREXIT'

De igual forma, el Banco de España advierte de una evolución "más débil" de los flujos nominales de comercio español frente al Reino Unido desde la celebración del referéndum hace un año, que frente al resto de países europeos. Especialmente en el caso de las importaciones, no cree que se explique totalmente por los desarrollos del tipo de cambio.

A nivel mundial, el organismo subraya que el fortalecimiento de la economía mundial que se viene registrando desde la segunda mitad de 2016 ha tendido a consolidarse en los meses recientes, si bien la mejora de las perspectivas de la economía mundial "no implica la desaparición de algunas fuentes de riesgo que podrían afectar a la intensidad de la recuperación".

En este sentido, advierte de las incertidumbres derivadas de las actuaciones de la nueva administración estadounidense en ámbitos como el de la política fiscal, la comercial o el de la regulación financiera, sobre el proceso del 'Brexit' o la posibilidad de que la reconducción de los desequilibrios financieros de la economía china no se produzca de una forma ordenada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.