Pérez Navas se echa en los brazos de Susana Díaz y traiciona a los suyos

Pérez Navas se echa en los brazos de Susana Díaz y traiciona a los suyos

viernes 24 de noviembre de 2017, 11:48h
Fernando Martinez es hoy por hoy una china en el zapato de Susana Díaz.

La asamblea local del PSOE de Almería del 29 de noviembre, en la sede provincial contará con dos candidatos a la secretaría general.

Por un lado,Fernando Martínez, secretario en el PSOE en la dirección federal en el área de Memoria Histórica y hombre de la confianza de Pedro Sánchez y por otro, el actual portavoz en el Ayuntamiento de Almería, Juan Carlos Pérez Navas, además de senador y etenno candidato a todo, desde la alcaldía a la secretaría general provincial. De Pérez Navas lo más meritorio que se puede decir es que siempre ha estado ahí, ocupando un puesto tras otro, duplicando los mismos y viviendo desde hace treinta años de la política, apoyado y apadrinado por Nono Amate, Antonio Bonilla e incluso Fernando Martinez. En su contra está el nunca haber ganado en nada.

Tras disputar la secretaría provincial a José Luis Sánchez Teruel del que fuera Secretario de Organización, traicionando la confianza que éste le otorgara y a pocos días de que ésto sucediera, ahora se vuelve a vender al mejor postor y siguiendo las consignas de San Telmo puja ahora por convertirse en Secretario General de la agrupación socialista de la capital, aliándose con el hasta hasta hace poco enemigo, José Luis Sánchez Teruel para enfrentarse a aquellos a los que les debe su carrera política.

Así utilizando la máxima de divide y vencerás el "Judas" del socialimo almeriense se alía de nuevo a Sánchez Teruel plegándose como hiciera en las primarias a las directrices de Susana Díaz para impedir el avance de los sanchistas en la capital.

Si en las primarias, Navas y Teruel cada uno aparentemente por su lado, aunque juntos, obtuvieron más del 50% de los apoyos superarando al candidato sanchista Antonio López Olmo, ahora aparentemente por su cuenta y riesgo, aunque entregado Sánchez Teruel, se presta a enfrentarse a Fernando Martinez al que políticamente tanto debe.

El que fuera secretario de Organización, Juan Carlos Pérez Navas, que cierto día aceptó disciplinadamente no competir con Teruel cuando éste sucediera a Martín Soler a cambio de ocupar el puesto de Diego Asensio, ha dado un paso más compartiendo trinchera con Teruel y capitaneado por Susana Díaz.

Y es que efectivamente la política y en este caso los intereses consigue lo que no consigue el amor, un ménage a Trois por aquello de probarlo todo, entre Navas, Teruel y Susana, urdidora de este acuerdo y de la puesta en marcha de esta táctica, con el que se pretende evitar el avance del sanchismo en Almería.

Lo curioso del tema es que lo único que une a este duo provincial cuyos hilos manejan desde Sevilla cual marionetas, son las continuas derrotas que vienen sufriendo. Uno y otro, Teruel y Navas, jamás han ganado nada. Martínez por contra ganó la alcaldía y más tarde, tras muchos años apartado de la primera línea, ganó la Secretaría General de la capital.

De tal manera la nefasta gestión de Sánchez Teruel al frente del PSOE se ha venido saldando no solo con derrotas en todas las convocatorias provinciales desde la salida de Martín Soler, sino también con un mínimo histórico de militancia que se trasladó además en votos, subiendo tan solo en la capital donde Pérez Navas fue cabeza de lista en las pasadas municipales y cuyo " exito" fue en gran medida gracias al trabajo de Fernando Martínez y de su equipo.

Pero el mal por el que atraviesa el PSOE si bien es de obligado cumplimiento achacarlo a Sánchez Teruel que se mantiene en política a verlas venir, tiene como partícipe principal de la tragicomedia a Adela Segura, lideresa en la sombra del partido quién ha salido reforzada por el apoyo de Rodrigo Sánchez al que Susana Díaz postula para sustituir a Teruel.

Poco importa en Sevilla dividir más al partido si con ello se consigue frenar el empuje de Pedro Sánchez, poco importa que se pierdan elecciones si con ello se evita el avance de los sanchistas. Un ejemplo de lo poco o nada que importa en San Telmo la política provincial se dio en Albox, donde Adela Segura propició, negoció y dio el visto bueno a un acuerdo en el que los socialistas le dieron la alcaldía a Torrecillas, ahora independiente y antes miembro de Alianza Popular.

Sin embargo, qué decir de un partido que desde los tiempos de Martín Soler perdió el rumbo. En su mal hacer está la situación del PSOE en Velez Rubio, la manera en la que echaron al portavoz en La Mojonera e incluso como llega a consejero un independiente como Rodrigo Sánchez que recordemos impidió gobernar en Turre, al PSOE del que hoy es consejero.

Y así por ser habitual, ya a nadie estraña tanta marrullería que parece haberse convertido en norma en el PSOE de Almería, que más bien parece un apéndice de los deseos del sultanato y un objeto en manos de Susana con el que detener el avance de Pedro Sánchez y que éste no llegue a la Moncloa.

Atrás y hasta que no vieran el avance de los sanchistas en la provincia y Fernando Martínez fuese nombrado Secretario de Memoria Histórica en San Telmo no hubo demasiada preocupación . En estos momentos sí resulta preocupante hasta el punto que desde Sevilla se ha abierto la veda y aunque no lo parezca hay una guerra no declarada oficialmente a cara de perro con el objetivo de descabalgar de la Secretaría General de la Agrupación Municipal a Fernando Martínez, para de esta manera, minar las aspiraciones de Pedro Sánchez.

Que Sevilla no tiene buena relación con Madrid, es evidente, pero que en estos momentos tan críticos para el socialismo Susana utilizando a los Pérez Navas de turno, los Teruel o los Segura, se dedique desde Almería a dinamitar al Secretario General del partido tiene una importancia vital si es que de verdad se quiere sacar del poder al PP.

Fernando Martínez ha conseguido dar estabilidad al partido en la capital, Adela Segura y Sánchez Teruel a crear conflictos en las agrupaciones provinciales, ahora y desde la sede de Pablo Iglesias donde anidan las conspiraciones, el objetivo con mayúsculas no es otro que cargarse esa estabilidad allí donde los de Pedro se han hecho fuertes, y en consecuencia uno de esos sitios y a la postre el más importante está en la agrupación socialista de la capital.

Para ello quién mejor que un candidato sin escrúpulos capaz de vender a su padre para no perder el sillón. Ese candidato no es otro que Perez Navas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios