Bizcocho de nata casero y muy esponjoso

Bizcocho de nata casero y muy esponjoso

martes 07 de mayo de 2019, 14:34h
Sencillo, esponjoso y económico, ¡además de fácil! Y para que quede todavía más esponjoso, compartimos todos nuestros trucos.

Separamos las claras de las yemas de los huevos. De esta forma, el bizcocho de nata nos quedará mucho más esponjoso.

Después, batimos las yemas con el azúcar y el aceite hasta integrar por completo. Recomendamos emplear unas varillas eléctricas para este paso, puesto que nos permitirá batir mucho mejor los ingredientes y añadir una mayor cantidad de aire.

Aparte, montamos las claras, también, con unas varillas eléctricas preferiblemente. Sin duda, este paso es uno de los grandes trucos para conseguir un bizcocho de nata esponjoso, ya que introduce muchísimo aire a la masa.

Cuando tengamos las claras montadas, las agregamos a las yemas batidas e integramos con movimientos envolventes suaves, puesto que no queremos que pierdan volumen.

Montamos la nata y la incorporamos también la masa, haciendo los mismos movimientos envolventes. Precalentamos el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Por último, agregamos la harina tamizada junto con los polvos de hornear y mezclamos. Es muy importante no saltarse el paso de tamizar la harina si queremos obtener un bizcocho de nata muy esponjoso. ¿Por qué? Muy sencillo, porque al tamizarla se rompen los grumos y se consigue airear la harina, algo fundamental para lograr que la masa suba adecuadamente en el horno.

Vertemos la masa en el molde previamente engrasado con mantequilla o aceite, lo que más nos guste. Horneamos el bizcocho de nata con calor solo abajo durante 30 minutos. Después, activamos también el calor arriba y horneamos unos 10 minutos más, aunque es importante resaltar que dependiendo del tipo de horno el tiempo de cocción puede variar. Esto quiere decir que es fundamental conocer el electrodoméstico que tenemos, puesto que si nuestro horno es de los que calientan bastante, con 35-40 minutos será suficiente. Ahora bien, si no calienta tanto es posible que el tiempo ascienda a 45-50 minutos.

Dejamos que se enfríe un poco, desmoldamos y colocamos el bizcocho sobre una rejilla para que se acabe de enfriar. Esta receta de bizcocho de nata montada es muy fácil y podemos hacerla para cualquier ocasión. Así mismo, esta torta de nata es perfecta para elaborar pasteles de cumpleaños, puesto que podemos cortarla por la mitad, rellenarla de mermelada de fresa, por ejemplo, y cubrirla con ganache de chocolate. Por supuesto, también podemos decorar el bizcocho con más nata montada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.