El nuevo órgano del cuerpo humano
Ampliar
El nuevo órgano del cuerpo humano
Ampliar

El nuevo órgano del cuerpo humano

jueves 14 de marzo de 2019, 12:59h
En mayo de 2018 científicos de Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York (EE.UU.) descubrieron el llamado "intersticio"

Se trata de una red de tejidos de conexión rellenos de líquido que están situados bajo la piel y que recubren a otros muchos órganos.

Hasta ahora había pasado desapercibido porque las técnicas de observación anatómica, que se centran en fijar las muestras de los tejidos con productos químicos, no permitían observarlo. En general, se hablaba de un espacio intersticial, situado entre las células, pero no de un órgano en sí.

Este descubrimiento tiene el potencial de llevar a avances impresionantes en medicina, incluyendo la posibilidad de que tomar muestras del fluido intersticial se convierta en una potente herramienta de diagnóstico», explicaba en un comunicado Neil Theise, médico e investigador en la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York y coautor del estudio.

Según un artículo publicado en «Scientific Reports» por este y otros autores, el intersticio tiene una gran importancia para el funcionamiento de todos los órganos y el comportamiento de la mayoría de las enfermedades importantes. Entre estas, destaca el cáncer, porque en ocasiones puede propagarse a través de esta red.

En 2018, los científicos descubrieron también una nueva forma geométrica mientras realizaban estudios en el desarrollo embrionario de los animales. En un estudio publicado en Nature Communications, informaron de que, a medida que las células de los embriones se multiplican y se compactan en formas tridimensionales, adoptan una configuración en forma de "escutoides", y que esta les confiere gran estabilidad.

Esta nueva forma se caracteriza por tener superficies curvas y por tener al menos un vértice en un plano diferente al de las dos bases. 2Durante nuestro trabajo de modelado obtuvimos unos resultados muy raros", dijo en un comunicado Javier Buceta, coautor de la investigación y científico de la Universidad Lehigh (EE.UU.). "Nuestro modelo predijo que, a medida que se incrementa la curvatura de un tejido, aparecen más formas que no son sencillas columnas o botellas. Para nuestra sorpresa, ¡aparece una forma para la que ni siquiera tenemos un nombre en matemáticas! Lo cierto es que uno normalmente no tiene la oportunidad de ponerle nombre a una nueva forma".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.