La Junta de Andalucía, ¿una casa de putas?

La Junta de Andalucía, ¿una casa de putas?

Seguro que no lo es, pero lo parece. 32.000 euros del dinero publico destinado a los parados y 13 bacanales con prostitutas en clubs de lujo, silencio de ese que llaman administrativo y nadie asumiendo responsabilidad alguna, con unas elecciones de por medio.

El principal problema es el ocultamiento de los escándalos de corrupción que desde la presidencia de la junta se viene llevando a cabo, tapando a los suyos y el presunto mal uso del dinero destinado a los parados que dedicaron para otros fines sin el control de quienes dirigen la Junta.

Casos como el de las tarjetas ‘black’ cuyos beneficiarios eran laltos cargos de la Junta y del PSOE-A sirvieron para convertir a la Junta en la institución encargada de pagar las putas a estos altos representantes públicos en garitos de lujo de Sevilla, Cádiz y Córdoba.

Los datos los aporta la UCO, Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Y sin embargo a pesar de ello nadie ha asumido responsabilidades.

Susana Díaz se presenta a las elecciones andaluzas con un curriculúm manchado a pesar de las voces clientelares que la defienden y cuya defensa pasa por los 330 millones que la Junta destina del presupuesto andaluz, para pagar sueldos de entre 80.000 y 100.000 euros a los cercanos a Susana y al gobierno que dirige, además de fundaciones como la de ayuda a los parados andaluces que utilizó el dinero para ir de putas y comilonas.

Pocas o ninguna explicación de una presidenta que de nuevo se presenta por un partido que en sus más de 100 años de historia no ha contado con una gobernante tan nefasta e incapaz.

.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.