Cataluña en estado de sitio por culpa del PP

Cataluña en estado de sitio por culpa del PP
sábado 30 de septiembre de 2017, 09:21h
¿ Y después del día uno, qué?

Tras dos horas de actuaciones musicales, llegaron los discursos, era el acto final del cierre de la campaña del referéndum del 1-O. Mucha gente en la Avenida Maria Cristina de Barcelona apoyando el sí a la independencia por parte de unos y el sí al referéndum por parte de otros, Dos síes que no significan lo mismo y cuyo principales culpables y colaboradores son por un lado los líderes del independentismo catalán y por otro Mariano Rajoy por su inmobilismo, obcecación e incapacidad para negociar. Años ha tenido para hacerlo desde que el 25 de abril de 2006 en el Congreso de los Diputados, estando en la oposición fuese el Puigdemont de hoy y reclamara a Zapatero un referéndum para el estatuto de Cataluña diciendo: " solicito formalmente la celebración de un referéndum. Confío que el gobierno sepa estar a la altura de sus responsabilidades. Cuando los ciudadanos piden un referéndum porque quieren opinar, la respuesta no puede ser, ¡tranquilos, no pasa nada!, confien en mí, ¡qué broma es esta!. No estamos al menos todavía en un régimen populista." y añadía, " señorías ante una demanda tan legítima, tan en razón, con un respaldo tan vigoroso no podemos ni siquiera imaginar que un gobierno democrático se oponga y la rechace, derribaría por los suelos todas sus proclamas sobre el diálogo. Esta es la voz de los ciudadanos, señorías. Es muy fácil escucharla y debe hacerlo".

Así Rajoy ha demostrado ser culpable de la deriva que ha tomado el tema de Cataluña, incumpliendo de manera sistemática sus promesas haciendo lo contrario de lo que promete y engañando sin pudor al pueblo.

Obligados por las circunstancias los partidos de corte unionista han salido a su amparo por el bien de España, aunque ello no deba suponer echarse en brazos de un mentiroso compulsivo que cual engañabobos utiliza a todos en su beneficio.

El protocolo habitual de los últimos actos en Cataluña utilizado en estos últimos años, se ha repetido, líderes ideológicamente distantes y enemigos se han unido como si de un solo partido independentista se tratara, como si la izquierda radical y la burguesía catalana tuvieran una sola voz y por sus venas corriera la misma sangre, compartiendo escenario con las voces de referencia de otras formaciones soberanistas aunque no independentistas como Podem, EUiA o Barcelona en Comú. Curioso y a la vez justificable que partidos y gentes distinas socialmente e ideológicamente distantes, que profesiones como empresarios, informáticos, abogados, periodistas y docentes, hayan extrechado sus manos con humoristas, payeses y con estudiantes, buscando unos la independencia de Cataluña y todos un enfrentamiento a cara de perro con un gobierno inepto a la par que corrupto que ha sido incapaz de dar una solución política al estatuto de Cataluña.

El president Carles Puigdemont ha aprovechado su intervención para clausurar el acto en un tono épico. Puigdemont ha entrado en la historia como lo hiciera, Lluís Companys aquel 14 de abril de 1931, hizando la bandera republicana, hoy sustituida por la estelada. “Hemos llegado hasta aquí y tenemos hasta el domingo para ganar la independencia”, ha subrayado para animar a participar para “acabar con el procés y empezar con el progreso”. “Ya sabemos lo que está haciendo la gente para proteger las instituciones, el Govern y sobre todo el derecho de la gente, ya hemos ganado”, ha aseverado. “Hemos vencido un estado autoritario que no quería llegar hasta aquí y sobre todo que quería que no llegáramos en paz, a cada dificultad nos hemos hecho más fuertes” ”el domingo tenemos que salir de casa vestidos de referéndum, para acabar con el procés y empezar con el progreso”. “El progreso de un país que sólo quiere ser tratado como un país normal. Un país donde la gente no tenga miedo a la policia sino que tenga respeto por la democracia".“Aquello hace tiempo era un sueño, ya lo podemos tocar, el domingo tenemos una cita con el futuro, el lunes empezaremos a caminar con paso firme vestidos de la soberanía y la dignidad que nos han querido quitar, entonces nos miraremos en el espejo, nos reconoceremos y nos gustará”.

Puigdemont ha perdido el miedo, sabe que el órdago de detención del fiscal Mata le convertiría en el martir que los separatistas necesitan, pero sabe además que a Rajoy le falta valor para dar el paso, incluso para aplicar el artículo 155 y abolir la autonomía, también que es un hombre obcecado e incapaz de sentarse a negociar. El choque de trenes es inevitable, el del estado sacara del carril al autonómico, pero los daños serán cuantiosos para ambos trenes.

El Lunes el referéndum quedará en nada, pero los catalanes tendrán una razón más, para seguir queriéndose separar de España.

Mucho más habil en su oratoria, el vicepresident Oriol Junqueras, con esa voz melosa más propia de un sacerdote que de un político ha utilizado su homilía mitinera para espolear a la población en un " persistid con serenidad, pero a las armas compañeros". Junqueras que es consciente que nunca será presidente de la república catalana, tiene por delante un objetivo ser presidente de la Generalitad.

“Cada día demostramos que somos capaces de sobreponernos a los miedos que nos intentan poner, nunca más volveremos a tener miedo”, “Cuando se supera el miedo empieza el camino de la libertad”, ha dicho al final de su intervención.

Por su parte la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya ha dejado claro que el 1-O “es un referéndum de autodeterminación, no una movilización ni un proceso participativo”. Es un referéndum para declarar la independencia" Para la CUP, el alma de este referéndum ya no hay más negociación. " Es tempo de la ruptura” ha dicho, añadiendo “Si no lo hacéis, no os lo perdonaremos en la vida, Roma no paga a traidores”. Parece evidente que la CUP no dará un paso atrás. El pasado miércoles así lo hizo saber sacando a la luz un documento con 12 puntos que lleva por título ‘Garantizar el referéndum, ganarlo y seguir construyendo la Unidad Popular’. En el mismo dejan claro “que la desobediencia es imprescindible para poder ganar la independencia y romper con el Estado español. No hay vía legal hacia la independencia, solo vía legítima” y advierten que si el sí gana el 1 de octubre, “se ha de proclamar la independencia de Cataluña. Las élites de este país intentarán activar una salida negociada. Será preciso oponernos frontalmente a cualquier operación de este tipo”.

Llegado el turno del presidente de la AMI, Jordi Cuixart este ha dicho:" que el domingo se votará y nada más será igual. Esta nación se ha levantado para decidir”. Por su parte, Jordi Sànchez, ACN, se ha dirigido a los agentes policiales desplazados a Barcelona, para decirles " que permitan ejercer la democracia."

Mañana veremos si la apuesta utópica de unos y la represión deseada de otros, da o no lugar al enfrentamiento como ya sucediera en la Guerra Civil.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios