Los dioses también necesitan diversión en Taiwan

Los dioses también necesitan diversión en Taiwan
sábado 14 de agosto de 2021, 11:09h
Los dioses también necesitan diversión en Taiwan
Los dioses también necesitan diversión en Taiwan
Religión y strippers, una combinación de lo más normal en Taiwan.
Los dioses también necesitan diversión en Taiwan
Una de las tradiciones que más me chocaban y fascinaban de Taiwán, era el ver cómo procesiones religiosas iban acompañadas de coches con luces multicolor y música electrónica "asian style", sobre los cuales se situaba una plataforma con una barra, en la que chicas jóvenes con muy poca ropa bailaban y daban un espectáculo.
Para cualquier extranjero como yo, el ver que rituales y tradiciones religiosas se mezclaban con espectáculos "poco apropiados", generaba cierta confusión. Y es que, según los locales, los dioses también tienen divertirse, y por ello, darles un poco de marcha no les viene mal. Fueron varias las ocasiones que vi estos rituales, pero nunca tuve la cámara en mano hasta que por fin, en noviembre de 2020, oí desde el salón de mi casa ese sonido de tambores acompañados de esa música electrónica "Asian style", que por cierto, me espanta.
No lo dudé un instante, corrí a coger mi cámara, y salí a la calle. Ahí me encontré un grupo de unas 150 personas, siguiendo el recorrido de esos coches con esa música electrónica estridente característica de países del este asiático. Algunos iban vestidos con ropa normal, otros llevaban atuendos religiosos tradicionales. Un detalle que también me chocó es que también había niños con sus padres, a pesar del índole sexual que acarreaba tener a tres chicas con ropa sexy bailando con la barra metálica al son de la música. Para ellos, al ser algo normal, lo toman como parte de la cultura y es que como ya he mencionado, los dioses también necesitan una dósis de adrenalina antes de recibir las ofrendas.
Caminé junto a ellos, siguiendo el espectáculo, pensando "si mis amigos que no viven en Taiwán viesen esto, fliparían en colores". Anduvimos 20 minutos, recorriendo las calles de mi barrio, hasta llegar al templo donde las strippers se bajaron de los coches y empezaron a dar un espectáculo enfrente del templo, donde la gente quemaba papeles e incienso, daba ofrendas, y pedía deseos. Después de otro espectáculo sexy, empezaron los petardos y fuegos artificiales, acompañados de más música y más rezos.
Taiwán, un país conservador en unos aspectos, y muy liberal en otros. Esta es sin duda, uno de los ejemplos en los que liberalismo, tradición, y algo de morbo, se juntan y le dan a este país isleño este característico toque especial que lo hace tan interesante.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios