El exministro de Justicia brasileño Sergio Moro acusa a Bolsonaro de intentar presionar a la Justicia del país.

El exministro de Justicia brasileño Sergio Moro acusa a Bolsonaro de intentar presionar a la Justicia del país.
Ampliar
sábado 25 de abril de 2020, 10:02h
El exministro de Justicia brasileño Sergio Moro acusa a Bolsonaro de intentar presionar a la Justicia del país.
Moro acusó al presidente de interferir políticamente en el trabajo de la Policía Federal y de haber despedido a su director general Maurício Valeixo por no obtener de este la información confidencial sobre unas investigaciones policiales.

Bolsonaro convocó una rueda de prensa para defenderse de las acusaciones de su antiguo aliado. Durante la misma negó las acusaciones de Moro y cualquier intento de interferir en el trabajo de la Policía Federal .

Sin embargo, cuando los periodistas del Jornal Nacional, emitido en TV Globo, le preguntaron a Moro si tenía evidencia de los cargos contra el jefe de Estado, el exministro presentó imágenes de sus intercambios de mensajes entre él y el mandatario.

"El presidente venía insistiendo en interferir en las superintendencias de la Policía Federal en Río de Janeiro y Pernambuco, "sin que se me presentara una razón". dijo Moro.

Las evidencias son claras. En uno de los diálogos mostrados, el presidente braileño, envía un enlace a un artículo sobre una investigación realizada por la Policía Federal contra diputados bolsonaristas acompañado de una frase en la que dice: "otra razón para cambiarlo", refiriéndose al despido del director de la policía, Mauricio Valeixo.

Esta no es la única prueba que Moro aporta. En otras tomas se revela un diálogo en el que la diputada federal Carla Zambelli intentaba convencer a Sergio Moro de despedir a Mauricio Valeixo a cambio de un futuro puesto en el Tribunal Federal Supremo, cuyo nombramiento es hecho por el presidente.

Es más Bolsonaro ha quedado al descubierto después de haber acusado a Moro de pedir una vacante en la Corte Suprema para aceptar el cambio en la Policía Federal. Tal es así que en la conversación presentada se puede ver como el exministro rechaza la propuesta, diciendo: "No estoy a la venta".

De lo que no hay duda es de que Bolsonaro está en serios aprietos después de que las declaraciones de Sergio Moro hayan obligado a tomar cartas en el asunto al fiscal general de Brasil, Augusto Aras, quién ha solicitado al Tribunal Federal Supremo que abra una causa para investigar el comportamiento del presidente Bolsonaro y los posibles crímenes que pudo haber cometido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios