Intento de extorsión a Miguel Bosé

Intento de extorsión a Miguel Bosé
Ampliar
martes 15 de agosto de 2017, 10:29h
Le piden 60.000 dolares por no publicar unas fotos de sus hijos.

Miguel Bosé presentó la semana pasada una denuncia ante la Policía Nacional asegurando que está siendo víctima una extorsión económica a partir de un ciberataque en su teléfono móvil.

Según consta en la denuncia, durante toda la madrugada del pasado 7 de agosto recibió varios correos electrónicos y mensajes de whatsApp en el que le pedían 60.000 dólares por unas fotos suyas con sus hijos. Le advertían de que si no se avenía a negociar la cantidad, las fotos serían vendidas a una revista y acabarían publicándose.

Las fotos habrían sido tomadas el pasado verano durante una visita del artista y sus hijos al parque temático Disneyland de Los Ángeles donde el cantante aceptó la invitación para figurar como imagen comercial, y donde exigió que a sus hijos no se les viese la cara .Bosé difundió luego la imagen en la red social Instagram añadiendo un mensaje que decía. disfrutando con mis hijos, Disneyland. El lugar más felíz del mundo os lo recomiendo,¡ una pasada!

Hasta aquí todo normal, los niños fueron fotografiados de espalda, tal y como el cantante español había solicitado, pero según Bosé en explicaciones a los agentes, tras la sesión de fotográfica oficial de la visita, sí permitió que le sacasen otras fotos en las que ya sí se reconocía a los menores, añadiendo que aquellas imágenes se las entregaron a él en un archivo informático y que la empresa según le dijera, había destruido las copias.

Al parecer no fue así.

El cantante declaró que la extorsión comenzó a la 01.08 horas de la madrugada del dia 7 de agosto cuando recibió un correo electrónico que decía lo siguiente: “Estimado Miguel Bosé le escribimos en relación a unas fotos que nos hicieron llegar a nuestra redacción y que intentan vendernos". Poco más tarde y desde otra dirección distinta recibió un segundo e-mail: “Señor Bosé, tenemos entendido que una reportera entró en comunicación con usted en relación a unas fotos que estamos queriendo vender a esta publicación, si tiene una mejor oferta… tenemos una oferta inicial de 60K USD (60.000 dólares) por todas las fotos. Eso nos ofrece… tenemos más fotos estas de Disney, otras en un jardín… usted diga qué quiere hacer…”. Este segundo remitente todavía tuvo tiempo para apremiarle por medio de otro email: “Queremos una respuesta rápida”. A las nueve de la mañana volvieron a insistir “Nos estamos cansando de no tener una respuesta, fue entonces cuando decidió poner la denuncia, entregando la dirección del remitente a la policía.

Sin embargo no fue al único al que le llegaron los mensajes, también los recibió su abogado al que en tono amenazante le comunicaban que " se estaban cansando de no tener respuesta e indicándole que " si tenian una oferta mejor , no venderían las fotos"

Según la policía que ha abierto una investigación el remite del correo deriva a una empresa sudamericana que ofrece sus servicios para decodificar contraseñas personales de cuentas de correo y redes sociales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios