Anne Hamilton-Byrne, líder de "La Familia", una secta australiana

lunes 15 de julio de 2019, 21:06h

Anne era una hermosa y carismática mujer que promovía el yoga y la meditación y que fundó la secta en los años 60.

Anne Hamilton-Byrne, líder de 'La Familia', una secta australiana
Ampliar

Sus seguidoresla veían como la reencarnación de Jesucristo y a los niños que vivían con ella les hacían creer que era su madre.

La Familia creía que el mundo se iba a acabar y sus seguidores tendrían que reeducar a los sobrevivientes.

Muchos de los niños, ahora adultos como Shenton, han hablado del trato cruel que recibieron. Shenton era un bebé, cuando su madre lo entregó a una famosa secta australiana llamada "La Familia", dirigida por Anne Hamilton-Byrne y William, su esposo.

Entre 14 y 28 menores vivían en una propiedad rural en las afueras de Melbourne, en el sur de Australia.

Las fotos de los cautivos, de los años 70 y 80, son bastante inquietantes. Se les ve vestidos con trajes iguales y todos llevan el mismo corte de pelo.

Muchos de ellos tenían el cabello rubio decolorado y los obligaban a tomar drogas.

Anne Hamilton Byrne, quien murió en junio, en Melbourne, a los 98 años, vivía en el extranjero la mayor parte del tiempo y visitaba ocasionalmente la propiedad de La Familia.

Shenton tuvo poco contacto con gente externa a su "familia", formada por los niños y unos autodenominados "tíos" y "tías".

Estos "tíos" los educaban, les impartían sesiones de yoga y meditación y eran muy leales a Anne.

Pero Shenton sí podía acceder al mundo exterior a través de libros. En ese entonces, le fascinaban los libros de historia sobre la Segunda Guerra Mundial.

Empezó a referirse a la propiedad en la que vivía como "campo de concentración".

"Vivíamos detrás de alambres de púas. Los 'tíos' eran los guardias. Era solo un apelativo, pero había coincidencias", dice Shenton a Emily Webb, del programa Outlook de la BBC.

Aquí un resumen de su conversación con Webb sobre la vida con "La Familia".

Había un libro de reglas y castigos aprobadas por Anne. Variaban entre escribir miles de líneas, recibir correazos y sumergirnos en el agua hasta casi asfixiarnos. Otro de los castigos era sostener las manos de la gente sobre velas encendidas. Ver eso podía dejar una seria cicatriz emocional.

" Había mucho miedo . No sabías cuándo habría un castigo.Sobreviví volviéndome el "soplón de la clase". Cuando me enojaba mucho con mi hermano menor, que tenía asma, esperaba a que hiciera algo y lo acusaba, sabiendo que lo encerrarían en el baño y lo pasaría mal. Así que pude usar el abuso de los mayores para no tener que hacer nada yo directamente. Me tomó mucho tiempo pedirle perdón. Él ha entendido amablemente de dónde venía eso. Pero tienes que vivir con esas cosas". "No éramos un grupo, no permitían que nadie estableciera relaciones cercanas. Anne quería el único afecto y todo el afecto. Tan pronto como veían que surgía algún nivel de unión, éramos rápidamente separados. Nos daban golpes con el tacón de aguja" " Cuando Anne y su esposo volvían del extranjero, Era casi como si llegara una estrella de rock. estabamos muy emocionados, pero al mismo tiempo había mucho miedo. A menudo preguntábamos si estaba de buen o mal humor y el mal humor significaba que el infierno se desataba. Ella era muy carismática, se había sometido a cirugías plásticas, se vestía bien, y realmente atraía a la gente".

"Todos hablabamos de ella como su madre. Recuerdo mucho el Valium, hasta el punto que muchos de nosotros éramos muy sensibles a la luz. La luz del sol era extremadamente dolorosa. Luego, cuando cumplías 14 o 16 años, era el LSD"

El 14 de agosto de 1987, dos de las chicas de la secta se escaparon y fueron a la policía para contarles sobre el abuso emocional y físico que sufrían y para que rescataran a los otros niños. Ese día, más de 100 agentes llegaron a la propiedad.

Ninguna. Estaban ahí para rescatarnos. Pero en La Familia nos habían dicho muchas veces que la policía nos llevaría en una bolsa, nos golpearían y nos tirarían al lago. Así que no estaba demasiado emocionado con su llegada.

La investigación de La Familia reveló la forma en que 28 niños habían acabado bajo el cuidado de Anne, pensando que ella era su madre. En la década de 1960 había más embarazos no deseados y Anne se aprovechó de eso. La mujer adoptó ilegalmente a niños nacidos de madres solteras e incluso le pidió a algunos de sus 500 seguidores que les entregaran a sus propios bebés. Anne nunca fue acusada de abuso infantil ni fue a la cárcel. La policía dijo que no había suficiente evidencia física. Solo la multaron con 5.000 dólares australianos por falsificar documentos de nacimiento.

Un investigador encargado de averiguar el origen real de los niños descubrió que Joy, la verdadera madre de Ben, había sido una de las "tías". Ben la conocía y de hecho la odiaba. Joy había conocido a Anne cuando empezó a hacer yoga como intento de remediar unos dolores crónicos muy fuertes causados por un accidente automovilístico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.