Clanes de carteristas rumanos operan en Sevilla con total impunidad

Clanes de carteristas rumanos operan en Sevilla con total impunidad
Clanes de carteristas rumanos operan en Sevilla con total impunidad
¿Es necesario cambiar la ley para poder expulsar e impedir la entrada de estos delincuentes en España. Se calcula que son centenar y medio los delincuentes operan en el centro de Sevilla. Los robos han crecido un 6% en los tres primeros meses del 2019, ha ello se suma la falta de policías y que los delincuentes son detenidos hoy y salen mañana a pesar de ser reincidentes. Algo falla, ¿pero qué?

Distintos medios de comunicación se hacen eco de una problemática en Sevilla, extrapolable a otras ciudadades. El dato de la capital hispalense según el Diario de Sevilla es que "más de 150 carteristas rumanos están operando en Sevilla desde el pasado mes de mayo, cuando llegaron a la ciudad procedentes de su país y de otras ciudades españolas en las que estaban asentados, como Madrid, Barcelona o Málaga".

Esta situación no es nueva, se da en la mayoría de las grandes ciudades, es decir en casi todas las capitales de España y ciudadaes turísticas importanters de la costa.

En Sevilla son miembros de al menos cuatro clanes muy numerosos, "originarios de distintas localidades ubicadas en la parte más oriental de Rumanía, casi en la frontera con Moldavia. Las ciudades de las que proceden son principalmente tres: Roman, Bacau e Iasi."

"Estas organizaciones familiares funcionan de manera itinerante. Cuando llevan semanas robando en alguna ciudad y ya han despertado las sospechas de la Policía, se mudan a otra zona de España. En Andalucía están cometiendo robos con mucha frecuencia no sólo en Sevilla. También actúan en Ronda y en Córdoba. Las bandas de carteristas han evolucionado en su modus operandi. En un principio se alojaban en hoteles, pero descubrieron que éstos están muy controlados por la Policía Nacional. Ahora lo hacen en casas que alquilan por periodos de larga duración e incluso en apartamentos turísticos."

Evitan los hoteles, prefieren alquilar un piso. Por lo general lo hace un miembro que no tenga antecedentes. Tras eél llega el resto de la banda. Las ciudades en las que suelen operar son ciudadades turísticas, con el perjuicio que conlleva los robos que llevan a acabo y la imagen que los turistas se llevan de la ciudad, a la que por lo general , no vuelven.

Denuncian los comerciantes que los carteristas se mueven por la ciudad con impunidad, tanto es así que a muchos ya se les conoce. Operan por lo general en los aledaños de los grandes monumentos y en las calles más concurridas, en Sevilla por ejemplo, cerca de la Catedral, del Alcázar, Plaza de España , en las cercanías de la Plaza de Toros y calles céntricas. Los hurtos se incrementan en fechas como Semana Santa y Feria de Abril, donde estos clanes acuden como las moscas a la miel.

En Sevilla se registra una media de 50 casos de hurto diarios. Entre enero y marzo de 2019 se denunciaron en Sevilla 4.467 hurtos, lo que supone casi un 6% que en el mismo periodo del año anterior, cuando fueron 4.217.

Estos grupos conocidos por la policía por su reincidencia, son cada día más y por consiguiente un problema que atajar sin caer en tópicos como xenofobia o racismo por la raza o el país de origen del delincuente que no es el caso, aunque ciertas asociaciones lo utilicen cuando no generalizamos y hablamos de clanes de un pais concreto como es el caso.

"Los rumanos que están actuando durante estas semanas en la capital, son personas que llegaron en mayo, justo después de celebrar la Pascua ortodoxa" aclara el Diario de Sevilla delimitando el país de origen de estas personas que nada aportan y utilizan España, unicamente para delinquir.

Entre sus víctimas principales, están los japoneses, que ven España como un destino ideal, pero inseguro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios