Desesperada, fue detenida tras intentar matar a su hija y suicidarse después de pasar varias noches en la calle

Desesperada, fue detenida tras intentar matar a su hija y suicidarse después de pasar varias noches en la calle

La mujer fue detenida antes de cometer el asesinato había sido desahuciada en numerosas ocasiones, la última recientemente.

La deseperación lleva al ser humano a límites insospechados.

La mujer que ha sido detenida antes de matar a su hija y suicidarse levaba varios días durmiendo al raso entre bolsas llenas de ropa y cartones por colchón.

Se trata de una mujer minusválida quue con su hija se refugiaba en un soportal lateral del Ayuntamiento de Torremolinos.

Vivía en la calle después de que las echaran por impago de la habitación que ocupaban en un hostal de la localidad. Entre los vecinos de la zona ya eran conocidas por vagar por las inmediaciones del edificio consistorial, protestar con pequeñas pancartas y pasar los días en los bancos de la plaza.

La madre que tiene 55 años, se encuentra bajo custodia policial y en calidad de detenida por, supuestamente, intentar matar a su hija que sufre una discapacidad y se desplaza en una silla de ruedas. Luego intentó suicidarse utilizando el cuchillo con el que había apuñalado a su hija.

La fortuna hizo que un barrendero tras percatarse del charco de sangre llamara a la Policía Local, que a dieron aviso a los servicios de emergencias sanitarias después de parar la hemorragia de ambas tras practicarles unos torniquetes

La hija presentaba según fuentes médicas un corte profundo en la muñeca derecha y había perdido mucha sangre. Por su parte la madre, también tenía en la muñeca izquierda otro cote aunque de menos gravedad.

Fue la propia progenitora quien confesó a los agentes lo sucedido, manifestando haberle dado una pastilla para que no sintiera dolor.

Sus vidas yan no corren peligro. La madre, será examinada por el área de psiquiatría del hospital, donde ingresó bajo custodia de la Policía Local de Torremolinos

Lo verdaderamente preocupante es que en varias de sus visitas al Ayuntamiento de Torremolinos, la madre ya había advertido de que se cortaría las venas. Fuentes consultadas por este periódico confirman que la familia recibe ayudas municipales desde hace casi tres décadas. La discapacidad que sufre la hija sería de grado III, es decir, de gran dependencia, según ha podido averiguar este periódico. Este miércoles tenían concertada una reunión con una trabajadora social, cita a la que no acudieron pese a llevar varios días pernoctando en los alrededores del Ayuntamiento. Desde el ayuntamiento le buscaron el hostal para que pudieran pernoctar pero la situación de madre e hija se complicó cuando fueron desahuciadas, según parece tras un cambio en la propiedad del establecimiento.

A la penosa situación económica se suma ahora una investigación policial que podría tener graves consecuencias penales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.