Thomas Handrick, el hombre detenido en Tenerife de nacionalidad alemana y su mujer Shylvia estaban en proceso de separación

Thomas Handrick, el hombre detenido en Tenerife de nacionalidad alemana y su mujer Shylvia estaban en proceso de separación

jueves 25 de abril de 2019, 13:48h

El padre que asesinó a su mujer y su hijo en Tenerife los bajó del coche para mostrarles la cueva, donde los asesinó y aparecieron los cadáveres. La mujer y los dos hijos habían volado desde Alemania para pasar con el padre las vacaciones.

El presunto asesino lo tenía todo planeado. El pasado martes subió al coche a su mujer e hijos y les dijo que les llevaría de excursión.

Fuentes cercanas a la familia y a la investigación han confirmado esta información que tanto el hijo de 10 años asesinado como el hijo de 5 años aún desconocían.

Thomás, alemán de 43 años, residía en la localidad de Adeje (Santa Cruz de Tenerife). Su esposa Silvia, de 39 años, y sus dos hijos, de 10 y cinco años, vivían en Alemania desde donde habían volado desde Alemania para pasar con él las vacaciones.

El presunto asesino les invitó a conocer la zona y más concretamente el Barranco del Infierno, nomnbre premonitorio de lo que más tarde vivirían.

Una vez en el lugar les pidió que bajaran del coche para mostrarles una cueva.

Fu een esa cueva donde los investigadiores encontraron los cadáveres de Silvia, de 39 años, y de su hijo mayor, de 10 años tras casi 24 horas de búsqueda en la que participaron más de un centenar de personas.

De la muerte se libró el hijo menor del matrimonio, un niño de sólo cinco años, que logró escapar de la gruta y que una vez encontrado casualmente en el monte y desorientado, por una mujer contó lo sucedido.

El pequeño fue llevado hasta las dependencias de la policía local de Adeje, después de que un vecino alemán hiciera de traductor después de escuchar al chiquillo.

Fue así como los agentes supieron que el padre había golpeaba a la madre del niño y al hermano mayor de este en una cueva a la que el progenitor los había llevado. Relató también que vio a su madre en el suelo, inconsciente y sin dientes, que había sangre y que, asustado, echó a correr y se alejó del lugar.

La Guardia Civil, localizó r al padre en su vivienda en Adeje. El presunto asesino reconoció que había tenido un desencuentro con ella, e incluso que habían discutido, pero aseguraba que la había dejado a ella y los niños en la zona de la Boca del Paso, a medio camino entre el Barranco del Infierno y La Quinta, el lugar donde apareció el pequeño. Añadió que se había tomado unos calmantes y que no recordaba nada. Cuando los agentes le preguntaron por el golpe que presentaba en la cara y las heridas recientes de los nudillos, H. T. respondió que se había caído por un barranco y que las lesiones eran por los intentos de agarrarse para tratar de subir.

Los agentes se fueron pero no tardaron en volver, para detenerlo tras acusarlo de violencia de género.

En la busqueda de la mujer participaron unidades de la Guardia Civil y de la Policía Local, así como la UME del Ejército, perros especialistas y un helicóptero que no tardarían en localizar la cueva con la colaboración de un hombre asiduo a la zona y que conocía bien las grutas que había en aquellos barrancos.

Ahora y según la prensa alemana, se sabe que el matrimonio estaba en proceso de separación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Nuevodiario.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.