En Ciudadanos, la norma suele ser predicar, pero no dar ejemplo.Villacís ocultó una sociedad patrimonial desde su salto a la política.
En Ciudadanos, la norma suele ser predicar, pero no dar ejemplo.Villacís ocultó una sociedad patrimonial desde su salto a la política.

En Ciudadanos, la norma suele ser predicar, pero no dar ejemplo.Villacís ocultó una sociedad patrimonial desde su salto a la política.

martes 19 de febrero de 2019, 13:03h

En total, el valor de mercado de los tres inmuebles ronda los dos millones de euros, un patrimonio que ocultó en sus declaraciones de bienes. No es la única, otros ejemplos son Toni Cantó o Diego Clemente entre otros.

Los políticos y en este caso Begoña Villacís, concejal municipal desde 2015 y candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid está obligada a declarar tanto sus bienes como sus actividades, y entre ellas los cargos mercantiles, según establece el artículo 8.1 h) de la Ley de Transparencia y el 75.7 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local (LBRL).

Pero a Villacís, que fue administradora solidaria de la sociedad desde febrero de 2007 hasta marzo de 2018, se le olvidó y no lo reflejó en sus declaraciones de 2015, 2016 y 2017.

La edil asegura que fue un “error” no inscribir su cese en el Registro Mercantil, pero insiste en que no hizo ni firmó “nada” en nombre de la sociedad pasando a ser el dueño del 100% de las participaciones sociales.

48 horas antes de las elecciones municipales de 2015 , y a solo veinte días de que Villacís tomara posesión de su acta de concejal, su pareja, el abogado Suárez-Valdés, corrió hasta el Registro Mercantil para inscribir una declaración de unipersonalidad de la sociedad.

Villacís y su esposo crearon la sociedad mercantil en 2007 y registraron como objeto social el “asesoramiento jurídico y para la construcción, promoción, rehabilitación, compraventa y arrendamiento de todo tipo de bienes inmuebles” iniciando operaciones con el capital social mínimo permitido, 3.010 euros.

Un año después, en 2008, ambos adquirieron a través de Iuriscontencia SL una parcela de 2.000 metros cuadrados en una zona residencial del municipio madrileño de Villanueva de la Cañada. La sociedad edificó una vivienda de 667 metros cuadrados -que la líder usó como domicilio y despacho profesional- y declaró la obra nueva en el año 2012, según refleja la documentación del Catastro.

Según la Vanguardia, en abril de 2016, con Villacís simultaneando su administración solidaria de la sociedad con la portavocía de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, la empresa adquirió dos inmuebles más en la capital, en el barrio de Argüelles. Una oficina de dos plantas de 176 metros cuadrados y una plaza de garaje en el mismo edificio.

En total, el valor de mercado de los tres inmuebles ronda los dos millones de euros. Un patrimonio que ocultó en sus declaraciones de bienes en las que únicamente consignó los otros cuatro inmuebles que tiene a su nombre como persona física. Se trata de tres viviendas en Madrid y otra en Villanueva del Pardillo. Dos de ellas le pertenecen al 50% y las otras dos al 33%, con valores catastrales que van desde los 64.701 euros a los 140.813 euros. Todos ellos los adquirió entre 2004 y 2012.

Otro que hace de su capa un sayo y pide cumplimiento para los demás pero no para él es Toni Cantó que utilizó una mercantil para gestionar una casa con parcela de 4.000 metros en Canarias y engañó al congreso al consignar esta finca como un piso, de igual manera que no registró en su declaración en el congreso el apartamento sito en Oropesa del que es propietario.

Y con ello de que quienes hacen las leyes hacen la trampa, otro que aprendiendo pronto ha cogido la misma escuela , es Diego Clemente, diputado de Ciudadanos por Almería que es administrador único según escritura pública que no registra y guarda en un cajón de la mercantil Sociedad Gestión y Desarrollo de Inversiones Almería que ha sido obviada en su declaración de bienes al Congreso de los Diputados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios